Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 69: Plegaria por liberación

Salmo 69:1  Para el director del coro; según Sosanim. Salmo de David. Sálvame, oh Dios, porque las aguas me han llegado hasta el alma.

Este es uno de los salmos más citados en el Nuevo Testamento y a menudo se aplica al ministerio y sufrimiento de Jesús. El versículo 4, al igual que Juan 15:25, habla de los muchos enemigos de Jesús. La experiencia de que nuestros hermanos se burlen de nosotros se expresa en Juan 7:5. El versículo 9 describe el celo que David sentía por Dios. Cristo mostró gran celo cuando lanzó a los cambistas fuera del templo. Pablo citó parte de 69.9 en Romanos 15:3. El gran sufrimiento de Cristo se describe en 69.20, 21. Los versículos 22 al 28 se citan en Romanos 11:9-10; y Pedro aplicó el 69.25 a Judas.

Salmo 69:2  Me he hundido en cieno profundo, y no hay donde hacer pie; he llegado a lo profundo de las aguas, y la corriente me anega.

Salmo 69:3  Cansado estoy de llorar; reseca está mi garganta; mis ojos desfallecen mientras espero a mi Dios.

David lloró hasta quedar físicamente exhausto, con la garganta seca y los ojos hinchados. Lloró hasta no poder más, aun así seguía confiando en que Dios lo salvaría. Cuando nos sintamos devastados por la muerte o por la tragedia, no necesitamos desmayar ni desesperar, ya que podemos volvernos a Dios y pedirle que nos salve y nos ayude. Las lágrimas seguirán corriendo, pero no lloraremos en vano.

Salmo 69:4  Más que los cabellos de mi cabeza son los que sin causa me aborrecen; poderosos son los que quieren destruirme, sin razón son mis enemigos, me hacen devolver aquello que no robé.

Jesús aplica esta frase (aborrecieron) a aquellos que lo rechazaron

Salmo 69:5  Oh Dios, tú conoces mi insensatez, y mis transgresiones no te son ocultas.

Salmo 69:6  ¡No se avergüencen de mí los que en ti esperan, oh Señor, DIOS de los ejércitos! ¡No sean humillados por mí los que te buscan, oh Dios de Israel!

Salmo 69:7  Pues por amor de ti he sufrido vituperio; la ignominia ha cubierto mi rostro.

Salmo 69:8  Me he convertido en extraño para mis hermanos, y en extranjero para los hijos de mi madre.

Salmo 69:9  Porque el celo por tu casa me ha consumido, y los vituperios de los que te injurian han caído sobre mí.

Estas palabras sobre el celo son utilizadas para describir la pasión con que Jesús limpió el templo de mercaderes. Sobrellevar los vituperios de otros también fue una de sus características

Salmo 69:10  Cuando lloraba afligiendo con ayuno mi alma, eso se convirtió en afrenta para mí.

Salmo 69:11  Cuando hice de cilicio mi vestido, me convertí en proverbio para ellos.

Salmo 69:12  Hablan de mí los que se sientan a la puerta, y soy la canción de los borrachos.

Salmo 69:13  Pero yo elevo a ti mi oración, oh SEÑOR, en tiempo propicio; oh Dios, en la grandeza de tu misericordia, respóndeme con tu verdad salvadora.

¡Cuántos problemas enfrentó David! Se burlaron de él, lo escarnecieron, lo humillaron e hicieron objeto de la murmuración de toda la ciudad. Pero aun así oró. Cuando nos vemos completamente humillados, nos vemos tentados a apartarnos de Dios, a renunciar a todo y a dejar de confiar en El. Cuando su situación parezca desesperada, determine que sin importar cuán malas se vuelvan las cosas, usted continuará orando. Dios escuchará su oración y lo rescatará. Cuando otros nos rechazan, necesitamos más de Dios. No se aparte de su amigo más fiel.

Salmo 69:14  Sácame del cieno y no me dejes hundir; sea yo librado de los que me odian, y de lo profundo de las aguas.

Salmo 69:15  No me cubra la corriente de las aguas, ni me trague el abismo, ni el pozo cierre sobre mí su boca.

Salmo 69:16  Respóndeme, oh SEÑOR, pues buena es tu misericordia; vuélvete a mí, conforme a tu inmensa compasión,

Salmo 69:17  y no escondas tu rostro de tu siervo, porque estoy en angustia; respóndeme pronto.

Salmo 69:18  Acércate a mi alma y redímela; por causa de mis enemigos, rescátame.

Salmo 69:19  Tú conoces mi afrenta, mi vergüenza y mi ignominia; todos mis adversarios están delante de ti.

Salmo 69:20  La afrenta ha quebrantado mi corazón, y estoy enfermo; esperé compasión, pero no la hubo; busqué consoladores, pero no los hallé.

Salmo 69:21  Y por comida me dieron hiel, y para mi sed me dieron a beber vinagre.

De acuerdo con Mateo 27:34, la hiel y el vinagre fueron ofrecidos a Jesús durante la agonía de su crucifixión.

Salmo 69:22  Que la mesa delante de ellos se convierta en lazo, y cuando estén en paz, se vuelva una trampa.

Salmo 69:23  Núblense sus ojos para que no puedan ver, y haz que sus lomos tiemblen continuamente.

Salmo 69:24  Derrama sobre ellos tu indignación, y que el ardor de tu ira los alcance.

Salmo 69:25  Sea desolado su campamento, y nadie habite en sus tiendas.

Judas, quien traicionó a Jesús, se convirtió de acuerdo con la profecía en el objeto de estas maldiciones, incluyendo la desolación de su habitación

Salmo 69:26  Porque han perseguido al que ya tú has herido, y cuentan del dolor de aquellos que tú has traspasado.

Salmo 69:27  Añade iniquidad a su iniquidad, y que no entren en tu justicia.

Salmo 69:28  Sean borrados del libro de la vida, y no sean inscritos con los justos.

El libro de los vivientes es la lista que Dios tiene de los que están a bien con El y le son fieles. El uso que hace el Nuevo Testamento del «libro de los vivientes» indica a los que recibirán vida eterna

Salmo 69:29  Pero yo estoy afligido y adolorido; tu salvación, oh Dios, me ponga en alto.

Salmo 69:30  Con cántico alabaré el nombre de Dios, y con acción de gracias le exaltaré.

Salmo 69:31  Y esto agradará al SEÑOR más que el sacrificio de un buey, o de un novillo con cuernos y pezuñas.

Salmo 69:32  Esto han visto los humildes y se alegran. Viva vuestro corazón, los que buscáis a Dios.

Cuando David dice «vivirá vuestro corazón», significa que «se sentirán contentos y gozosos». La mayoría de la gente quiere un gozo perdurable y hará casi cualquier cosa para obtenerlo, desde arrebatar el dinero hasta involucrarse en aventuras amorosas. La única fuente genuina para la felicidad es Dios y recibimos un gozo duradero solo cuando lo buscamos. ¿De qué forma trata de encontrar la felicidad? Busque a Dios y viva de la manera en la que El quiere y pronto encontrará el verdadero gozo.

Salmo 69:33  Porque el SEÑOR oye a los necesitados, y no menosprecia a los suyos que están presos.

Salmo 69:34  Alábenle los cielos y la tierra, los mares y todo lo que en ellos se mueve.

Salmo 69:35  Porque Dios salvará a Sion y edificará las ciudades de Judá, para que ellos moren allí y la posean.

Salmo 69:36  Y la descendencia de sus siervos la heredará, y los que aman su nombre morarán en ella.

Suplica individual e imprecativa

El salmista es un hombre vulnerable, angustiado y perseguido por sus enemigos. El Salmo puede ser de David; por su estilo algunos piensan que fue escrito por Jeremías; la parte final sugiere el tiempo posexílico. Puede ser que Jeremías o alguien más tarde usara un material que venía de David.

El Salmo es similar en tono al Salmo 22; como aquel, habla de sufrimiento no merecido y debido mayormente a la fidelidad a Dios. Así, algunas frases señalan hacia el Mesías y se citan en el NT. Varios versículos se repiten en el Salmo 102. Se notan también semejanzas con el Salmo 40.

Clamor de angustia

El salmista se encuentra en una situación crítica. Hasta mi alma indica el fondo de su ser; puede llevar además el sentido original de nefesh (alma) que era “cuello” o “garganta”. Aguas es figura de calamidades. Su vida está en peligro; está para ahogarse en este mar de problemas que incluye la persecución y la enfermedad. Está angustiado porque ha estado clamando sin recibir la respuesta de Dios.

Sin causa. La persecución no es por causa del salmista, sino porque los que lo persiquen son enemigos de Dios. Juan cita esta frase y dice que fue cumplida en Cristo.

Explicación de la situación y un auto examen

El salmista explica los detalles de su situación angustiada; a la vez, reconoce sus propias fallas. Quiere que Dios le examine; es moralmente sensible, no quiere que sus fallas perjudiquen a otros. El versículo 7 hace claro que le insultan y lo persiguen porque está sirviendo a Dios. Todo esto está afectando a su familia también.

Las dos partes del versículo 9 son citadas en el NT para decir que se cumplió en Cristo. Esto no niega su aplicación a la situación del salmista, pero bajo la inspiración del Espíritu de Dios, el salmista escribió detalles que señalaban hacia el Mesías y tendrían su cumplimiento más pleno en Cristo.

La profunda consagración a Dios trajo más ataques de los enemigos. A menudo la consagración a Dios hace a un cristiano el blanco de burla y mofa, aun en el nivel público en los medios de comunicación.

Plegaria por liberación

Sin embargo, a pesar de la situación desesperante, el salmista confía en Dios. Habla de su buena voluntad, su gran bondad (jesed “amor”) y su verdad. La base doctrinal es importante en la oración; uno pide y confía porque sabe quién es Dios.

Este Salmo exhibe un gran nivel literario. La estructura está muy desarrollada. Los juegos de palabras y paralelos entre estrofas aumentan su impacto. Se notan paralelos entre la estrofa anterior y ésta:

1) el contraste entre la dureza de los enemigos en el versículo 4 y la ternura y compasión de Dios en el versículo 16;
2) sufre afrenta y confusión en el versículo 7, en el 19 Dios conoce su afrenta y su confusión:
3) En el versículo 10 habla de ayuno y sacrificio, en el versículo 21 los enemigos le dieron hiel (hierba amarga o venenosa), comida envenenada.

El versículo 14 destaca la intensidad de la oración; el versículo 15 indica que el salmista estaba en peligro de muerte. Pide que Dios intervenga ahora. Aplica el lenguaje del éxodo a su propia experiencia: redimela, líbrame. El lenguaje del éxodo se usa muchísimo a través de la Biblia para hablar de la salvación de Dios. Viene a ser una narración normativa en que el pueblo de Dios reexpresa su propia experiencia con Dios.

Se hace más difícil el sufrimiento del salmista porque nadie le ayuda ni se compadece de él (v. 20). Pero Dios conoce y entiende. El creyente en Cristo sabe que Jesús sufrió tales aflicciones.

Imprecación contra los enemigos

Nos cuesta entender las imprecaciones en varios salmos, pues en el Nuevo Pacto debemos amar y perdonar a nuestros enemigos. Se explica parcialmente por ver el celo del salmista por la honra de Dios. También está anunciando el juicio de Dios. Hemos de ver que por lo menos no toma venganza por sí mismo; la deja en manos de Dios. El lenguaje de estos salmos también se presta para la batalla espiritual contra los poderes malignos.

En cuanto a la estructura literaria se nota una serie de paralelos y contrastes entre el sufrimiento que “los malos” causan al salmista y el castigo que vendrá sobre ellos. Le dieron comida con veneno, la fiesta (mesa) de ellos será trampa y tropiezo. El está cansado y sus han desfallecido; ellos han de sufrir lo mismo. Le aborrecen; ellos caerán bajo la ira y el furor de Dios. Le hicieron rechazar por su familia; ellos quedarán sin casa; Se aprovecharon de los pecados de él; ellos sufrirán maldad sobre su maldad. Intentaron quitarle a él la bendición de Dios; ellos serán borrados del libro de Dios.

Aparentemente este Salmo fue usado mucho entre los primeros cristianos en su aplicación mesiánica. En Hechos 1:20 Pedro aplica el versículo 25 al castigo de Judas por traicionar a Jesús. En Romanos 11:9-10 Pablo dice que habla del castigo sobre el pueblo que rechaza a Jesucristo.

Alabanza por la salvación

Esta sección se puede dividir en tres partes en que el salmista presenta tres motivos de gozo:

1) su propia salvación
2) esto anima a todos los justos
3) la salvación y reconstrucción de Sion.

El yo del versículo 29 es enfático; la idea es: “Aunque está afligido, ya está viendo su liberación por Dios.” Ahora, por su fe, ve la victoria. Entonces, la respuesta espontánea es la alabanza a Dios; es la respuesta precisamente porque el salmista ama a Dios y quiere que él sea glorificado. Además, sabe que esta alabanza del corazón agrada a Dios más que todos los sacrificios, y él quiere agradar a Dios. Cuernos y pezuñas indican un animal limpio, aceptable para sacrificio y algo crecido (porque tiene cuernos), que valía más que un animal más joven.

El salmista no puede esconder su espíritu evangelizador, pues esta victoria dará gloria a Dios porque otros la verán y serán animados. No puede dejar de invitar a sus oyentes a que busquen a Dios. La frase es un mandato, buscad, y una promesa, vivirá. El salmista no duda que Dios responderá a su propia oración y puede decir a los demás que tienen necesidades que Dios les escuchará. Cuando uno relata su experiencia con Dios, debe despertar la fe de los oyentes.

Algunos piensan que los versículos 34-36 fueron agregados más tarde, pero otros los ven como parte de la estructura del Salmo. Por cierto aquí se amplía la alabanza; todo el universo alaba a Dios por lo que Dios hará en Sion y en Judá. Dios hace una obra duradera, de manera que los descendientes de los que sirven al Señor van formando una cadena de adoración y servicio. Es lo que Dios propone para nuestras familias y nuestras iglesias también.

El Salmo empieza con un clamor de angustia, pero termina con alabanza a Dios; la oración desesperada da lugar a la confianza que dirige a la adoración y al testimonio que han de resultar en más adoradores.

La soledad Romanos 69:17

La soledad es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Con frecuencia se citan cuatro tipos de soledad.

1.     La soledad del aislamiento. Las personas que viven solas y que se sienten presas en su confinamiento de soledad.
2.     La soledad de la alienación. Las personas que forman parte de un grupo, pero que sienten que no pertenecen a él.
3.     La soledad de la separación. Las personas cuando han dejado la escuela, o pierden a un ser querido, o pasan a través del trauma del divorcio.
4.     La soledad existencial. Como la denominan algunos teólogos, el sentimiento de estar fuera de contacto con Dios.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar