Logo

Jueces 18: Micaía y los hombres de Dan

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Jueces 18:1 En aquellos días no había rey en Israel. Y en aquellos días la tribu de Dan buscaba posesión para sí donde habitar, porque hasta entonces no había tenido posesión entre las tribus de Israel.

Buscaba posesión : Los danitas no estaban en condiciones de reclamar todo el territorio localizado entre Judá y Efraín, a causa de la oposición de los amorreos y después de los filisteos.

A la tribu de Dan se le asignó una tierra que era suficiente para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, debido a que no confiaron en Dios para que los ayudara a conquistar su territorio, los amonitas los forzaron a vivir en las colinas y no los dejaron establecerse en las llanuras. En vez de luchar por el territorio que les correspondía, prefirieron buscar una tierra nueva en el norte donde la resistencia enemiga no fuera tan fuerte. Fue durante este viaje hacia el norte cuando algunos de sus hombres pasaron por la casa de Micaía y robaron algunos de sus ídolos.

Jueces 18:2 Y los hijos de Dan enviaron de su tribu cinco hombres de entre ellos, hombres valientes, de Zora y Estaol, para que reconociesen y explorasen bien la tierra; y les dijeron: Id y reconoced la tierra. Estos vinieron al monte de Efraín, hasta la casa de Micaía, y allí posaron.

Jueces 18:3 Cuando estaban cerca de la casa de Micaía, reconocieron la voz del joven levita; y llegando allá, le dijeron: ¿Quién te ha traído acá? ¿y qué haces aquí? ¿y qué tienes tú por aquí?

Reconocieron la voz : Los danitas quizás reconocieron su acento.

Jueces 18:4 El les respondió: De esta y de esta manera ha hecho conmigo Micaía, y me ha tomado para que sea su sacerdote.

Jueces 18:5 Y ellos le dijeron: Pregunta, pues, ahora a Dios, para que sepamos si ha de prosperar este viaje que hacemos.

Pregunta , pues , ahora a Dios : Buscaban un oráculo de Dios que les asegurara el éxito, aunque el Señor ya les había revelado su voluntad a los danitas en relación con su herencia. Quizás su desobediencia y falta de fe en el Señor les impidió entrar en posesión de todo el territorio amorreo y filisteo que les correspondía. Los danitas no siguieron el propósito que Dios tenía reservado para ellos cuando se apoderaron de Lais como su heredad. Desobedeciendo al Señor, establecieron un centro de culto idólatra en Dan (antigua Lais), que alcanzó fama durante el reinado de Jeroboam.

Jueces 18:6 Y el sacerdote les respondió: Id en paz; delante de Jehová está vuestro camino en que andáis.

Id en paz : El levita proclamó el mensaje que ellos querían oír y hasta lo legitimó invocando el nombre del Señor.

Los sacerdotes y sus ayudantes eran todos de la tribu de Leví. Tenían que servir al pueblo, enseñarle cómo adorar a Dios y llevar a cabo los rituales de los servicios de adoración en el tabernáculo en Silo y en las ciudades designadas. Pero este sacerdote desobediente mostró falta de respeto hacia Dios porque:

(1) Llevaba a cabo sus deberes en una casa. Los deberes sacerdotales debían realizarse exclusivamente en el tabernáculo o en una ciudad designada. Esta exigencia era para evitar cambios en las leyes de Dios.

(2) Llevaba ídolos con é.

(3) Decía que hablaba en nombre de Dios cuando esto no era cierto.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR