Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Jeremías 22: Profecías contra los reyes de Judá

Jeremías 22:1 Profecías contra los reyes de Judá: Así dijo Jehová: «Desciende[a] a la casa del rey de Judá y habla allí esta palabra.

Los capítulos 22-25 tal vez no estén en orden cronológico. En 21.8-10 Dios dice que es demasiado tarde para el arrepentimiento. En 22.4 Dios dice que aún hay tiempo para cambiar. Los sucesos de este capítulo ocurrieron antes de los que narra el capítulo 21

Jeremías 22:2 Dile: “Oíd palabra de Jehová, rey de Judá que estás sentado sobre el trono de David,[b] tú, tus siervos y tu pueblo que entra por estas puertas.

Oh rey de Judá : Probablemente Sedequías

Jeremías 22:3 Así ha dicho Jehová: Actuad conforme al derecho y la justicia,[c] librad al oprimido de mano del opresor y no robéis al extranjero, al huérfano y a la viuda, ni derraméis sangre inocente en este lugar.[d]

Dios ofreció al rey las bases para reconstruir la nación: volverse del mal y hacer el bien. Hacer el bien es algo más que la simple creencia en toda la sana doctrina acerca de Dios. Es vivir en obediencia a El. Las buenas obras no nos salvan, pero muestran nuestra fe

Jeremías 22:4 Porque si efectivamente obedecéis esta palabra, los reyes que en lugar de David se sientan sobre su trono entrarán montados en carros y en caballos por las puertas de esta casa, ellos, sus criados y su pueblo.

Jeremías 22:5 Pero si no escucháis estas palabras, por mí mismo he jurado,[e] dice Jehová, que esta casa quedará desierta”».[f]

Jeremías 22:6 Así ha dicho Jehová acerca de la casa del rey de Judá: «Como Galaad eres tú para mí, y como la cima del Líbano;[g] sin embargo, te convertiré en soledad, y quedarás como las ciudades deshabitadas.

Galaad y Líbano : Famosos por sus bosques.

Jeremías 22:7 Prepararé contra ti destructores, cada uno con sus armas; cortarán tus cedros escogidos y los echarán en el fuego.

Jeremías 22:8 »Muchas gentes pasarán junto a esta ciudad, y dirá cada uno a su compañero: “¿Por qué hizo esto Jehová con esta gran ciudad?”.

Jeremías 22:9 Y se les responderá: “Porque dejaron el pacto de Jehová, su Dios, adoraron a dioses extraños y los sirvieron”».[h]

Jeremías 22:10 No lloréis al muerto[i] ni por él os condoláis; llorad amargamente por el que se va, porque no volverá jamás ni verá la tierra donde nació.

El muerto es Josías; por el que se va es Joacaz, un hijo de Josías a quien el faraón Necao se llevó a Egipto en el 609 a.C. Aquel nunca regresó

Jeremías 22:11 Porque así ha dicho Jehová acerca de Salum hijo de Josías, rey de Judá, el cual reinó en lugar de Josías, su padre, y que salió de este lugar: «No volverá más aquí,

Jeremías 22:12 sino que morirá en el lugar adonde lo llevaron cautivo, y no verá más esta tierra.[j]

El buen rey Josías murió en la batalla de Meguido. Su hijo Salum (Joacaz) reinó durante tres breves meses en 609 a.C. antes de que faraón Necao lo llevara a Egipto. Sería el primer gobernante que muriera en cautiverio. Al pueblo se le dijo que no malgastara sus lágrimas en la muerte de Josías, sino que llorara por el rey (Joacaz) que llevaban al cautiverio y nunca volvería.

Jeremías 22:13 [k]»¡Ay del que edifica su casa sin justicia y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, sin darle el salario de su trabajo![l]

Jeremías 22:14 Que dice: “Edificaré para mí una casa espaciosa, de grandes salas”; y le abre ventanas, la cubre de cedro y la pinta de bermellón.

Jeremías 22:15 ¿Reinarás tú, porque te rodeas de cedro?[m] ¿No comió y bebió[n] tu padre, y actuó conforme al derecho y la justicia, y le fue bien?

Jeremías 22:16 Él juzgó la causa del afligido y del necesitado, y le fue bien. ¿No es esto conocerme a mí?,[ñ] dice Jehová.

Dios pronunció juicio sobre el rey Joacim. Su padre, el rey Josías, fue uno de los reyes más grandes de Judá, pero Joacim era malvado. Josías fue fiel al llevar a cabo su responsabilidad de enseñar a su hijo y ser modelo de una vida recta, sin embargo Joacim fue infiel al no cumplir su responsabilidad de imitar a su padre. El juicio de Dios cayó sobre el infiel Joacim. No pudo reclamar las bendiciones de su padre, pues no siguió al Dios de su padre. Nosotros podemos heredar el dinero de nuestros padres, pero no podemos heredar su fe. Una gran herencia, una buena educación o una hermosa casa no garantizan un carácter firme. Debemos tener nuestra propia relación con Dios.

Jeremías 22:17 Mas tus ojos y tu corazón no son sino para tu avaricia, para derramar sangre inocente y para oprimir y hacer agravio».

Jeremías 22:18 Por tanto, así ha dicho Jehová acerca de Joacim hijo de Josías, rey de Judá: «No lo llorarán, diciendo: “¡Ay, hermano mío!” y “¡Ay, hermana!”, ni lo lamentarán, diciendo: “¡Ay, señor! ¡Ay, majestad!”.

Jeremías 22:19 En sepultura de asno será enterrado, arrastrándolo y echándolo fuera de las puertas de Jerusalén.[o]

Jeremías denuncia amargamente a Joacim, quien había agrandado y embellecido su casa por medios injustos; compara esta actitud con la de su padre Josías, y lo condena por una conducta indecorosa como rey. Con ironía mordaz Jeremías sugiere que Joacim reúne las cualidades para ser rey debido a que se rodea de lujos en lugar de administrar sabiamente el reino. La identidad de Joacim, de quien se habla en tercera persona y en segunda persona, queda ahora totalmente al descubierto y se describe su ignominiosa muerte.

En sepultura de asno : O sea, en ninguna parte.

Jeremías 22:20 Sube al Líbano y clama, y en Basán[p] levanta tu voz y grita hacia todas partes,[q] porque todos tus enamorados[r] son destruidos.

Líbano y Basán : Montañas; los enamorados son aliados de Judá.

Jeremías 22:21 Te hablé en tu prosperidad, mas dijiste: “¡No escucharé!”. Esta fue tu conducta desde tu juventud: nunca escuchaste mi voz.

Desde la niñez, Joacim fue testarudo y tuvo un corazón duro. Dios se lo advirtió, pero se negó a escuchar. Priorizó siempre su prosperidad y no su relación con Dios. Si alguna vez se encuentra tan cómodo que no tiene tiempo para Dios, deténgase y pregúntese: ¿qué es más importante: las comodidades de esta vida o una relación íntima con Dios?

Jeremías 22:22 A todos tus pastores[s] pastoreará el viento, y tus enamorados irán en cautiverio; entonces te avergonzarás y te confundirás a causa de toda tu maldad. Jeremías 22:23 Habitaste en el Líbano, hiciste tu nido en los cedros.[t] ¡Cómo gemirás cuando te vengan dolores, dolores como de una muJeremías que está de parto!

Jeremías 22:24 [u]»¡Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim, rey de Judá, fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría!

Anillo en mi mano derecha : Un símbolo de autoridad; la maldición fue aparentemente anulada en Hageo 2.23.

Jeremías 22:25 Te entregaré en manos de los que buscan tu vida, en manos de aquellos cuya vista temes; sí, en manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y en manos de los caldeos.

Un anillo con sello era sumamente valioso debido a que el rey lo usaba para autenticar documentos valiosos. Los pecados de Joaquín echaron a perder su utilidad para Dios. Aun si fuera el anillo de Dios, lo destituirían por sus pecados

Jeremías 22:26 Os haré llevar cautivos, a ti y a tu madre que te dio a luz, a una tierra ajena en la que no nacisteis; y allá moriréis.

Tu madre que te dio a luz : Nehusta

Jeremías 22:27 Y no volverán a la tierra a la cual ansían volver.

Jeremías 22:28 »¿Es este hombre, Conías,[v] una vasija despreciada y quebrada? ¿Es un objeto sin valor para nadie? ¿Por qué fueron arrojados él y su generación y echados a una tierra que no habían conocido?

Jeremías 22:29 ¡Tierra, tierra, tierra, oye palabra de Jehová!».

Tierra , tierra , tierra : Recurso literario para destacar algo

Jeremías 22:30 Así ha dicho Jehová: «Inscribid a este hombre como privado de descendencia, como un hombre sin éxito en todos sus días, porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá».[w]

Una profecía concerniente a Joaquín (o Conías) que se cumplió en 24.1; 29.2. Joaquín fue conducido a Babilonia por Nabucodonosor en el 597 a.C., y más tarde liberado por Evil-merodac.

Privado de descendencia : Joaquín tuvo por lo menos siete hijos, pero ninguno se sentó sobre el trono de David . Su nieto Zorobabel fue gobernador de Judá. Joaquín fue el último rey legítimo de Judá hasta el nacimiento de Jesucristo. La línea de Jesús viene de Joaquín (o Jeconías), lo cual demuestra su derecho a ocupar el trono de David.

Sedequías reinó después de Joaquín, pero murió antes que él. Joaquín (Conías) fue el último rey de Judea que se sentaría en el trono de Judá. Tuvo siete hijos, pero ninguno sirvió como rey. El nieto de Joaquín, Zorobabel, gobernó después de regresar del cautiverio, solo fue un gobernador, no un rey.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar