Logo

Salmo 93: La magnificencia del Rey creador

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Sal 93:1 El SEÑOR reina, vestido está de majestad; el SEÑOR se ha vestido y ceñido de poder; ciertamente el mundo está bien afirmado, será inconmovible.

La idea que inspira este poema real es que después que las demás cosas son barridas por las muchas aguas de la adversidad, las naciones hostiles o los poderes del mal, Jehová permanece firme, lo mismo que sus testimonios). La tradición judía declara que los siguientes siete salmos predicen alguna de las obras del Mesías. Se dice que el Salmo 93 se ha usado después del cautiverio en los servicios del templo y quizás se escribió durante la invasión de Senaquerib.

Sal 93:2 Desde la antigüedad está establecido tu trono; tú eres desde la eternidad.

Invitación a que Dios gobierne, la adoración y el reino. «Firme es tu trono desde entonces». La noción de que el avance del reino «establece» el trono de Dios debe ser comprendida mejor. Sería tonto pensar que el ser humano puede añadir o disminuir poder o gloria al gobierno del reino de Dios. Igualmente necio sería ignorar la responsabilidad que ha sido dada a los redimidos. Debemos dar la bienvenida al reino y enfrentar las situaciones en la tierra, invitando a la poderosa fuerza del Espíritu de Dios a remover las circunstancias difíciles o imposibles para transformarlas. Esto se hace mediante la alabanza: «Dad gracias [llenar la situación de alabanza] en todo [no «por» todo], porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús». Por lo tanto, invitamos el poder de la presencia de Dios en toda situación que enfrentamos. Oremos «Venga tu reino, hágase tu voluntad aquí». Entonces, llena tu vida de alabanza y así prepara un lugar para el trono de Dios. Al igual que los trompetistas de Gedeón y el coro de Josafat confundieron a sus enemigos y abrieron paso para la victoria que el Señor había prometido, la alabanza abre paso para el reino del Rey hoy.

Sal 93:3 Los torrentes han alzado, oh SEÑOR, los torrentes han alzado su voz; los torrentes alzan sus batientes olas.

Sal 93:4 Más que el fragor de muchas aguas, más que las poderosas olas del mar, es poderoso el SEÑOR en las alturas.

Sal 93:5 Tus testimonios son muy fidedignos; la santidad conviene a tu casa, eternamente, oh SEÑOR.

Que la casa de Dios (el templo) es un lugar de santidad lo reafirma Pablo en 1 de Corintios 13:17. La clave del eterno Reino de Dios es su santidad. La gloria de Dios no solo se manifiesta en su fortaleza, sino también en su carácter moral perfecto. Dios nunca hará algo que no sea moralmente perfecto. Esto nos da la seguridad de que podemos confiar en El, a la vez que coloca una demanda en nosotros. Nuestro deseo de ser santos (dedicados a Dios y moralmente limpios) es la única respuesta apropiada que podemos dar. Nunca debemos usar medios impíos para alcanzar una meta santa, ya que Dios dice: «Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios».

Un himno a la realeza de Jehová, Rey de la creacion

Este se considera uno de los “Salmos Reales”, un grupo de salmos que hablan del rey. La clasificación depende más de su contenido que de su forma literaria. Algunos de estos salmos reales hablan de las bodas del rey, algunos de su coronación y algunos tienen que ver con batallas, u oración antes de ir a la batalla o alabanza por la victoria. Estos salmos indican la relación entre Dios y el rey en Israel y su función especial en dirigir al pueblo de Dios. A la vez su lenguaje, bajo la inspiración de Dios, se proyecta hacia el Mesías que habría de venir. Los mismos israelitas vieron que ninguno de sus reyes cumplió plenamente la justicia y la paz proclamadas en estos salmos; así vieron en ellos predicciones de un rey davídico que vendría en el futuro, el Mesías. Jesús y los autores del NT también vieron en ellos muchas promesas mesiánicas.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR