Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Números 15: Leyes sobre las ofrendas

Núm 15:1 Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 15:2 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra de vuestra habitación que yo os doy,

Núm 15:3 y hagáis ofrenda encendida a Jehová, holocausto, o sacrificio, por especial voto, o de vuestra voluntad, o para ofrecer en vuestras fiestas solemnes olor grato a Jehová, de vacas o de ovejas;

Núm 15:4 entonces el que presente su ofrenda a Jehová traerá como ofrenda la décima parte de un efa de flor de harina, amasada con la cuarta parte de un hin de aceite.

Un efa contenía alrededor de 22 litros. La cuarta parte de un hin equivalía a 1, 8 litros.

Núm 15:5 De vino para la libación ofrecerás la cuarta parte de un hin, además del holocausto o del sacrificio, por cada cordero.

Núm 15:6 Por cada carnero harás ofrenda de dos décimas de flor de harina, amasada con la tercera parte de un hin de aceite;

Núm 15:7 y de vino para la libación ofrecerás la tercera parte de un hin, en olor grato a Jehová.

Núm 15:8 Cuando ofrecieres novillo en holocausto o sacrificio, por especial voto, o de paz a Jehová,

Núm 15:9 ofrecerás con el novillo una ofrenda de tres décimas de flor de harina, amasada con la mitad de un hin de aceite;

Núm 15:10 y de vino para la libación ofrecerás la mitad de un hin, en ofrenda encendida de olor grato a Jehová.

Núm 15:11 Así se hará con cada buey, o carnero, o cordero de las ovejas, o cabrito.

Núm 15:12 Conforme al número así haréis con cada uno, según el número de ellos.

Núm 15:13 Todo natural hará estas cosas así, para ofrecer ofrenda encendida de olor grato a Jehová.

Núm 15:14 Y cuando habitare con vosotros extranjero, o cualquiera que estuviere entre vosotros por vuestras generaciones, si hiciere ofrenda encendida de olor grato a Jehová, como vosotros hiciereis, así hará él.

Núm 15:15 Un mismo estatuto tendréis vosotros de la congregación y el extranjero que con vosotros mora; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; como vosotros, así será el extranjero delante de Jehová.

Núm 15:16 Una misma ley y un mismo decreto tendréis, vosotros y el extranjero que con vosotros mora.(A)

El tipo de sacrificio de que se habla aquí es una ofrenda encendida. Esta categoría incluye el holocausto , en la que todo el animal es consumido por el fuego, y el sacrificio , en el que solamente se quema parte del animal. Este tipo de ofrenda a Jehová debe hacerse en ocasión del cumplimiento de un voto, como una ofrenda voluntaria, o para celebrar una festividad. Estas deben estar acompañadas por una ofrenda de flor de harina y una libación .

Núm 15:17 También habló Jehová a Moisés, diciendo:

Núm 15:18 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra a la cual yo os llevo,

Núm 15:19 cuando comencéis a comer del pan de la tierra, ofreceréis ofrenda a Jehová.

Núm 15:20 De lo primero que amaséis, ofreceréis una torta en ofrenda; como la ofrenda de la era, así la ofreceréis.

Núm 15:21 De las primicias de vuestra masa daréis a Jehová ofrenda por vuestras generaciones.

Esta ofrenda es un tipo de ofrenda de paz. Esta ofrenda exige la presentación del primer pan hecho con el grano cosechado para el Señor.

Núm 15:22 Y cuando errareis, y no hiciereis todos estos mandamientos que Jehová ha dicho a Moisés,

Núm 15:23 todas las cosas que Jehová os ha mandado por medio de Moisés, desde el día que Jehová lo mandó, y en adelante por vuestras edades,

Núm 15:24 si el pecado fue hecho por yerro con ignorancia de la congregación, toda la congregación ofrecerá un novillo por holocausto en olor grato a Jehová, con su ofrenda y su libación conforme a la ley, y un macho cabrío en expiación.

Núm 15:25 Y el sacerdote hará expiación por toda la congregación de los hijos de Israel; y les será perdonado, porque yerro es; y ellos traerán sus ofrendas, ofrenda encendida a Jehová, y sus expiaciones delante de Jehová por sus yerros.

hará expiación, chaphar: Cubrir, expiar, reconciliar; apaciguar o aquietar; purgar o limpiar. Este verbo aparece 100 veces. El significado principal de chaphar podría ser «cubrir». El verbo se usa donde se instruyó a Noé a cubrir el arca con brea. La palabra kippur (expiación) es un importante derivado. Este término resulta familiar debido a su empleo en la frase hebrea Yom Kippur el Día de la Expiación. Se le traduce como «apaciguar» y como «expiar».

Núm 15:26 Y será perdonado a toda la congregación de los hijos de Israel, y al extranjero que mora entre ellos, por cuanto es yerro de todo el pueblo.

Núm 15:27 Si una persona pecare por yerro, ofrecerá una cabra de un año para expiación.

Núm 15:28 Y el sacerdote hará expiación por la persona que haya pecado por yerro; cuando pecare por yerro delante de Jehová, la reconciliará, y le será perdonado.(B)

Núm 15:29 El nacido entre los hijos de Israel, y el extranjero que habitare entre ellos, una misma ley tendréis para el que hiciere algo por yerro.

Núm 15:30 Mas la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo.

Núm 15:31 Por cuanto tuvo en poco la palabra de Jehová, y menospreció su mandamiento, enteramente será cortada esa persona; su iniquidad caerá sobre ella.

Ahora se enumeran las regulaciones sobre la ofrenda por el pecado. Dos instrucciones se ofrecen sobre el pecado no intencional, una para toda la congregación y una para el individuo. Indican las consecuencias del pecado intencional. Se compara al que peca con soberbia (que viola la Ley conscientemente) con aquel que lo hace por yerro, o sea, sin intención.

Dios estaba dispuesto a perdonar a aquellos que hubieran cometido errores no intencionales si se daban cuenta de sus errores rápidamente y los corregían. Sin embargo, los que pecaban deliberadamente recibían un juicio más severo. El pecado intencional surge de una actitud impropia hacia Dios. Un niño que conscientemente desobedece a sus padres está retando su autoridad y los obliga a responder. En este caso se tiene que trabajar tanto con la actitud como con la acción.

Lapidación de un violador del día de reposo

Núm 15:32 Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo.[a]

Núm 15:33 Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación;

Núm 15:34 y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer.

Núm 15:35 Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento.

Núm 15:36 Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés.

La severidad de la Ley se pone de manifiesto cuando se ejecuta al violador del día de reposo. El pecado no sólo era una cuestión individual, sino que en principio amenazaba a toda la comunidad, por lo que debía ser arrancado de raíz.

El apedreamiento de un hombre por recoger leña en el día de reposo parece un castigo severo, y lo fue. Este acto fue un pecado deliberado, desafiando la ley de Dios que prohibía trabajar en el día de reposo. Quizás el hombre intentaba adelantarse a todos los demás, además de quebrantar el día de reposo.

Franjas en los vestidos

Núm 15:37 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

Núm 15:38 Habla a los hijos de Israel, y diles que se hagan franjas en los bordes de sus vestidos,(C) por sus generaciones; y pongan en cada franja de los bordes un cordón de azul.

Las franjas se usaban para adornar los bordes de las vestimentas a fin de tener presente la voluntad de Dios. Los israelitas aparentemente usaban una prenda de vestir en la parte superior del cuerpo de forma cuadrangular y adornada con franjas. Las franjas debían ser usadas en los bordes de estas prendas.

Núm 15:39 Y os servirá de franja, para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos de Jehová, para ponerlos por obra; y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales os prostituyáis.

La idolatría está enfocada en uno mismo, concentrándose en lo que una persona puede obtener al servir a un ídolo. Se esperaba que los dioses proporcionaran buena suerte, prosperidad, larga vida y éxito en la batalla. Así también como el poder y el prestigio. La adoración a Dios es lo opuesto. Los creyentes deberán ser desprendidos y no egocéntricos. En lugar de esperar que Dios nos sirva, tenemos que servirlo a El, y no esperar algo en recompensa. Servimos a Dios por lo que El es, no por lo que podamos obtener.

Núm 15:40 Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios.

Núm 15:41 Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios. Yo Jehová vuestro Dios.

Las instrucciones y acontecimientos narrados tienen lugar en sitios no especificados. Sin embargo, tras la sentencia de muerte, comunican una nota de optimismo, ya que Jehová todavía está preparando a su pueblo para vivir en la tierra prometida. El capítulo incluye: instrucciones sobre ofrendas que acompañan los sacrificios; instrucciones de presentar una ofrenda del pan cocido en la tierra prometida; instrucciones sobre ofrendas por los pecados intencionales y no intencionales; un relato sobre la violación del día de reposo; e instrucciones de cómo adornar sus vestidos a fin de recordar los mandamientos de Dios

Este recordatorio visual sobre el deber de obedecer la Ley fue dado a causa de las serias consecuencias que se derivaban de su olvido. El capítulo concluye con los deberes y responsabilidades de quienes obedecen los mandamientos de Dios.

La reafirmación de la promesa de la tierra y de la necesidad de la obediencia

Aunque no llevan ninguna fecha, parece que las leyes incluidas en esta colección, se dieron durante los años en el desierto para explicar o aplicar (a veces con leves cambios) las leyes dadas antes en el monte Sinaí. Su presencia en esta sección del libro indica que forman parte de las tradiciones relacionadas con los eventos y las revelaciones en el desierto. ¿Por qué encontramos estas leyes aquí? Hay un cambio brusco entre el relato histórico y las leyes cúlticas.

Con todo, hay una razón teológica para la ubicación de estas leyes. Dios rechazó una generación entera por su falta de fe y rebeldía, y todos los de esa generación quedan excluidos de la tierra prometida. Pero las leyes miran adelante al tiempo cuando Israel haya entrado en la tierra que Jehová le da. Aquí hay una afirmación explícita de que las promesas de Dios no son anuladas, sólo postergadas. También, estas leyes hablan de grandes cantidades de harina, aceite y vino que el pueblo deberá presentar con sus sacrificios. Esto presupone un pueblo agrícola, asentado en una tierra fértil que puede producir lo que Jehová demanda. (Dios nunca demanda algo de su pueblo sin proveer lo necesario para cumplir con sus demandas.) Las provisiones de estas leyes entonces ofrecen una confirmación implícita de que Dios al fin llevará su pueblo, a pesar de su pecado, a una tierra que fluye leche y miel. Por el otro lado, estas leyes subrayan la necesidad de la obediencia de parte del pueblo. Si quiere gozar de las bendiciones prometidas, el pueblo debe dejar la rebelión y obedecer los mandamientos de Jehová.

Leyes acerca de los sacrificios

Ofrendas cereales y libaciones. Aquí se presupone que el pueblo habitará la tierra prometida y que ofrecerá holocaustos y sacrificios de paz allí. Habrá una nueva entrega del pueblo a Jehová, e Israel se regocijará en celebrar otra vez la comunión con Dios en su propia tierra. La frase como grato olor describe una ofrenda aceptable a Jehová.

Tratan de la ofrenda cereal (o vegetal) de harina con aceite. Lo nuevo aquí es que cada animal presentado en holocausto o como sacrificio de paz debe ir acompañado por una ofrenda vegetal y una libación de vino. Habla de presentar una ofrenda cereal con el sacrificio de paz, pero no fija la cantidad de tortas o harina que hay que presentar.) El sacerdote quema una parte de la harina con aceite sobre el altar; el resto es para el uso del sacerdote. Parece que derrama el vino sobre el altar, junto con la sangre del animal sacrificado.

Las cantidades requeridas de harina, aceite y vino se fijan en una escala según el animal ofrecido (cordero, carnero, novillo). Los animales más grandes deben ir acompañados por una cantidad más grande de harina, aceite y vino. La RVA da en las notas cifras por los equivalentes modernos de las cantidades mencionadas, pero varios comentaristas dan otras cifras que varían entre la mitad y el doble de las mencionadas en la RVA. Las cifras diferentes subrayan la dificultad de saber exactamente las medidas usadas en el AT.

No sabemos exactamente el significado de estas ofrendas cereales. Algunos creen que enfatizan que cuando el hombre ofrece algo a Dios, debe simbolizar el ofrecimiento de todo su trabajo, toda su vida. En un pueblo seminómada, que contaba su riqueza en ganado, era suficiente ofrecer animales, pero cuando se convierte en un pueblo agrícola, hay que agregar también los productos de la labranza de la tierra. Otros creen que tiene que ver con la idea de que las ofrendas se presentan como grato olor a Jehová. Se suman los productos vegetales al animal para hacer todo el sacrificio más agradable delante de Dios. Notar que no se menciona nada de ofrendas vegetales junto con los sacrificios por el pecado o por la culpa; parece que sólo acompañan los holocaustos y los varios tipos de sacrificios de paz.

Las primicias de la nueva masa. El principio de que todas las primicias pertenecen a Dios se establece. Aquí, mirando adelante a las cosechas que el pueblo ha de recibir después de su entrada en la tierra prometida, este principio se aplica a la masa que se hace con el grano cosechado. Se presenta una torta hecha de la nueva masa como una ofrenda alzada. El sacerdote simbólicamente presenta la torta a Dios, pero después la recibe de vuelta para su uso. Vemos aquí el principio común en el AT de que una parte santifica todo lo demás. Las primicias, al ser presentadas a Dios, son santas, y las primicias santas santifican toda la masa.

Sacrificios expiatorios. La ley anterior sobre la presentación de las primicias de la nueva masa ilustra el hecho de que había muchas leyes que se aplicaban a todas las áreas de la vida. Era muy fácil pecar en algo por inadvertencia. Este pasaje entonces habla de la provisión para los pecado no intencionales. Trata de pecados de la congregación entera.

Trata del sacrificio por el pecado (o el sacrificio de purificación. Hay una relación estrecha entre este sacrificio y el concepto de la inmundicia o la contaminación. Cualquier persona que llega a estar contaminada (física o moralmente) debe ser limpiada de su inmundicia por la presentación de un sacrificio expiatorio. Este pasaje agrega que el sacrificio por el pecado debe ir acompañado (en el caso de un pecado por la congregación por los menos) por un holocausto, con la ofrenda cereal y la libación correspondiente. También este pasaje enfatiza que la misma ley se aplica tanto al forastero (el extranjero que reside entre el pueblo) como al natural.

Hay discrepancias entre este pasaje y Levítico. El individuo puede presentar una cabra o una oveja como sacrificio por el pecado; Sólo menciona una cabra. Dice que en casos de pecado por la congregación, debe presentarse un novillo como sacrificio por el pecado. Requiere la ofrenda de un novillo en holocausto y un macho cabrío como sacrificio por el pecado. La explicación más sencilla parece ser que aquí se hace un leve cambio en la ley dada antes en el monte Sinaí.

La nota que corre a través de todo este pasaje es que los sacrificios por el pecado sólo valen por los pecados no intencionales. Por eso, se agrega una nota importante: no hay ningún sacrificio para la persona que peca con altivez. El hebreo dice lit. “con la mano alzada”. Esta frase parece indicar algo hecho osada y deliberadamente. Alguien que peca deliberadamente revela una actitud de soberbia y de desprecio de la palabra de Dios. Tal persona debe ser excluida de la congregación antes de que su actitud peligrosa contamine a otros. Este pasaje advierte al pueblo contra el tipo de rebelión.

Leyes que ponen énfasis en el deber de la obediencia

La violación del día del reposo. Este incidente, que aparentemente tuvo lugar durante los años en el desierto, se presenta aquí como un ejemplo de uno que peca con altivez. Exodo prohíbe el encender fuego en el día de reposo, y el acto de recoger leña en el día sábado indica la intención del hombre de encender un fuego. Es un caso de un pecado hecho deliberada y premeditadamente.

Ponen al hombre bajo guardia para esperar una palabra de Dios en cuanto a qué hacer con él.Demandan la pena de muerte para los que trabajan en el día de reposo. ¿Por qué entonces la necesidad de esperar una palabra de Jehovah? Algunos creen que era para determinar la forma de ejecución que se había que usar; Dios manda que la congregación lo apedree. Otros sugieren que esperaron para determinar si la intención de encender un fuego era causa suficiente para la muerte del hombre, considerando que no llegó a cometer el acto. En este caso, la respuesta de Dios es que sí, morirá irremisiblemente, y la congregación obedece este mandato.

Describe un caso semejante en que la congregación apedrea a un blasfemo. El método de lapidación era una manera de involucrar a toda la congregación en cumplir la sentencia. Así, toda la comunidad indica su repudiación del pecado. La ley exige la pena capital por varias ofensas; homicidio, algunos casos de adulterio e incesto, idolatría, blasfemia y profecía falsa. A pesar de eso, parece que la lapidación de violadores de la ley no fue muy común en la historia de Israel.

Flecos en los vestidos. Es fácil pecar por inadvertencia, y si uno no tiene una actitud de continuamente intentar agradar a Dios, puede caer aun en la soberbia que lo lleva a pecar con altivez. Por eso, es necesario tener algo para recordarle continuamente al hombre de su necesidad de obedecer la ley. Este es el propósito de los flecos o las franjas en la vestimenta.Especifica que haya un fleco en los cuatro puntos del manto. Sabemos por los cuadros y las esculturas que usaron flecos en la vestimenta en Egipto y Mesopotamia y entre los madianitas antes de 1000 a. d. J.C. No sabemos su propósito en esas culturas, pero este pasaje afirma que tienen un propósito explícitamente religioso en Israel: deben recordar al pueblo de los mandamientos de Jehová.

Cada fleco debe tener un cordón azul. Azul y púrpura tenían asociaciones con los reyes y los dioses, y azul era un color importante en el tabernáculo de Israel (ver el comentario sobre 4:4-14). La túnica del sumo sacerdote también era azul. Entonces los flecos con el cordón azul le recordaron al israelita de su Dios santo y su demanda de santidad de parte de su pueblo. Los flecos le animaban a seguir las instrucciones de Dios y no su propio corazón, y le recordaron que los mandamientos de Jehová se basan en su autoridad como el Redentor de Israel. Así se podía evitar la rebelión con sus resultados desastrosos.

En los tiempos del NT, los judíos observaban cuidadosamente este requisito. Parece que Jesús mismo usó flecos en su vestimenta. Aun hoy los mantones de oración usados por los judíos llevan flecos en las puntas. El Shema, la oración repetida cada mañana y cada tarde por los judíos piadosos, consiste en una combinación.

    Páginas: 1 2 3 4

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar