Logo

2 de Samuel 13: Amnón y Tamar

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

2 de Samuel 13:25 El rey respondió a Absalón: –No, hijo mío, no vamos todos, para que no te seamos gravosos. Aunque porfió con él, el rey no quiso ir, pero lo bendijo.

2 de Samuel 13:26 Entonces dijo Absalón: –Pues si no, te ruego que venga con nosotros Amnón, mi hermano. –¿Para qué ha de ir contigo? –le respondió el rey.

2 de Samuel 13:27 Pero como Absalón insistía, dejó ir con él a Amnón y a todos los hijos del rey.[m]

2 de Samuel 13:28 Absalón había dado orden a sus criados diciendo: «Os ruego que miréis cuando el corazón de Amnón esté alegre por el vino; y al decir yo: “Herid a Amnón”, entonces matadlo. No temáis, pues yo os lo he mandado. Esforzaos, pues, y sed valientes».

2 de Samuel 13:29 Los criados de Absalón hicieron con Amnón como Absalón les había mandado. Entonces se levantaron todos los hijos del rey, y montando cada uno en su mula,[n] huyeron.

2 de Samuel 13:30 Aún estaban en camino cuando llegó a David un rumor que decía: «Absalón ha dado muerte a todos los hijos del rey; ninguno de ellos ha quedado».

2 de Samuel 13:31 Levantándose entonces David, rasgó sus vestidos y se echó en tierra; todos los criados que estaban junto a él, también se rasgaron los vestidos.

2 de Samuel 13:32 Pero Jonadab, hijo de Simea, hermano de David, habló y dijo: –No diga mi señor que han dado muerte a todos los jóvenes hijos del rey, pues sólo Amnón ha muerto; porque por mandato de Absalón había sido esto determinado desde el día en que Amnón forzó a su hermana Tamar.

Jonadab es la misma persona que le proporcionó a Amnón el plan para seducir a Tamar.

2 de Samuel 13:33 Por tanto, ahora no haga caso mi señor, el rey, de ese rumor que dice: “Todos los hijos del rey han muerto”, pues solo Amnón ha muerto,

2 de Samuel 13:34 y Absalón ha huido. ntre tanto, alzando sus ojos el joven que estaba de atalaya, miró y vio a mucha gente que venía por el camino que estaba a sus espaldas,[ñ] del lado del monte.

2 de Samuel 13:35 Entonces dijo Jonadab al rey: –Son los hijos del rey, que vienen; tal como tu siervo había dicho.

2 de Samuel 13:36 Cuando acabó de hablar, llegaron los hijos del rey, y alzando su voz lloraron. También el mismo rey y todos sus siervos lloraron con muy grandes lamentos.

2 de Samuel 13:37 Pero Absalón huyó y fue a refugiarse junto a Talmai hijo de Amiud, rey de Gesur.[o] Y David lloraba por su hijo todos los días.

Talmai : Abuelo materno de Absalón.

2 de Samuel 13:38 Así huyó Absalón, se fue junto a Gesur y estuvo allá tres años.

2 de Samuel 13:39 Y el rey David deseaba ver a Absalón, pues ya se había consolado de la muerte de Amnón.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR