Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Proverbios 5: Amonestación contra la impureza

Proverbios 5:1»Hijo mío, está atento a mi sabiduría[b] e inclina tu oído a mi inteligencia,

Proverbios 5:2 para que guardes discreción y tus labios conserven la ciencia.

Proverbios 5:3 Los labios de la mujer extraña destilan miel y su paladar es más suave que el aceite,[c]

La vívida imagen de la mujer seductora concluye con una advertencia.

Esta «mujer extraña» es una prostituta. Por diferentes razones, Proverbios contiene muchas advertencias en contra de las relaciones sexuales ilícitas. En primer lugar, el encanto de una prostituta se utiliza como un ejemplo de cualquier tentación para hacer el mal o para abandonar la búsqueda de sabiduría. En segundo lugar, la inmoralidad sexual de cualquier tipo fue y sigue siendo extremadamente peligrosa. Destruye la vida familiar. Desgasta nuestra capacidad de amar. Degrada a los seres humanos y los convierte en objetos. Puede ocasionar enfermedades. Puede dar como resultado hijos no deseados. Tercero, la inmoralidad sexual va en contra de la ley de Dios.

Proverbios 5:4 pero su final es amargo como el ajenjo,[d] agudo como espada de dos filos.[e]

Proverbios 5:5 Sus pies descienden a la muerte, sus pasos se dirigen al seol.[f]

Proverbios 5:6 Sus caminos no son firmes: no los conoce, ni considera el camino de la vida.

Proverbios 5:7 »Ahora pues, hijos, escuchadme y no os apartéis de las razones de mi boca.[g]

Proverbios 5:8 Aleja de ella tu camino y no te acerques a la puerta de su casa,[h]

Toda persona debería estar en guardia en contra de los que usan la adulación o zalamería (labios que destilan miel) que la llevará a pecar. El mejor consejo es tomar un desvío y aun evitar la conversación con tales personas.

Proverbios 5:9 no sea que des tu honor a extraños, y tus años a alguien cruel;[i]

Ignorar la advertencia del versículo 8 trae consigo remordimiento y miseria.

Proverbios 5:10 o no sea que los extraños se sacien de tu fuerza, que tus trabajos queden en casa ajena[j]

Proverbios 5:11 y que gimas al final, cuando se consuma tu carne y todo tu cuerpo,[k]

Al final de su vida, será muy tarde para pedir consejo. Cuando el deseo se activa plenamente, la gente no quiere consejo, sino satisfacción. El mejor momento para aprender sobre los peligros y el disparate de ir tras las relaciones sexuales ilícitas (o cualquier cosa perjudicial) es mucho antes de que aparezca la tentación. Es más fácil resistir si la decisión ya se ha tomado de antemano. No espere para ver qué sucede. Prepárese para la tentación y decida ahora lo que hará cuando tenga que enfrentarla.

Proverbios 5:12 y digas: “¡Cómo pude aborrecer el consejo? ¿Cómo pudo mi corazón menospreciar la reprensión?

Proverbios 5:13 ¡No escuché la voz de los que me instruían, ni a los que me enseñaban incliné mi oído!

Proverbios 5:14 Casi en el colmo del mal he estado, en medio de la sociedad y de la congregación”.

Proverbios 5:15 »Bebe el agua de tu propia cisterna, los raudales de tu propio pozo.[l]

«Bebe el agua de tu misma cisterna» es una ilustración de la fidelidad en el matrimonio. Significa disfrutar el cónyuge que Dios le ha dado. En tierras desérticas, el agua es valiosa, y un pozo es la posesión más importante de una familia. En la época del Antiguo Testamento se consideraba un crimen robar agua de un pozo ajeno, así como era un crimen tener relaciones sexuales con la mujer de otro hombre. En ambos casos el ofensor ponía en peligro la salud y seguridad de una familia.

En contraste con la mayor parte de lo que leemos, vemos y oímos hoy, este pasaje exhorta a las parejas a buscar en su cónyuge satisfacción y compañerismo para toda la vida. Muchas tentaciones se presentan a los cónyuges para que abandonen al otro por la excitación y los placeres que se encuentran en cualquier otra parte cuando el matrimonio se vuelve monótono. Sin embargo, Dios ordenó el matrimonio y lo santificó, y solo dentro de esta relación de compromiso se puede encontrar la satisfacción y el amor verdaderos. No permita que lo mejor que Dios tiene para usted se desperdicie en la ilusión de pastos más verdes de otro lugar. Por el contrario, regocíjese con su cónyuge y entréguense a Dios y el uno al otro.

Primero a través de metáforas ( agua , fuentes , manantial ) , después de forma directa, se llama a la fidelidad matrimonial.

Proverbios 5:16 ¿Acaso han de derramarse tus fuentes por las calles y tus corrientes de aguas por las plazas?

Proverbios 5:17 Sean ellas para ti solo, no para los extraños que estén contigo.

Proverbios 5:18 ¡Sea bendito tu manantial[m] y alégrate con la mujer de tu juventud,[n]

No era la intención de Dios de que la fidelidad en el matrimonio fuera aburrida, sin vida, sin placer y monótona. Las relaciones sexuales son regalo que Dios da a la gente casada para su goce mutuo. La verdadera felicidad surge cuando decidimos buscar el placer en la relación que Dios nos ha dado o nos dará, y comprometernos para hacerlo agradable para nuestro cónyuge. El verdadero peligro es dudar de que Dios nos conoce y se preocupa por nosotros. Entonces puede ser que nos resintamos por su tiempo y busquemos placer sexual imprudentemente, sin su bendición.

Proverbios 5:19 cierva amada, graciosa gacela! Que sus caricias te satisfagan en todo tiempo y recréate siempre en su amor.[ñ]

Véase Cantar de los cantares 4 donde encontrará paralelos con esta expresión franca del gozo del placer sexual en el matrimonio.

Proverbios 5:20 ¿Por qué, hijo mío, has de andar ciego con la mujer ajena y abrazar el seno de la extraña?[o]

Proverbios 5:21 Los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y él considera todas sus veredas.[p]

Sin poder esconderse de Dios, al impío le espera un triste fin.

Proverbios 5:22 Apresarán al malvado sus propias iniquidades, retenido será con las ligaduras de su pecado.[q]

Proverbios 5:23 Él morirá por falta de disciplina y errará por lo inmenso de su locura.[r]

Pon atención

Las repeticiones acerca de “escuchar” y “poner atención” se encuentran en el texto para llamar al joven a escuchar y para volver a escuchar y para seguir escuchando a la sabiduría. Es demasiado fácil subestimar el valor de algo siempre presente. Siempre lo dimos por sentado hasta que no se encuentra o no se puede recuperar. No debemos tomar por sentada la sabiduría.

Dos beneficios se repiten aquí en el versículo 2. En primer lugar, la sana iniciativa, de mezimmah, que se traduce en las siguientes maneras: la prudencia (1:4), la sana iniciativa (2:11; 5:2) y la discreción (8:12) entre varios ejemplos en Proverbios. La palabra mezimmah, a la vez, es utilizada en otros pasajes para hablar del engaño, una insana iniciativa. De modo que el concepto básico es trazar o dibujar algún plan para que se logre. En sí el proceso es algo de la razón, un don dado por Dios. Al mismo tiempo, está abierto al abuso y la degradación que vienen con la naturaleza pecaminosa del hombre. La ciencia ha identificado el lóbulo prefrontal como el área del cerebro donde están las facultades de la razón, la emoción y el juicio, por ende el proceso de mezimmah. Con todo el conocimiento del cuerpo humano progresando cada día, es triste ver el poco desarrollo en la calidad del espíritu humano.

El segundo concepto que se subraya en el versículo 2 es el vocablo da’at, traducido como conocimiento. Esta palabra es parecida al término egipcio ma’at, que apunta al conocimiento acerca del orden del mundo. Da’at viene de Dios y llega al joven a través de su compromiso con la sabiduría.

La combinación de las palabras mezimmah y da’at se encuentra aquí y en dos pasajes más. La primera cita forma una parte integral a la introducción al libro: … y a los jóvenes da’at y mezimmah…. En este sentido la combinación forma una de las metas de los proverbios de Salomón y de hecho, del libro. El ejemplo de la segunda cita pone las dos palabras en una estructura gramatical hebrea con dos sustantivos en que está ausente la conjunción “y”. Por eso, se traduce “el conocimiento de la discreción”, aunque la traducción “el conocimiento de la sana iniciativa” puede ser más clara indicando que la sabiduría es un conocimiento acabado de la facultad racional.

Estos pasajes breves motivando al joven a recibir bien las enseñanzas son el pegamento o la adhesión para unir los distintos temas y el libro en su totalidad. Sirven de consolación ante los asuntos difíciles y de inspiración al joven todavía no muy convencido.

El engaño de la mujer perversa

La sección más amplia sobre la mujer perversa ha de incluir todo el resto del capítulo. Por una parte, los versículos 3–14 hablan de la mujer extraña, su forma de ser y el daño producido por ella. Por otra parte, los versículos 15–23 hacen que el joven recuerde el plan original de Dios. Tal plan es hermoso y satisface todas las necesidades del hombre. Es un plan superior al plan engañoso del mundo. Siempre el camino recto lleva al joven al éxito, mientras el camino distorsionado le lleva a la tristeza y la soledad. Los valores morales de la palabra de Dios son muy superiores a los antivalores de un mundo lleno de egoísmo y violencia.

El tema de la mujer adúltera llena las páginas de los capítulos. 5, 6, 7 y 9. Si agregamos a estos pasajes aquellos que son ejemplos de lo que debe existir, nos muestra aún más claramente el espacio que ocupa el tema de la mujer. Por lo visto, la sexualidad y los temas secundarios y consecuentes no sólo ocupan la preocupación del hombre moderno, sino han estado en primer plano desde el comienzo del tiempo.

Vale la pena exponer algunos ejemplos de la preocupación sobre el tema de la sexualidad y el matrimonio que llaman la atención del estudioso de la Biblia. Un primer ejemplo se encuentra en el caso del matrimonio de Esaú con dos heteas. Se escribe un comentario breve sobre estos matrimonios cuando dice: Estas (Judit y Basemat, hijas de dos heteos prominentes) fueron amargura de espíritu para Isaac y Rebeca. A consecuencia de los malos matrimonios de Esaú, Rebeca convence a Isaac de mandar a Jacob a Padanaram para buscar una mujer de entre sus primas. También se pueden ver a través de las vidas de Raquel y Lea las desventajas inherentes en la poligamia.

La historia de Judá y Tamar, su nuera, es un segundo ejemplo de la complejidad de la sexualidad y el matrimonio en el antiguo Medio Oriente. Al llegar a ser viuda, la posición y el futuro de Tamar se ven oscuros. El hecho es que al terminar la historia el lector sabe que Tamar está dispuesta a hacer cualquier cosa para asegurar su futuro, incluyendo llevar la vestidura de una prostituta y que Judá no tiene ningún compromiso moral que le prohíba tener relaciones con una prostituta. La sexualidad fue el campo fértil para el engaño de Tamar y mostró la degradación y bajeza moral de Judá. De hecho, esta es una historia repetida muchas veces a través de los siglos. Por un lado están los varones indisciplinados y desordenados en el campo sexual. Por el otro lado, la utilización del sexo de parte de la mujer para lograr algún bien del varón. A veces, se intercambian los papeles o hay modificaciones de tales relaciones.

Un tercer ejemplo que muestra la in- fluencia de la sexualidad sobre el individuo, su familia y aquellas personas que están en su esfera de influencia, se encuentra en la historia de Sansón. Sansón era el hombre que Dios eligió para guiar a los hebreos en su liberación de los filisteos. Sin embargo, Israel nunca se libra de manos de los filisteos porque Sansón se muestra indisciplinado en el campo de la sexualidad. Cuando Sansón veía a una mujer, no había cómo razonar con él; Sansón la quería poseer: La filistea de Timnat, una prostituta en Gaza y una mujer de Sorec llamada Dalila. La última escena de la vida de Sansón es muy llamativa. Como prisionero de los filisteos en Gaza, él fue exhibido como entretenimiento a un gran banquete al dios Dagón. Dios le volvió su fuerza y él tumbó el gran templo, matando 3.000 filisteos prominentes junto con él. Sansón era un hombre de Dios con un llamado parcialmente realizado, frustrando de ese modo la plena voluntad divina. ¡Cuán importante es la vida sexual disciplinada!

Un cuarto ejemplo de la vida sexual indisciplinada se subraya en la persona del rey David. Con todo lo dado por Dios, incluyendo la fuerza, la belleza, el sentido común, la habilidad musical, el prestigio, los amigos, una buena esposa, el reino, la victoria, a David le faltaba la disciplina sexual, un ingrediente esencial de la vida exitosa. Como a Sansón, los ojos de David también le traicionaron cuando vio a Betsabé —mujer de Urías— bañándose en su azotea en el atardecer. Seguidamente, ella es tomada por él y llega a estar embarazada. Para cubrir el incidente, el marido es sacrificado en las primeras líneas de la batalla con los de Rabá. El desorden sexual después se muestra en su hijo Amnón, quien obliga a su media hermana Tamar a tener relaciones sexuales, así incitando la furia de su medio hermano Absalón, hermano por padre y madre de Tamar. La desgracia de Amnón nos entrega un quinto ejemplo de la destrucción del futuro por medio de la indisciplina sexual. Amnón era el primogénito de David y el heredero al trono, pero pierde todo, hasta su propia vida. Con todos los antecedentes familiares, es difícil entender cómo Salomón, con toda su sabiduría, podría caer en la trampa de la indisciplina de la mujer y el campo sexual. A través de las mujeres, Salomón cometió el pecado de la idolatría, alejando su corazón de Dios. Se puede ver que el campo sexual influye todo el ambiente de la vida, no se puede aislar del resto de la misma.

Aunque hay seis ejemplos ya dados sobre la influencia negativa de la sexualidad malamente realizada, no se puede ignorar un gran ejemplo moral que se encuentra en el AT. José-ben-Jacob fue vendido como esclavo a una caravana de ismaelitas quienes le vendieron en Egipto, produciendo su presencia en la casa del capitán Potifar. José fue un siervo hábil y fiel y llegó a ser el administrador máximo sobre todos los bienes de Potifarx. En medio del éxito, la mujer de Potifar intenta seducirlo en una relación sexual, molestándole día tras día. José, a pesar de todo, se mantiene comprometido con la voluntad de Dios. En este instante, se ve la grandeza moral de José y hasta el lector de la historia cambia su parecer acerca de José. José es un ejemplo moral digno de imitar tanto para los jóvenes de ayer, del tiempo cuando se escribió el libro de Proverbios, como para los jóvenes de hoy en día.

Como se ha visto, el tema de la sexualidad es muy delicado. No es un tema para los niños con la excepción de la información más básica. Las descripciones detalladas como se encuentran en los capítulos. 5, 6, 7 y 9 han de estudiarse por los adolescentes ya en vías de la madurez.

Vale recordar que la materia se presenta desde el punto de vista del varón, pues el autor se dirigió a los jóvenes varones bajo la autoridad del maestro. Para hacerlo más equilibrado habría que ampliar lo aprendido para incluir los casos donde es el marido adúltero el que seduce a la joven señorita en los lugares donde tal hecho puede ocurrir (el hogar, el trabajo). Sabemos que las madres y las ancianas instruían a sus hijas acerca de su comportamiento en este campo, y aun a sus hijos. Por supuesto, hay buenos consejos de los padres y hay malos consejos de ellos. Hay que evaluarlos a la luz de la palabra de Dios.

El maestro quiere hacer que los jóvenes vivan la historia del joven ya engañado por una mujer extraña. Frente a la experiencia del joven engañado, el maestro espera influir en los jóvenes para que no se repita la desgracia. Tal forma se utilizó en el primer capítulo con los ladrones o codiciosos. El maestro educa a los jóvenes al recontar el testimonio de uno que ha estado viviendo la ilusión y la desgracia del antivalor o el pecado.

Los versículos 3–14 tratan el tema de la mujer extraña. El adjetivo viene de zar, que significa “extranjera” o “mujer de otro”. Parece ser que el versículo 3 menciona a la extraña como la mujer del otro, a la luz de los versículos 15–23 que hablan de la propia y legítima esposa, tu propia cisterna y tu propio pozo. Por el otro lado, el versículo 10 indica el plural los extraños y agrega se sacien con tus fuerzas, una expresión que parece indicar “las mujeres” y una expresión muy parecida con la de Oseas 7:9 y 8:7 donde, por cierto, se habla de los extranjeros. De todos modos, el texto puede indicar una adúltera, una extranjera, una extranjera adúltera o una prostituta entre varias prostitutas, como afirma Schokel tomando en serio la palabra extraños del versículo 10. Es más probable que sea una adúltera como la mencionada en 2:16, y así este comentario sería procedente.

La fascinación con la boca y los labios se nota en el versículo 3. La boca y los labios eran importantes en la imagen sexual oriental. En este mismo sentido, se puede ver en el libro de Cantares las varias referencias a tal aspecto:

¡Oh, que él me besara con los besos de su boca (1:2).

Tus labios son como hilo de grana, y tu boca es bella (4:3).

Tus labios destilan miel como panal. Oh novia mía, miel y leche hay debajo de tu lengua (4:11).

Su paladar es dulcísimo; ¡todo es deseable! (6:16).

Tu paladar es como el buen vino que corre suavemente hacia el amado y fluye por los labios de los que se duermen (7:9).

Por lo tanto, el libro de Proverbios muestra la importancia de la boca, los labios y el habla en la vida sexual. Existen las siguientes referencias:

… que halaga con sus palabras (2:16).

Te guardarán… de la suavidad de lengua de la extraña (6:24).

Se prendió de él, lo besó… Lo rindió con su mucha persuasión; lo sedujo con la suavidad de sus labios (7:13, 21).

La metáfora de la miel goteando muestra lo atractivo en la mujer. Y la metáfora del aceite de olivo muestra lo atractivo del paladar. En el versículo 4 se contrasta la ilusión “dulce” del versículo 3 con la realidad amarga. Los dos adjetivos amargo y agudo expresan la desventaja de una relación ilícita con la mujer extraña. Hay un juego de palabras entre los labios, del versículo 3 y los dos filos de la espada del versículo 4. El ajenjo era una planta amarga de Palestina que llegó a ser un símbolo de la amargura y la tristeza. Jeremías escribe: Me llenó de amarguras, y me empapó con ajenjo, cumpliendo así lo predicho en una forma simbólica: … así ha dicho Jehová… he aquí que haré comer ajenjo a este pueblo…. Además la espada de dos filos fue un instrumento fundamental en la toma de Palestina de los cananeos. Su tamaño se había aumentado pero su forma básica se había guardado, manteniendo los dos filos que tienen una gran ventaja. Es agudo porque es muy destructivo y muy peligroso para su víctima.

Los versículos 5 y 6 hablan del fin de la mujer extraña. Su destino es el lugar de los muertos, Seol. ¡Qué gran cambio de estar entre las mujeres bellas de los vivos en el mundo, a estar entre los muertos del Seol! El versículo 6 es muy difícil, siendo un lenguaje hebreo corrupto que vacila entre la tercera persona “ella” y la segunda persona “tú”. Sin duda, algo de contraste se hace con la intención del 4:26, donde se recomiendan las sendas plenas y seguras. En el versículo 6 las sendas son inestables, y ella es ignorante del peligro. Hay otras lecturas del texto, pero son menos probables, y de todas maneras nos guían a la misma interpretación básica; la muerte prematura e inesperada.

El peligro y la vergüenza del encuentro sexual ilícito

Los versículos 7–23 se dan bajo el vocativo hijos. Aquí se analizan los versículos 7–14 que pueden dividirse en tres partes:

(1) la admonición inicial (versículos 7, 8),

(2) las cuatro pérdidas por haber caído en la relación pecaminosa (versículos 9, 10) y

(3) el testimonio del desilusionado al final de la vida (versículos 11–14).

Se hace un juego de los contrastes utilizando las palabras “apartarse” y “alejarse”. El joven no ha de apartarse de la sabiduría, pero sí ha de alejarse del camino de la mujer extraña y especialmente no encontrarse a su puerta. La descripción de la escena suena como la de la prostitución moderna.

Hay cuatro pérdidas que se subrayan en los versículos 9 y 10. Primeramente, se pierde la dignidad y el honor. Ya la autoestima se distorsiona. Hay vergüenza en la vida que puede manifestarse como un orgullo falso o como uno que trata de aislarse de la sociedad. De todos modos, es una pérdida de algo esencial en el desarrollo sano de la personalidad. Sin el honor, la vida se desvaloriza.

La segunda pérdida se trata de los años. Quizá se está haciendo referencia al tiempo dedicado a una relación inestable y sin futuro, quitando así la oportunidad para invertir en una relación más duradera y realizadora. A la vez, puede referirse a una muerte prematura producida por una relación que pide y pide pero devuelve poco, incitando de ese modo la muerte prematura. Quizá hay algo de verdad en las dos interpretaciones.

Una tercera pérdida gira alrededor de la palabra tus fuerzas. Parece ser que es un eufemismo para describir las energías sexuales en su sentido total. Tales energías, que son fuertes y productivas en la juventud, sirven para crear la segunda generación de personas y tienen un propósito divino legítimo. La madurez cristiana ha de utilizarlas para la gloria de Dios en cuanto a la formación de una relación permanente entre un hombre y una mujer. El sexo puede ser algo meramente biológico, o algo utilizado para lograr lo que uno desea, un instrumento del egoísmo o algo bendecido donde la intimidad física participa en la creación de la próxima generación y la construcción de una relación matrimonial dulce y fuerte.

Los frutos de tu trabajo forma la cuarta y última pérdida en esta lista.

Seguramente hay muchísimas más cosas que se pueden perder en una relación así, no mencionadas aquí; por ejemplo, el marido puede matar al adúltero. La sociedad judía tenía el derecho y la obligación a apedrear a ambos, el adúltero y la adúltera. Se da la impresión que el caído es una persona que se esfuerza porque tiene frutos de su trabajo. Obviamente, la mujer es astuta y está recibiendo los bienes de él. En vez de edificar una casa propia está perdiendo el valor de su trabajo, aumentando los bienes de un hogar no propio. Finalmente, las pérdidas son irrecuperables: la dignidad, los años, la energía sexual y los bienes.

La descripción de la mujer adúltera es alarmante. Ella no lamenta la pérdida del honor; el texto guarda silencio. Es cruel. No tiene vergüenza en utilizar sus energías y sus bienes. Aunque parece que ella tiene más experiencia en la vida, nunca explica al joven las desventajas de una relación con ella.

Los versículos 11–14 revelan el lamento de un hombre que sufre por su pasado. Ya lo atractivo encontrado en el versículo 3 se ha convertido en una pesadilla, cumpliendo de hecho la profecía del versículo 4: Pero su fin es amargo como ajenjo… También se expresa en la palabra gemirás, que viene de la palabra hebrea que puede significar “gruñir” o “gemir-quejarse en voz alta”. Luego en el texto, hay dos interpretaciones para la palabra final. El texto ha dado la interpretación más probable, es decir el final de la vida, la última etapa. Sin embargo, hay una segunda interpretación, aunque poco probable, es decir el final de la relación. La descripción del cuerpo consumido entrega la imagen de un hombre enfermo y cansado, quizá amargado.

Los versículos 12 y 13 exponen dos juegos del paralelismo sinónimo. El desilusionado-engañado recuerda como él odiaba el musar, la información formación-reformación que fue una parte de la educación juvenil, traducida aquí como la disciplina. El sinónimo paralelo revela cómo la voluntad del hombre miraba en menos la reprensión, de la palabra hebrea tokajat, que aparece desde el llamado de la sabiduría para recibir su reprensión (1:23) hasta el versículo mucho más tarde que enseña que es mejor la reprensión manifiesta que el amor oculto. La palabra combina las dos ideas de “empujar a reformarse” y “ser reprendido”. En vista de los dos significados, no debe sorprendernos que se encuentran las dos palabras unidas en una cantidad de pasajes, empezando con 3:11, pero también en los siguientes versículos: 10:17; 12:1; 13:18; 15:5, 10, 32. Finalmente se subrayan las reprensiones que construyen la sabiduría en 6:23, revelando así una combinación distinta que las anteriores. Se puede imaginar al joven, ahora anciano y desilusionado, aburrido e indiferente a la instrucción por la sabiduría y a la reprensión.

El versículo 13 lamenta el hecho de no haber escuchado las palabras verdaderas y realistas de sus maestros. Ellos tenían razón. El es un testimonio al hecho de ser necio en referencia a la sabiduría. El deja al final el testimonio y el ruego, para que los otros jóvenes escuchen a sus maestros.

En el versículo 14, mal y sociedad son palabras clave. Un erudito considera las dos palabras como una señal que la sociedad está castigando al pecador (Schokel). Otro erudito sugiere una interpretación donde hay “una esclavitud del culpable” en que el hombre está sin bienes y en una situación de deshonra y desgracia (Serrano). Quizás el hombre enfrenta la pena de muerte. En este momento del texto, está con una carga de conciencia muy grande. Mirando atrás puede ver desde su presente soledad todo lo que ha perdido en la vida. Ya es demasiado tarde para cambiar el pasado y ya no tiene tiempo para construir un futuro distinto. Todo lo que tiene es el presente, pero sí puede dejar su testimonio como un faro para señalar los peligros en la vida. Lo que empezó como una bella ilusión termina en una pesadilla insoportable.

El auténtico placer sexual

Las metáforas abundan en esta hermosa sección. Sólo los pasajes de Cantares son superiores en la manera de exaltar el amor legítimo entre un marido y su mujer. Los versículos 15–18 acentúan la metáfora del agua. En el árido Medio Oriente es un símbolo de la vida, siendo importante para la sobrevivencia. Como elemento vital el agua es muy apropiada como metáfora. Además la cisterna y el pozo son símbolos de lo esencial, pero también los objetos de algunas discusiones fuertes y hasta confrontaciones bélicas. Como elemento vital y como elemento de una explosión violenta potencial es comparable con la naturaleza vital y explosiva de la sexualidad. Cantares apoya esta idea: Un jardín cerrado es mi hermana y novia, un jardín cerrado, un manantial sellado.

La cisterna y el pozo representan la sexualidad de la mujer o esposa. El imperativo de beber de su propia cisterna y de los raudales de tu propio pozo es una invitación a gozarse en la sexualidad del matrimonio. No hay porqué tomarlo por sentado. Es un don de Dios con algunos propósitos maravillosos. El versículo 15, por lo tanto, advierte en una forma implícita contra el beber de la cisterna de un hombre ajeno, es decir la mujer de otro hombre.

Los versículos 16–18 cambian las metáforas de la sexualidad de la mujer encontradas en el versículo 15 a algunas metáforas que representan la sexualidad del joven varón. En derramar afuera y por las calles se encuentra una relación paralela o sinónima. Se había usado la imagen urbana cuando los ladrones salían a robar y están invitando al joven a unirse a ellos. También el predicador sabiduría había salido a las calles para proclamar las buenas nuevas de la vida íntegra. La imagen de los versículos 16, 17 parece venir de las calles donde se encuentran las prostitutas. Aunque la ley prohibía la práctica de la prostitución, parece que siempre había prostitutas en las ciudades de Israel. Aún en el NT se encuentran las mujeres prostitutas, llamadas pecadoras. La actitud de Jesús era ofrecerles el regalo de la vida eterna, proclamando siempre el reino de los cielos a todas las personas. Además de las prostitutas de las calles están las puertas de las mujeres de otros hombres, también una trampa fatal.

El versículo 17 expresa la verdad que la sexualidad es algo precioso, no para los que están afuera ni para los extraños. Y el versículo 18 declara la sexualidad “guardada” como “bendita”, de la palabra hebrea tan conocida, baruk. La baruk de Dios espera cumplir dos propósitos:

(1) Mostrar su aceptación o rechazo de alguna actitud, o alguna conducta o algún pensamiento; y

(2) recibir el favor divino en alguna forma que eleva el bienestar de la persona bendecida.

Hay ejemplos de personas bendecidas en la Biblia. Hay una lista amplia de pasajes que hablan de las bendiciones en Proverbios. Un cuidadoso examen de estos pasajes mostrará la voluntad de Dios y las actitudes o conductas que reciben su favor (shalom).

La frase la mujer de tu juventud refleja dos conceptos. En primer lugar, el maestro está diciendo que el joven debe mantenerse fiel a su esposa, tomando el tiempo para gozarse con ella. Pablo habla de la situación conyugal cuando escribe: No os neguéis el uno al otro, a menos que sea de acuerdo mutuo por algún tiempo, para que os dediquéis a la oración y volváis a uniros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. Por el otro lado, la frase refleja la tradición del mundo antiguo, cuando las personas se casaron muy jóvenes para garantizar la sobrevivencia de la familia o el clan. El pueblo hebreo apreciaba el nuevo matrimonio y deseaba garantizar su éxito. Para lograr tal fin, se cumplía la siguiente ley divina: Si un hombre ha tomado recientemente esposa, no irá al ejército, ni se le impondrá ninguna obligación. Estará libre en su casa durante un año, para alegrar a su mujer que tomó. La sociedad hebrea se alegraba por un nuevo matrimonio y construía una sociedad favorable hacia el matrimonio.

El versículo 19 ocupa dos metáforas para hablar de la belleza de la esposa. Ella es preciosa como la cierva y tiene la gracia del movimiento y la belleza del ya’alah, traducida gacela, apoyada por un número de traducciones y eruditos. Por otra parte, hay una evidencia de peso que la palabra hace referencia al cabro salvaje que tiene una gracia especial con los ojos negritos y las patas delicadas. Sea gacela o sea un cabro salvaje gracioso, la metáfora se entiende y el joven es llamado a realizarse sexualmente con su esposa. Se pone énfasis en los pechos como el punto del encuentro. El libro de Cantares une las dos ideas de los pechos y la gacela: Tus dos pechos son como dos venaditos, mellizos de gacela. La palabra “amor” se encuentra en otros pasajes de Proverbios, probablemente como un amor de amistad y compromiso del prójimo, pero también en algunos pocos pasajes con la connotación sexual. El versículo 19 sugiere que el joven se intoxica con su amor frente a su esposa. Otra vez la idea de siempre, sinónimo de en todo tiempo, llama al joven a nunca salir afuera de su hogar para satisfacerse en este campo.

Finalmente, el versículo 20 hace una pregunta retórica. Tan importante es el fin de la discusión sobre este tema tan delicado que el maestro usa el vocativo hijo mío. La pregunta muestra la incredulidad del maestro en porqué alguna persona iría a una prostituta o a una casada no suya cuando había una cierva-gacela en el hogar que es suficiente para satisfacer hasta la más grande intoxicación amorosa. Algunos eruditos distinguen entre “la mujer ajena”, diciendo que ella se identifica como “la ramera”, mientras ellos identifican a “la mujer extraña” del mismo versículo 20 como “la casada no suya”. Otros no distinguen dejando el texto en su ambigüedad, que, de hecho, es la mejor interpretación.

Cómo tener éxito en las finanzas

1. Evite el dar fianza para el prójimo o un extraño, versículo 1.

2. Evite el hacer promesas verbales que lo comprometan, versículo 2.

3. Busque liberarse de negocios dañinos, versículos 3–5.

El trastorno del pecado

Estos versículos son los que unen dos campos concretos con el pegamento de un llamado a escuchar, a darse cuenta del valor de la sabiduría. El versículo 21 muestra la soberanía de Dios y su autoridad real como juez. Además se nota la omnipresencia de Dios. Ciertamente su poder es ilimitado. El engaño y el lugar oculto no tienen peso con él.

El versículo 22 trata del impío atrapado por su propio pecado. Pablo expone sobre el tema entregando la siguiente información: No os engañéis; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechará. Porque el que siembra para su carne, de la carne cosechará corrupción; pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no desmayamos. El impío, dice el versículo 22, siente estrés por su pecado y está esclavizado por el mismo.

La sección, y el capítulo, termina hablando de la ausencia de la sabiduría de la vida del impío. Este proceso educativo de informar-formar-reformar nunca llegó a ser una parte importante en su vida. Al contrario, la insensatez fue su compañera. Ahora le queda la muerte y la falta de toda esperanza. La profecía de la muerte y la ruina se cumple en la vida del impío, dando así triste testimonio a la autenticidad de las enseñanzas del maestro.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar