Logo

Rut 2: Rut recoge espigas en el campo de Booz

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Rut 2:7 y ha dicho: Te ruego que me dejes recoger y juntar tras los segadores entre las gavillas. Entró, pues, y está desde por la mañana hasta ahora, sin descansar ni aun por un momento.

Se descansaba probablemente en un refugio improvisado que protegía a los segadores de las inclemencias del tiempo y del calor.

La tarea, aunque humilde, agotadora y quizás vil, Rut la llevó a cabo con fidelidad. ¿Cuál es su actitud cuando la tarea que se le encomienda no está a la altura de su verdadero potencial? La tarea que tiene a la mano tal vez sea todo lo que puede hacer, o a lo mejor sea el trabajo que Dios quiere que haga. O, como en el caso de Rut, puede ser una prueba de su carácter que abra nuevas puertas de oportunidad.

Rut 2:8 Entonces Booz dijo a Rut: Oye, hija mía, no vayas a espigar a otro campo, ni pases de aquí; y aquí estarás junto a mis criadas.

Oye : Booz apela a la sensibilidad de Rut. Quiere hacerle comprender que está sinceramente preocupado por su bienestar. Hija mía da a entender la diferencia de edades, algo a lo que Booz se referirá más tarde.

Rut 2:9 Mira bien el campo que sieguen, y síguelas; porque yo he mandado a los criados que no te molesten. Y cuando tengas sed, ve a las vasijas, y bebe del agua que sacan los criados.

Booz le concede un tratamiento cortés ( he mandado a los criados ), prometiéndole protección ante cualquier acción ruda o insensible por parte de quienes la rodeaban. Este era un favor muy apreciado, dado el provincialismo de la gente que frecuentemente discrimina o maltrata a los extranjeros.

Rut 2:10 Ella entonces bajando su rostro se inclinó a tierra, y le dijo: ¿Por qué he hallado gracia en tus ojos para que me reconozcas, siendo yo extranjera?

Rut 2:11 Y respondiendo Booz, le dijo: He sabido todo lo que has hecho con tu suegra después de la muerte de tu marido, y que dejando a tu padre y a tu madre y la tierra donde naciste, has venido a un pueblo que no conociste antes.

Rut 2:12 Jehová recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.

Las prioridades espirituales de Booz se revelan en su respeto por los motivos que trajeron a Rut a Israel, su amabilidad con Noemí y su confianza en Jehová Dios de Israel.

La vida de Rut mostró cualidades admirables: trabajaba duro, era amorosa, bondadosa, fiel y valiente. Estas cualidades le permitieron ganar una buena reputación, pero solo porque las ostentó constantemente en todos los aspectos de su vida. A dondequiera que iba o cualquier cosa que hacía, el carácter de Rut era el mismo.

Su reputación se forma por la gente que lo observa en su trabajo, en su ciudad, en su casa, en su iglesia. Una buena reputación surge al vivir siempre con las cualidades en las que cree, sin importar qué tipo de gente o ambiente lo rodee.

Rut 2:13 Y ella dijo: Señor mío, halle yo gracia delante de tus ojos; porque me has consolado, y porque has hablado al corazón de tu sierva, aunque no soy ni como una de tus criadas.

Porque has hablado al corazón de tu sierva : Indica la gratitud de Rut porque ha descubierto la amabilidad en medio de las dificultades.

Rut 2:14 Y Booz le dijo a la hora de comer: Ven aquí, y come del pan, y moja tu bocado en el vinagre. Y ella se sentó junto a los segadores, y él le dio del potaje, y comió hasta que se sació, y le sobró.

La conversación entre Rut y Booz caracteriza el estilo del autor. Cerca de la mitad de los 85 versículos que componen este libro está compuesta de diálogos; la historia se relata fundamentalmente por medio de ellos.

Booz distinguió a Rut a la hora de comer invitándola a sentarse junto a sus segadores, privilegio que un recogedor común no hubiera recibido.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR