Logo

Jeremías 22: Profecías contra los reyes de Judá

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Jeremías 22:11 Porque así ha dicho Jehová acerca de Salum hijo de Josías, rey de Judá, el cual reinó en lugar de Josías, su padre, y que salió de este lugar: «No volverá más aquí,

Jeremías 22:12 sino que morirá en el lugar adonde lo llevaron cautivo, y no verá más esta tierra.[j]

El buen rey Josías murió en la batalla de Meguido. Su hijo Salum (Joacaz) reinó durante tres breves meses en 609 a.C. antes de que faraón Necao lo llevara a Egipto. Sería el primer gobernante que muriera en cautiverio. Al pueblo se le dijo que no malgastara sus lágrimas en la muerte de Josías, sino que llorara por el rey (Joacaz) que llevaban al cautiverio y nunca volvería.

Jeremías 22:13 [k]»¡Ay del que edifica su casa sin justicia y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, sin darle el salario de su trabajo![l]

Jeremías 22:14 Que dice: “Edificaré para mí una casa espaciosa, de grandes salas”; y le abre ventanas, la cubre de cedro y la pinta de bermellón.

Jeremías 22:15 ¿Reinarás tú, porque te rodeas de cedro?[m] ¿No comió y bebió[n] tu padre, y actuó conforme al derecho y la justicia, y le fue bien?

Jeremías 22:16 Él juzgó la causa del afligido y del necesitado, y le fue bien. ¿No es esto conocerme a mí?,[ñ] dice Jehová.

Dios pronunció juicio sobre el rey Joacim. Su padre, el rey Josías, fue uno de los reyes más grandes de Judá, pero Joacim era malvado. Josías fue fiel al llevar a cabo su responsabilidad de enseñar a su hijo y ser modelo de una vida recta, sin embargo Joacim fue infiel al no cumplir su responsabilidad de imitar a su padre. El juicio de Dios cayó sobre el infiel Joacim. No pudo reclamar las bendiciones de su padre, pues no siguió al Dios de su padre. Nosotros podemos heredar el dinero de nuestros padres, pero no podemos heredar su fe. Una gran herencia, una buena educación o una hermosa casa no garantizan un carácter firme. Debemos tener nuestra propia relación con Dios.

Jeremías 22:17 Mas tus ojos y tu corazón no son sino para tu avaricia, para derramar sangre inocente y para oprimir y hacer agravio».

Jeremías 22:18 Por tanto, así ha dicho Jehová acerca de Joacim hijo de Josías, rey de Judá: «No lo llorarán, diciendo: “¡Ay, hermano mío!” y “¡Ay, hermana!”, ni lo lamentarán, diciendo: “¡Ay, señor! ¡Ay, majestad!”.

Jeremías 22:19 En sepultura de asno será enterrado, arrastrándolo y echándolo fuera de las puertas de Jerusalén.[o]

Jeremías denuncia amargamente a Joacim, quien había agrandado y embellecido su casa por medios injustos; compara esta actitud con la de su padre Josías, y lo condena por una conducta indecorosa como rey. Con ironía mordaz Jeremías sugiere que Joacim reúne las cualidades para ser rey debido a que se rodea de lujos en lugar de administrar sabiamente el reino. La identidad de Joacim, de quien se habla en tercera persona y en segunda persona, queda ahora totalmente al descubierto y se describe su ignominiosa muerte.

En sepultura de asno : O sea, en ninguna parte.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR