Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Derribados, pero no destruidos

Camilo cae de rodillas en el ring de boxeo, el árbitro comienza la cuenta: 1, 2, 3… Camilo coge un segundo aire, se pone en pie, cobra fuerza y gana la pelea. No estoy de acuerdo con el deporte de boxeo, pues es violencia; no obstante, lo consideré un buen ejemplo para describir lo que quiero decir.

Durante nuestra vida recibimos golpes que nos dejan aturdidos, pensamos que todo se acabó. Se apodera de nosotros la impotencia, se debilitan las fuerzas y se nos escapa la vida.

Cuando eso sucede es hora de coger un segundo aire, declarar y creer lo que dice la Biblia en Filipenses 4:13: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece».

Vivimos en tiempo difícil, lleno de retos, violencia, desamor, falta de respeto, que nos impulsan a tomar decisiones. De eso se trata, lo que decides hoy afectará y determinará tu futuro.

Unos toman decisiones correctas, que los ayudarán a forjar un mañana mejor, mientras otros, por el contrario, toman decisiones que lo que provocarán es tronchar su futuro.

Es lamentable escuchar que una joven madre, al atravesar un momento difícil, detiene su vehículo en la autopista y se lanza de un puente de 500 pies hacia abajo en un acto de pura desesperación, cegada por la impotencia y segura que no hay otra solución.

Reconocemos que se nos ha declarado la guerra, pero reconozcamos también que Dios nos ha entregado las armas adecuadas para combatir y ser ganadores.

Podeos sentirnos derribados, pero jamás destruidos, Puerto Rico tiene que ponerse en pie, declarar que somos la Isla del Cordero, tenemos un Dios Poderoso, somos una Isla amada por Dios, llena de tesoros, riqueza, gente buena y grandes sueños.

Retomemos el camino correcto, digamos a una voz: «En Cristo todo se puede».

Dios te bendiga.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar