Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 11: El refugio del justo

Salmo 11:1 El refugio del justo[a] Al músico principal. Salmo de David. En Jehová he confiado; ¿cómo decís a mi alma que escape al monte cual ave?,

Salmo 11:2 porque los malos tienden el arco, disponen sus saetas sobre la cuerda, para lanzarlas en oculto a los rectos de corazón.[b]

Salmo 11:3 Si son destruidos los fundamentos, ¿qué puede hacer el justo?[c]

Aunque a David le hubiese gustado escapar de todas sus dificultades, ello es imposible porque sus enemigos y las circunstancias adversas lo rodean.

Salmo 11:4 Jehová está en su santo Templo;[d] Jehová tiene en el cielo[e] su trono; sus ojos observan, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.[f]

David se vio forzado a huir para salvar su vida en varias ocasiones. Ser el rey ungido de Dios no lo hizo inmune a la injusticia y al odio de otros. Este salmo pudo haber sido escrito cuando David estaba siendo perseguido por el rey Saúl, o durante los días de la rebelión de Absalón. En ambas ocasiones, David huyó, pero no porque todo se hubiera perdido sino porque sabía que Dios tenía las riendas. Si bien evitó los problemas con sabiduría, no huyó de ellos por temor.

David parece estar hablando a aquellos que le aconsejan huir de sus enemigos. La fe de David contrastaba dramáticamente con el temor de sus consejeros. La fe en Dios nos impide perder la esperanza y nos ayuda a resistir el miedo. Los consejeros de David tenían miedo debido a que veían sólo circunstancias aterradoras y fundamentos que se desmoronaban. David estaba seguro y optimista porque sabía que Dios era más grande que cualquier cosa que sus enemigos pudieran llevar en su contra.

Cuando se sacuden los fundamentos y usted desea esconderse, recuerde que Dios sigue llevando las riendas. Su poder no ha disminuido por el curso que hayan tomado los acontecimientos. Nada sucede sin su conocimiento ni su permiso. Cuando tenga ganas de salir huyendo, huya hacia Dios. El restaurará la justicia y la bondad en la tierra en su tiempo.

Salmo 11:5 Jehová prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia los repudia su alma.

Es una prueba para la paciencia y la fe del justo contemplar al malvado cometiendo injusticias. El Señor espera hasta ver quien se mantiene fiel a los caminos de la justicia.

Dios no evita que los creyentes tengan circunstancias difíciles, sino que pone a prueba tanto al justo como al malvado. Para algunos, las pruebas de Dios se vuelven como fuego que refina, mientras que para otros, se vuelven un incinerador para destrucción. No haga caso omiso de las pruebas y los retos que surjan en su paso por la vida. Uselos como oportunidades de crecer.

Salmo 11:6 Sobre los malos hará llover calamidades; fuego, azufre[g] y viento abrasador serán la porción de su copa.

Azufre : Asociado a veces con el castigo divino. El cáliz representa las experiencias amargas que se deben enfrentar. Véase Mateo 26:39, donde Jesús tuvo que beber del cáliz, consciente de que se aproximaba el momento de su sacrificio.

Salmo 11:7 Porque Jehová es justo y ama la justicia, el hombre recto verá su rostro.

Mirará : La recompensa de una persona buena es mirar a Dios cara a cara.

Súplica individual. Oración de confianza

Este Salmo demuestra cómo orar frente a consejos equivocados. Tales consejos pueden venir de amigos bien intencionados o de opositores que desean hacer caer al siervo de Dios. El Salmo puede reflejar un episodio en la vida de David, pero es apropiado para toda situación en que personas o poderes se oponen al creyente o a la iglesia.

Consejos equivocados

El salmista empieza afirmando su fe en Jehová, después habla de los detractores. El que habla está siendo atacado por los impíos, pero no es claro si el consejo equivocado es de ellos o de amigos. Le están aconsejando que huya, pues ya todo está perdido; mejor es abandonar la lucha y salvar su propia vida. Cuántas veces el siervo de Dios en la batalla espiritual está tentado (y aconsejado) de seguir la misma sugerencia equivocada.

El versículo 2 indica el peligro, que es peligro de muerte, pues los enemigos tienen las armas listas para disparar contra los rectos de corazón. Los fundamentos (versículo 3) puede referirse a personas (líderes) o a la ley y el orden. Según los consejeros, ya el justo no puede hacer nada.

El arco, las flechas y la cuerda

Los fundamentos, sean personas o principios, siempre son importantes. El diablo trata de destruirlos; si puede destruir la confianza en las Escrituras o la dependencia de Dios, o si puede cegar a los creyentes a las realidades espirituales, logra debilitar la iglesia y anular su impacto en la sociedad.

El Salmo es rico en su construcción literaria. Nótense algunas figuras y contrastes repetidos:

1) la idea de refugio o asilo, al monte, en su templo, en Jehová;

2) Dios aborrece al impío pero ama la justicia;

3) los malos se esconden, en oculto, pero Dios ve y examina y al final los rectos contemplarán su rostro.

La respuesta de fe

El salmista no cae en la trampa del consejo equivocado porque confía en Dios, y esta confianza se basa en fundamentos firmes: el carácter y la naturaleza de Dios. En contraste con el versículo 3, el versículo 4 habla de firmeza; Dios está firme; el que está anclado en él tiene fundamentos sólidos. De modo que el salmista no huye de la batalla o de la prueba porque sabe que Dios mira todos los detalles, es justo y es poderoso para cuidarlo y para hacer justicia a los impíos.

Templo puede ser terrenal o celestial. Trono habla del señorío de Dios sobre todo. Dios ve todo y examina a cada persona en este universo. La palabra vista (‘af’ af) se traduce “párpados”, pero algunos prefieren “pupila”, de modo que vista expresa bien la idea.

Dios distingue entre el justo y el impío. El justo puede sufrir pruebas también, pero son pruebas para purificar su vida. La palabra prueba (bajan) se usa también para la purificación de metales por medio del fuego.

Pero lo que va a caer sobre el impío es el castigo de Dios porque su alma aborrece…; su alma es Dios mismo, la naturaleza de su ser es aborrecer el mal. Hará llover es preferido sobre “que haga llover”, como algunos lo traducen. El salmista usa el lenguaje del relato de la destrucción de Sodoma y Gomorra.

La porción de la copa (versículo 6) es una figura de la suerte o el destino. La figura se remonta a la mitología antigua en que los dioses celebraban fiestas de bebida en que se decidía la suerte de los hombres. A veces el contenido (veneno) de la copa determinaba el destino de uno. En la Biblia no hay nada de mitología de este tipo, pero quedan tales figuras como modismos en el lenguaje de la gente.

El versículo 7 indica dónde está la seguridad del creyente. Además, el justo disfruta de la comunión con Dios. Es posible entender aquí un vistazo de la vida de “ultratumba”, después de la muerte

Jehová prueba al justo

El significado de la prueba de la fe.

1. Dios prueba la sinceridad de nuestra fe (Genesis 22:1-12).

2. Dios prueba nuestra fe para aumentarla (Job 13:15).

3. Dios prueba nuestra fe para afirmarla (1 de Pedro 1:7).

4. Dios prueba nuestra fe para que produzca fruto (Juan 15:2).

5. Dios prueba nuestra fe para testificar a otros (2 de Corintios 11:23-28; Filipenses 1:12).

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar