Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 4: Exhortación a los adversarios

Salmos 4:1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

Dios habla en este versículo. Vanidad y mentira son palabras que se usan repetidamente en el AT en relación con los ídolos

Este salmo pudo haber sido escrito cuando David estaba pidiendo a sus enemigos que reconsideraran su apoyo a Absalón. Otros ven en este salmo una oración en que se pide alivio de una calamidad, como por ejemplo una sequía. Probablemente fue escrito muy poco tiempo después del Salmo 3.

Salmos 4:2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah

Salmos 4:3 Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare.

Piadosos son aquellos que son fieles y devotos a Dios. David sabía que Dios escuchaba sus oraciones y que le respondería. También a nosotros Dios nos escucha y nos responde cuando lo llamamos. A veces pensamos que Dios no va a escucharnos porque hemos caído por debajo de sus normas en cuanto a una vida recta. No obstante, si hemos confiado en Cristo como Salvador, Dios nos ha perdonado y nos escucha. Cuando sienta que sus oraciones están rebotando en el techo, recuerde que como creyente ha sido apartado por Dios y que Dios lo ama. El escucha y responde, aun cuando sus respuestas no sean lo que nosotros esperamos. Analice sus problemas a la luz del poder de Dios en vez de mirar a Dios en la sombra de sus problemas.

Salmos 4:4 Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah

Temblad : Esto es, no pecar contra Dios expresando sentimientos de angustia. Callad : Mantén la confianza, y Dios te dará paz

Salmos 4:5 Ofreced sacrificios de justicia, Y confiad en Jehová.

La adoración en los días de David incluía los sacrificios de animales en el tabernáculo. La sangre del animal cubría los pecados de aquel que ofrecía el animal. Había reglas específicas para ofrecer los sacrificios. Pero para Dios era más importante la actitud de sumisión y obediencia que la ceremonia misma. En la actualidad, un «sacrificio agradable» a Dios sigue siendo lo mismo. Dios quiere nuestra obediencia y nuestra alabanza antes que nuestras ofrendasx. Ofrézcale el sacrificio de la obediencia total y la alabanza sincera.

Salmos 4:6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien? Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro.

Alza . . . tu rostro significa «míranos favorablemente».

Salmos 4:7 Tú diste alegría a mi corazón Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.

La satisfacción que proviene del éxito material nunca se puede comparar con la alegría de conocer a Dios.

Aquí se contrastan dos clases de gozo: el gozo interior que surge al conocer y al confiar en Dios, y la felicidad que surge como resultado de circunstancias agradables. El gozo interno permanece estable mientras confiemos en Dios. La felicidad es imprevisible. El gozo interno derrota al desaliento, la felicidad lo cubre. El gozo interno es duradero, la felicidad es temporal.

Salmos 4:8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

Dormiré : Este versículo cierra el salmo como las notas finales de una canción de cuna. Solo el Señor puede proporcionarnos la paz espiritual.

Este lindo Salmo habla de paz y confianza cuando uno tiene cosas que le turban. El anterior es un Salmo de la mañana; éste se considera un Salmo de la tarde. Se notan varias frases similares a las del Salmo 3.

Oración

El salmista usa tres imperativos, clamando a Dios por su liberación de la situación de angustia en que se encuentra. En medio incluye una declaración de una experiencia del pasado: ensanchaste mi camino es una figura de liberación. Dios de mi justicia (o “mi justo Dios”); el salmista apela al carácter de Dios como el sustentador de la justicia.

Pensamientos

“El pecado ha sido, y es y será siempre el padre de la miseria.” Carlyle

“Solemos juzgarnos por lo que nos sentimos capaces de hacer; pero la gente nos juzga por lo que hemos hecho.” Longfellow

Exhortación a los adversarios

El salmista llama a sus opositores hijos del hombre; la frase usada (bene ? ish) sólo se usa dos veces en los Salmos; en cambio otra (bene? ?adam) se usa 62 veces. La primera puede llevar la connotación de “hombres de alto nivel”. Posiblemente el salmista quiera llamar la atención al orgullo de estos adversarios. Indica lo malo que hacen ellos: le calumnian, siguen objetivos vacíos y buscan el engaño. La palabra traducida el engaño (cazab) se traduce “falsos dioses” en algunos pasajes.

Los versículos 3-5 presentan una exhortación a estos opositores. Parece que eran hombres de su propio pueblo. Aquí el salmista no pide venganza y no profiere “imprecaciones”, sino les exhorta a cambiar su actitud y a poner su confianza en Jehová.

Sabed marca un contraste; ellos dependen de sus maquinaciones y engaños, pero todo el estilo de vida del que ama a Dios es diferente. La palabra traducida ha apartado conlleva la doble idea de “separar” y “hacer algo maravilloso”. El salmista sabe que Dios le oye porque sabe que Dios le ha llamado y lo ha apartado para sí. Esta es la mejor respuesta a todas las angustias. Según el NT, todo creyente en Cristo puede tener esta misma confianza.

A la luz de tal testimonio, el salmista exhorta a sus opositores a que teman a Dios y dejen de pecar. Deben “reflexionar” sobre el asunto, y cuando están solos y silenciosos en la cama es buen momento para hacerlo.

La exhortación sigue (versículo 5); deben ofrecer sacrificios de justicia o “justos sacrificios” (En el hebreo escasean los adjetivos; a menudo se usan dos sustantivos: sacrificios de justicia, para decir lo que expresamos con el sustantivo sacrificios y el adjetivo justos). Así, estos hombres deben aceptar la redención de Dios y confiar en él. Sacrificios justos implica un corazón arrepentido y humillado.

Confianza y paz

El versículo 6 muestra otro contraste; los muchos buscan más prosperidad material, pero el salmista pide una comunión más profunda con Dios. El versículo 7 amplía el mismo contraste; la alegría que esta comunión con Dios da al salmista es mayor que cualquier gozo que ellos derivan de su abundancia material. Los salmistas dicen que Dios provee los bienes materiales y quiere que disfrutemos de ellos, pero conseguir estos bienes no debe ser el objetivo de la vida.

¡Qué cuadro de paz nos da el salmista! El hebreo tiene un adverbio: me acostaré y en seguida dormiré, porque vive en la plena confianza que Dios lo cuida y lo guía. La situación de angustia motivó el salmo, y el salmo aumentó la fe del salmista.

Conciencia

Consciencia y syneidesis, las palabras latina y griegas, sin término hebreo correspondiente, son de las que se deriva nuestra palabra conciencia.

Conciencia es la facultad de juicio práctico, por el cual se declara que una cosa o acción es o ha sido buena o mala.

Conciencia se refiere a la capacidad espiritual para discernir nuestro destino.

La conciencia dada por Dios auspicia primordialmente no la intención de probidad moral, sino la saludsanidad espiritual.

La responsabilidad de la conciencia es “saberte entero” o sano.

Sólo la fe ilumina la conciencia y nos hace libres de mala conciencia.

    Páginas: 1 2 3

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar