Menú

Génesis 34: La deshonra de Dina vengada

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Salió Dina la hija de Lea, la cual ésta había dado a luz a Jacob, a ver a las hijas del país.

Gén 34:2 Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró.

Heveo : No sabemos nada de los heveos aparte de lo que se dice en la Biblia. Puede que se trate de los horeos. La deshonró significa que la violó por la fuerza; algunos piensan que Dina quizás consintió.

Gén 34:3 Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.

Gén 34:4 Y habló Siquem a Hamor su padre, diciendo: Tómame por mujer a esta joven.

Lo de Siquem pudo haber sido un caso de «amor a primera vista», pero el suyo fue un acto impulsivo y perverso. No sólo pecó contra Dina, sino contra toda la familia (34.6, 7). Las consecuencias para su familia y la de Jacob fueron graves (34.25-31). Aún cuando Siquem declaró su amor a Dina, eso no lo disculpaba del mal que había hecho al violarla. No permita que la pasión sexual lo lleve a pecar. Las pasiones hay que dominarlas.

Gén 34:5 Pero oyó Jacob que Siquem había amancillado a Dina su hija; y estando sus hijos con su ganado en el campo, calló Jacob hasta que ellos viniesen.

Gén 34:6 Y se dirigió Hamor padre de Siquem a Jacob, para hablar con él.

Gén 34:7 Y los hijos de Jacob vinieron del campo cuando lo supieron; y se entristecieron los varones, y se enojaron mucho, porque hizo vileza en Israel acostándose con la hija de Jacob, lo que no se debía haber hecho.

Hizo vileza en Israel : Una enérgica expresión hebrea motivada por un pecado que ha injuriado a una familia o comunidad entera, la cual aparece varias veces más adelante en el AT.

Gén 34:8 Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Siquem se ha apegado a vuestra hija; os ruego que se la deis por mujer.

Gén 34:9 Y emparentad con nosotros; dadnos vuestras hijas, y tomad vosotros las nuestras.

Gén 34:10 Y habitad con nosotros, porque la tierra estará delante de vosotros; morad y negociad en ella, y tomad en ella posesión.

Gén 34:11 Siquem también dijo al padre de Dina y a los hermanos de ella: Halle yo gracia en vuestros ojos, y daré lo que me dijereis.

Gén 34:12 Aumentad a cargo mío mucha dote y dones, y yo daré cuanto me dijereis; y dadme la joven por mujer.

Gén 34:13 Pero respondieron los hijos de Jacob a Siquem y a Hamor su padre con palabras engañosas, por cuanto había amancillado a Dina su hermana.

Los hijos de Jacob habían heredado sus inclinaciones al engaño. No obstante, Dios utilizó su plan como una forma de castigo contra los pecadores heveos

Gén 34:14 Y les dijeron: No podemos hacer esto de dar nuestra hermana a hombre incircunciso, porque entre nosotros es abominación.

Los heveos estaban quizás relacionados con los filisteos, los únicos habitantes del Oriente Medio que no practicaban la circuncisión.

Gén 34:15 Mas con esta condición os complaceremos: si habéis de ser como nosotros, que se circuncide entre vosotros todo varón.

Deja un Comentario. Tu opinión es muy valiosa para nosotros

Lionel Valentin

Evangelista, Periodista y Caricaturista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobra Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR