Logo

Salmo 43: Anhelo por la comunión con Dios

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Luz y … verdad.

En el arte del antiguo Cercano Oriente es común representar al rey (u otro oficial) con dos espíritus guardianes que lo protegen. En el arte literario del AT jesed  y ?emet   “amor” (o misericordia) y “verdad” (o fidelidad) toman su lugar. Aquí es luz y… verdad en vez de amor y verdad, pues el salmista pide que Dios las use para conducirlo (en vez de conducirán puede ser “que me conduzcan”). El salmista siempre, en toda situación de angustia o crisis o batalla, reconoce que necesita que Dios guíe sus decisiones.

Declaración de confianza

En los Salmos 42 y 43 los sentimientos de desánimo alternan con oraciones y declaraciones cada vez más confiadas. Ya está viviendo lo que espera: la comunión con Dios y con el pueblo de Dios. Oh Dios, Dios mío toma el lugar de Jehová, Dios mío en los salmos “yahvistas”).

De nuevo el estribillo indica la reflexión, decisión y fe del salmista. El es franco consigo mismo y con Dios; reconoce que la comunión con Dios es el sentido supremo del culto. El adorador verdadero no busca lo que puede recibir de Dios sino busca a Dios mismo, agradarle, colaborar con él y compartir su amor.

La relación humana con Dios se describe en términos de obediencia y servicio.

La actitud humana hacia Dios suele aparecer descrita como un sentimiento de “temor”.

A veces el “temor de Dios” es sinónimo de culto religioso, pero indica a menudo una actitud de reconocimiento de las diferencias que existen entre Dios y su pueblo.

Podemos hablar de “reverencia” y “honor” en lugar de “temor”, y así traducen muchas versiones modernas del AT.

Temer a Dios, en este sentido, tiene poco que ver con las imágenes populares de un Dios terrible ante el cual los hombres sólo pueden caer anonadados.

Se trata, más bien, de atribuir a Dios el lugar que le corresponde. Si Dios se da a conocer en la vida de los hombres, es porque él ha tomado la iniciativa.

Las relaciones con Dios se basan en su gracia y amor. Dios desea comunicarse con toda la humanidad, y con este fin llamó a Abraham y a toda su descendencia abrahámica.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR