Logo

Proverbios 16: Relativos a la vida y la conducta

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Pro 16:1 Proverbios relativos a la vida y la conducta. Del hombre es hacer planes en el corazón; de Jehová es poner la respuesta en la lengua.[a]

«Mas de Jehová es la respuesta de la lengua» significa que el resultado final de nuestras disposiciones está en las manos de Dios. Si esto es así, ¿para qué decidir? Al hacer la voluntad de Dios, debe haber camaradería entre nuestros esfuerzos y el control de Dios. El quiere que usemos nuestras mentes, que busquemos el consejo de los demás y que tomemos decisiones. Sin embargo, los resultados están en sus manos. Entonces, las disposiciones nos ayudan a hacer las cosas de acuerdo con el propósito de Dios. A medida que viva para El, pídale dirección cuando tome decisiones y luego actúe de acuerdo a ellas confiando en Dios.

Pro 16:2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión, pero Jehová es quien pesa los espíritus.[b]

«Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión». La gente puede buscar explicaciones racionales para todo si no tienen normas para juzgar el bien y el mal. Siempre podemos probar que tenemos razón. Antes de poner en marcha cualquier decisión, pregúntese:

(1) ¿Está esta decisión en armonía con la verdad de Dios?

(2) ¿Dará resultados bajo las condiciones de la vida real?

(3) ¿Agrada a Dios mi actitud?

Pro 16:3 Encomienda a Jehová tus obras y tus pensamientos serán afirmados.[c]

Quien consulta con el Señor sus planes descubre el propósito de su vida.

Encomienda, galal: Enrollar, rodar, remover. En Genesis 29:3 galal se refiere a rodar una piedra de la boca de un pozo. En Josue 5:9 se «rueda» el oprobio de Egipto sobre Israel. En este texto se anima al lector a «rodar» sus obras al cuidado de Dios. La imagen es la de un camello que lleva una pesada carga. Cuando hay que remover la carga, el camello se arrodilla y se echa de lado para que ésta ruede fuera de su lomo. Varias palabras derivan de galal entre ellas encontramos: galgal («rueda» o «torbellino»), galil (Galilea, literalmente «circuito» o «distrito»), gulgolet (Gólgota, «calavera» o «cabeza») y megillah («pergamino» o «rollo»).

Hay diferentes formas de fracasar al encomendar a Dios cualquier cosa que hagamos. Algunos solo encomiendan su trabajo de manera superficial. Dicen que su proyecto es para Dios, pero en realidad es para ellos mismos. Otros tienden a dar a Dios el control temporal de sus intereses, solo para quitárselo en el momento en que las cosas dejan de marchar de la manera en la que esperaban. Aun así hay otros que encomiendan su tarea por completo a Dios, pero no ponen ningún esfuerzo de su parte. Debemos mantener un balance: confiar en Dios como si todo dependiera de El, mientras que trabajamos como si todo dependiera de nosotros. Piense en un esfuerzo específico en el que esté involucrado ahora. ¿Lo ha encomendado al Señor?

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR