Logo

Jeremías 40: Liberación de Jeremías

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Jeremías 40:1  Jeremías y el resto del pueblo con Gedalías[a] Palabra de Jehová que vino a Jeremías, después que Nabuzaradán, capitán de la guardia, lo envió desde Ramá,[b] cuando lo encontró atado con cadenas entre todos los cautivos de Jerusalén y de Judá que iban deportados a Babilonia.

Mizpa : Ciudad situada a 12 km al norte de Jerusalén en la llanura de Benjamín, cerca de Geba y Ramá, la cual se convirtió en capital de Judá poco tiempo antes de la destrucción de Jerusalén

Jeremías 40:2  Tomó, pues, el capitán de la guardia a Jeremías y le dijo: «Jehová, tu Dios, anunció este mal contra este lugar;

El capitán babilonio, quien no conocía a Dios, reconoció que Dios les dio la victoria a los babilonios. Resulta extraño que la gente reconozca que Dios existe y hace milagros, pero sigue sin aceptarlo. Conocer a Dios es algo más que saber acerca de El. Asegúrese de conocerlo personalmente.

Jeremías 40:3  y lo ha traído y hecho Jehová según lo había dicho, porque pecasteis contra Jehová y no escuchasteis su voz. Por eso os ha venido esto.

Gedalías, gobernador designado de Judá, hizo caso omiso a las advertencias de asesinato. Quizás Ismael, descendiente de David, se enojó porque no lo tuvieron en cuenta para el liderazgo. Esto es similar a la caótica situación política que enfrentaron Esdras y Nehemías cuando regresaron para reconstruir el templo y la ciudad.

Jeremías 40:4  Y ahora, he aquí que en este día yo te he librado de las cadenas que tenías en tus manos. Si te parece bien venir conmigo a Babilonia, ven, y yo velaré por ti; pero si no te parece bien venir conmigo a Babilonia, puedes quedarte. Mira, toda la tierra está delante de ti: ve a donde mejor y más cómodo te parezca ir.

soltado, patach: Abrir, liberar, desatar, dejar libre, desencadenar. Este verbo aparece cerca de 150 veces. A menudo se refiere a abrir la mano, los ojos o la boca; o abrir un libro, una puerta, o una ventana. Ocasionalmente patach  ignifica «liberar o desatar». El sustantivo petach, que se relaciona con este verbo, quiere decir «puerta» o «entrada», y se aplica aquí a la puerta del tabernáculo y a la entrada de la casa, la cueva o la ciudad. Oseas 2:15 promete que el valle de Achor (dificultad) será renombrado como la puerta de la esperanza, o petach tiqvah  En este pasaje, se le concedió a Jeremías plena libertad, al liberarlo de sus cadenas.

Jeremías era libre de ir a donde quisiera. En Babilonia habría tenido grandes comodidades y poder. En Judá, seguiría enfrentando dificultades. En Babilonia, lo habrían favorecido los babilonios, pero odiado por los cautivos de Judá. En Judá permanecería pobre y nadie lo querría, pero el remanente de Judá sabría que no era un traidor. Regresó a Judá.

Jeremías 40:5  Si prefieres quedarte,[c] vuélvete a Gedalías hijo de Ahicam hijo de Safán, a quien el rey de Babilonia ha puesto sobre todas las ciudades de Judá, y vive con él en medio del pueblo. O ve a donde te parezca más cómodo ir». Le dio el capitán de la guardia provisiones y un presente, y lo despidió.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR