Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Hechos 11: La defensa de Pedro

Bernabé tenía el retrato robot del hombre que se necesitaba. No sabemos nada de Pablo en los nueve años anteriores aproximadamente.

La última vez que se le mencionó fue cuando escapó a Tarso via Cesárea (Hechos 9:30). Sin duda había estado testificando de Cristo esos nueve años en su pueblo natal; pero ahora se le presentaba la tarea para la que había sido escogido, y Bemabé, con profunda sabiduría, le puso al frente.

Fue en Antioquía donde llamaron por primera vez cristianos a los seguidores de Jesús. El nombre empezó siendo un mote.

Los de Antioquía eran famosos por su habilidad en poner motes. Más adelante, el barbado emperador Juliano vino a visitarlos, y le pusieron de mote «El Cabrón» -en la primera acepción. La terminación latina -iani quiere decir pertenecientes al partido de; por ejemplo, Caesariani quiere decir los que pertenecen al partido del César. Cristianos quiere decir Los de Cristo. Era un apodo despectivo; pero los cristianos se lo apropiaron y lo dieron a conocer en todo el mundo. Por sus vidas lo convirtieron, no en un nombre de burla, sino de respeto y hasta de admiración.

Ayuda en la necesidad

Por aquel tiempo bajaron profetas de Jerusalén a Antioquía. Uno de ellos, que se llamaba Agabo, se puso en pie y dio una profecía del Espíritu en la que anunciaba que habría una hambruna en todo el mundo habitado -cosa que sucedió realmente en tiempos del emperador Claudio. Los cristianos de Antioquía decidieron enviar una ayuda a la comunidad cristiana de Jerusalén, contribuyendo cada uno con lo que podía; y así lo hicieron, enviando la colecta a los ancianos por conducto de Bernabé y Saulo.

Aquí aparecen profetas en la escena. En la Iglesia Primitiva tenían una gran importancia. Se los vuelve a mencionar en Hechos 13:1; 15:32; 21: 9s. En la Iglesia Primitiva, hablando en general, había tres clases de líderes.

(i) Estaban los Apóstoles. Su autoridad no se circunscribía a un lugar determinado, sino que se reconocía en toda la Iglesia; se los consideraba, en un sentido muy real, los sucesores de Jesús.

(ii) Estaban los Ancianos. Eran los responsables locales, y su autoridad se confinaba a la iglesia local que los había escogido.

(iii) Y estaban los Profetas. Su ministerio se veía en el nombre. Profeta quiere decir, no solamente el que vaticina hechos futuros, sino el que proclama la Palabra de Dios. Es verdad que, a veces, anunciaban el futuro; pero, más generalmente, proclamaban la voluntad de Dios. No estaban circunscritos a un lugar o a una iglesia determinados, y eran respetados en toda la Iglesia. La Doctrina de los Doce Apóstoles es un documento cristiano del año 100 d.C. aproximadamente, que es en realidad el primer libro de orden eclesiástico.

En él se establece, por ejemplo, el orden del culto de comunión; pero se dice a continuación que los profetas pueden hacer el culto como a ellos les parezca. Se sabía que tenían dones especiales, pero también había peligros. Se podía pretender ser profeta por motivos indignos; es decir, que había también falsos profetas, que no eran más que parásitos de la iglesia. La misma Doctrina de los Doce Apóstoles advierte contra el «profeta» que pretende usar la profecía para pedir dinero o una comida; establece que hay que darle hospitalidad al profeta por una noche, pero que si quiere quedarse más tiempo sin trabajar es un falso profeta. Podría ser conveniente seguir hoy en día muchos de estos consejos.

Este pasaje es muy significativo, porque nos descubre hasta qué punto ya se era consciente de la unidad de la Iglesia. Cuando había una hambruna en Palestina, el primer instinto de la Iglesia de Antioquía era ayudar. Era inconcebible que una parte de la Iglesia tuviera problemas, y otra parte de ella no hiciera nada para ayudar. Estaban lejos de la idea congregacionalista más estrecha; tenían esa amplitud de visión que les permitía ver la Iglesia en su conjunto.

    Páginas: 1 2 3

1 comentario

Deja tu comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar