Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 72: Un reino justo

Salmo 72:1  Salmo a Salomón. Oh Dios, da tus juicios al rey, y tu justicia al hijo del rey.

Para Salomón –título del salmo–: Mientras se dice que más de 1.005 cánticos fueron escritos por Salomón, solamente se le dedican dos en el libro de los Salmos: 72 y 127.

Salmo 72:2  Juzgue él a tu pueblo con justicia, y a tus afligidos con equidad.

¿Qué cualidades deseamos más en nuestros gobernantes? Dios desea que todos los que gobiernan bajo su control caminen en justicia y juicio. Cuando usted piense en los líderes del mundo de esta época, piense en cómo cambiaría el mundo si se comprometieran con estas dos cualidades. Oremos para que lo hagan

Salmo 72:3  Traigan paz los montes al pueblo, y justicia los collados.

Salmo 72:4  Haga él justicia a los afligidos del pueblo, salve a los hijos de los pobres, y aplaste al opresor.

Salmo 72:5  Que te teman mientras duren el sol y la luna, por todas las generaciones.

Salmo 72:6  Descienda él como la lluvia sobre la hierba cortada, como aguaceros que riegan la tierra.

Salmo 72:7  Florezca la justicia en sus días, y abundancia de paz hasta que no haya luna.

Salmo 72:8  Domine él de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la tierra.

Salmo 72:9  Dobléguense ante él los moradores del desierto, y sus enemigos laman el polvo.

Salmo 72:10  Los reyes de Tarsis y de las islas traigan presentes; los reyes de Sabá y de Seba ofrezcan tributo;

Salmo 72:11  y póstrense ante él todos los reyes de la tierra ; sírvanle todas las naciones.

Salmo 72:12  Porque él librará al necesitado cuando clame, también al afligido y al que no tiene quien le auxilie.

Es el deber de los gobiernos, sean estos monárquicos o democráticos, servir al pueblo y ayudar al menesteroso y al afligido .

Salmo 72:13  Tendrá compasión del pobre y del necesitado, y la vida de los necesitados salvará.

Salmo 72:14  Rescatará su vida de la opresión y de la violencia, y su sangre será preciosa ante sus ojos.

Dios se preocupa por los necesitados, afligidos y débiles porque son muy preciados para El. Les preocupa mucho los pobres y los ama profundamente, ¿cómo podemos pasar por alto su situación? Examine lo que usted hace para alcanzar a otros con el amor de Dios. ¿Se olvida de la necesidad que tienen?

Salmo 72:15  Que viva, pues, y se le dé del oro de Sabá, y que se ore por él continuamente; que todo el día se le bendiga.

Orará : En el NT también se recomienda orar por los gobiernos, y esto es vital para que reine la paz en la sociedad.

Salmo 72:16  Haya abundancia de grano en la tierra, en las cumbres de los montes; su fruto se mecerá como los cedros del Líbano; y los de la ciudad florezcan como la hierba de la tierra.

Salmo 72:17  Sea su nombre para siempre; que su nombre se engrandezca mientras dure el sol, y sean benditos por él los hombres ; llámenlo bienaventurado todas las naciones.

Salomón, el hijo de David, reinó en la época de oro de Israel. Construyó el majestuoso templo y la tierra permaneció en paz. Este salmo, aunque escrito por Salomón, mira más allá de su reinado, hacia el de Jesús el Mesías que se extiende «hasta los confines de la tierra» (72.8) y es mayor que cualquier imperio humano. Esto se cumplirá cuando Cristo regrese a reinar para siempre. Cuando vislumbramos su gobierno mundial, nuestros corazones se llenan de esperanza.

Salmo 72:18  Bendito sea el SEÑOR Dios, el Dios de Israel, el único que hace maravillas.

Bendito : Estos dos versículos son la doxología que cierra el «Libro segundo» de los Salmos.

Salmo 72:19  Bendito sea su glorioso nombre para siempre, sea llena de su gloria toda la tierra. Amén y amén.

Salmo 72:20  Aquí terminan las oraciones de David, hijo de Isaí.

Esta añadidura debe ser tomada como colofón de una colección anterior y más pequeña de salmos, ahora incorporada al «Libro segundo», en el que la mayoría de ellos pertenece a David. En los demás libros de este Salterio hay más salmos de David.

Orientaciones para crecer en piedad Aquellos que deciden vivir en piedad no quedarán sin recompensa y buscarán oportunidades para contar a otros lo que Dios ha hecho por ellos y a través de ellos.

Comprende y conoce que Dios recompensará a cada uno según sus obras.

64.1; 69.9 Comunica cualquier lamento solamente a Dios. Sé celoso porque sean cumplidos en la iglesia los propósitos de Dios.
45.17 Da testimonio de Jesús como tu Señor y Salvador.

Pasos hacia una devoción dinámica La adoración y las formas de culto que prescribe la Biblia son parte importante de nuestra devoción a Dios. Equivocadamente, a veces menospreciamos ciertos elementos del culto a que no estamos acostumbrados. Dios hace sentir su presencia junto a los que le adoran como él desea. También olvidamos dedicar suficiente tiempo a escuchar la voz de Dios cuando oramos. Esto es asombroso si se tiene en cuenta con quién nos comunicamos al orar.

42.1, 2,  Cultiva conscientemente el hambre y la sed de Dios.
63.1, 2 Debes saber que esta decisión supone pasar más tiempo junto a él.
59.16, 17 Canta a Dios cuando estés solo con él.
47.1-7 Adora a Dios con tu boca alegremente. No desprecies dirigir aplausos sentidos al Padre.
46.10 Comprende que conocer a Dios implica pasar regularmente silencio y momentos de expectante quietud en su presencia.
44.22 Ofrécete diariamente a Dios en sacrificio vivo. Considérate muerto a la ambición personal.

Claves para una vida sabiaMucha confusión se ha generado en el pueblo de Dios porque se ha aceptado sin reservas la creencia en la innata bondad de los seres humanos. Muchos han caído por haber confiado más en la gente que en Dios.

53.3 Acepta el testimonio de Dios sobre la naturaleza humana. Comprende el impacto del pecado sobre los seres humanos.
44.3-8 Comprende que la victoria espiritual no depende de las manos, la mente o la fortaleza física. La victoria sólo viene de Dios.

Lecciones clave en la fe La fe es una decisión consciente de actuar conforme a lo que Dios dice que es verdadero, no una reacción pasiva del cristiano ante su circunstancia. Como todo, la fe requiere que se la practique para que crezca y se fortalezca. La fe viene de la Palabra de Dios iluminada por el Espíritu Santo y se manifiesta por medio de la obediencia. La fe requiere un compromiso indiviso que nos aparte de la duda y la vacilación.

56.3, 4, 10, 11 Cuando seas tentado a sentir temor, decide confiaren el Señor conscientemente, no como una reacción emocional. Toma la firme decisión de no dejarte arrastrar por el temor.
55.22 Pon en manos de Dios sin dilación tus preocupaciones y problemas, que él se hará cargo de ellos.
51.10 Ruega al Señor que obre en ti para que mantengas un único propósito en tu corazón. Pídele que te fortalezca para permanecer firme en la verdad.
43.3 Espera en el Espíritu de Dios que ilumina las Escrituras para que te guíe cada día.

La necesidad de humildad El orgullo y la arrogancia no agradan a Dios. Debemos humillarnos, reconociendo nuestros pecados y nuestra necesidad de ser limpiados por Dios.

51.1-19 Comprende que el espíritu de humildad abre las avenidas del gozo en tu corazón.

Pasos para enfrentarse al pecado Para enfrentarse al pecado hay que reconocer que el pecado se origina en el corazón.

66.18 Evita anular tus oraciones permitiendo que el pecado o las debilidades se alojen en tu corazón.

El segundo libro de Salmos termina con «Amén y Amén», como lo hizo el Salmo 41 que cerró el primer libro. Este último versículo no significa que David escribiera el salmo, sino que escribió la mayoría de los salmos en el segundo libro.

Salmo real. El reinado del rey ideal

El Salmo es una oración por el rey, dada en el día de su entronización o en un aniversario de ella. Tres deseos o metas se conjugan en uno:

1) que el rey traiga justicia;
2) que traiga vida y abundancia a la tierra; y
3) que su poder se extienda a los fines de la tierra. Es uno de los dos salmos que mencionan a Salomón en el títul. Bien pudo ser escrito por o para Salomón. Muchos piensan que fue escrito por David (cf. versículo 20) para la entronización de Salomón.

Lira y arpa

En la perspectiva bíblica el rey debe cuidar la justicia y defender a los pobres. Varios pasajes mesiánicos llevan el mismo énfasis. Aunque el NT no cita el Salmo como mesiánico, el lenguaje ciertamente se presta a la descripción del Mesías. Las semejanzas con pasajes claramente mesiánicos sugieren lo mismo. Además, los judíos le dieron interpretación mesiánica. El tárgum de este Salmo, en el primer versículo, identifica al rey con el Mesías.

Un reino justo

El Salmo es una oración de intercesión dirigida a Dios. Ciertamente el buen juicio y la justicia verdadera sólo vienen de Dios. El juzgará puede ser: que él juzgue. Los traductores tienen que decidir si los verbos son imperfectos (a menudo expresan el futuro) u optativos (expresan una petición o deseo). En muchos casos la forma es la misma, pero en el caso de ciertos verbos (especialmente verbos débiles) se distinguen por usar la forma más corta en optativo. El hecho que estos verbos están en tal forma optativa en los versículos 8, 16 y 17 indicaría que debemos pensar que todos son peticiones: que él juzgue, que dure, descienda.

Y a tus pobres. La justicia en una sociedad tiene que ver con el equilibrio en la economía. Cuando la diferencia entre ricos y pobres aumenta es porque está fallando la justicia.

Los montes… las colinas (versículo 3). La armonía con Dios y en la sociedad afecta el ambiente. Nótese que la paz y la justicia van juntas. Shalom (paz) se usa en los versículos 3 y 7. Todo el Salmo apunta hacia esta shalom integral de Dios que incluye las dimensiones política, económica, social y espiritual de la vida. El rey ideal trabaja para aliviar a los necesitados y tiene que obrar contra los opresores. Aunque Salomón logró mucho en este sentido, excepto hacia el final de su reinado, será el rey Mesías que lo cumplirá plenamente.

Como indica la nota de RVA, las versiones del versículo 5 varían. El heb. dice: “te temerán” o “que te teman”; algunos lo cambian al singular. DHH traduce: “¡Que tenga el rey temor de ti… mientras el sol y la luna existan!” La oración es que el rey justo dure largo tiempo. En sentido pleno se cumplirá en el Mesías.

El alcance del reino

El versículo 6 tiene semejanza con las palabras de David en 2 de Samuel 23:3-4. Es una linda metáfora; lo que hace el rey justo tiene el mismo efecto en la sociedad que la lluvia cuando cae en tierra fértil. El rey justo fomenta la vida sana, así la influencia de los justos crece.

Los versículos 8-11 hablan de un alcance geográfico global. Este rey justo extenderá su buena influencia. Los versículos 9 y 11, especialmente, señalan hacia el Mesías. En el versículo 10, Tarsis puede ser un lugar en España; significaba un viaje largo. Asimismo las costas designan los fines de la tierra. Saba era una nación de Arabia de donde llegó la reina que visitó a Salomón. Saba se encuentra al oeste del mar Rojo en el área de Etiopía. El tema de que los pueblos del mundo vienen a adorar a Dios en Jerusalén se encuentra varias veces en el AT.

Un reino de compasión y bendición

De nuevo se pone énfasis en la compasión y la justicia. No se puede hablar de justicia sin hablar de la situación de los pobres, los débiles, los niños y también de los opresores que los explotan. El rey justo interviene a favor de los pobres, débiles y explotados. Por eso los pueblos vienen a este rey, porque buscan la justicia; en el heb. el versículo 12 empieza con “porque” mostrando que lo de los versículos 10, 11 sucede porque el rey pone en práctica la justicia que describe en los versículos 12-14.

Vale notar que el pueblo ora por el rey. Toda la Biblia enfatiza la importancia de orar por los líderes, tanto los del pueblo de Dios como los gobernantes políticos.

En los versículos 15-17 se describen varios tipos de riqueza. Las bendiciones de Deuteronomio 28 indican que Dios envía tales bendiciones al pueblo que le obedece. El versículo 17 se basa en las promesas de Dios a Abraham. El plan de Dios es coherente; su bendición afecta todos los aspectos de la vida.

Dios dio gran sabiduría a Salomón. Al principio se cumplió mucho de lo que pide este Salmo. Pero él mismo falló; se perdió mucho de lo que había logrado. El cumplimiento pleno de esta visión del rey y del reino ideal se verá solamente en el Mesías, Jesucristo.

Doxología

Esta doxología termina el Libro II de Salmos. Estas doxologías al final de cada uno de los cinco Libros de salmos indican un proceso en su formación. También la doxología cabe bien al final de este Salmo, pues la descripción del reino justo indica que es la obra de Dios. El rey justo será el instrumento para que Dios traiga todas estas bendiciones sobre su pueblo. Tal Dios merece toda la gloria y toda la alabanza.

Oraciones; probablemente el título de la colección de salmos en una etapa era oraciones. Hay algunos salmos con David en el título que son posteriores a esta sección. Probablemente esta terminación marcó una etapa anterior a la formación de los tres “Libros” siguientes.

Joya bíblica

¡Bendito sea para siempre su nombre glorioso!  Toda la tierra sea llena de su gloria.

Gloria: gr. doxa, traducción del heb. kabod, “tener peso, ser pesado”. La idea básica es la de peso, de densidad. Aparece unas 151 veces en el libro de Salmos. Dar gloria a Dios es reconocer su importancia y abrirse a su presencia.

El Dios de la gloria es un ser rico y poderoso, de tal plenitud que se desborda y difunde por el cielo y la tierra. La gloria de Dios es el mismo Dios manifestado en Jesucristo.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar