Logo

Deuteronomio 9: Dios destruirá a las naciones de Canaán

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

La victoria viene de Dios

Es una continuación de la exhortación de Moisés a Israel. Las palabras Escucha, Israel, aparecen aquí para hacer hincapié en la lección que Moisés deseaba enseñar al pueblo. Moisés había amonestado al pueblo a que no olvidara que Jehová iba a proveer en abundancia para las necesidades de Israel, pero el pueblo no podía olvidarse de que estas riquezas fueron bendiciones que el Señor les había dado. Ahora Moisés declara que la victoria contra las naciones que Israel encontraría en Canaán vendrían de Dios y no del poder militar que Israel tenía. En la guerra santa, Jehová peleaba por su pueblo e Israel actuaba como su agente.

Moisés describe la superioridad de las naciones de Canaán: eran más grandes y más poderosas que Israel. Sus ciudades eran grandes y fortificadas hasta el cielo. Los anaquitas, uno de los pueblos de las tierra, era un pueblo más alto que los israelitas. Por esta razón muchos israelitas creían que nadie podía conquistarlos. Pero, a pesar de la desproporción de sus fuerzas, de su número y de sus fortificaciones, Israel iba a triunfar sobre ellos, pero su victoria no sería por el poder de su mano sino por la intervención directa de Jehová. Como un fuego consumidor Jehová derrotaría a los cananeos desposeyéndolos de su tierra para dársela a Israel.

La victoria contra los cananeos no aconteció por causa de la justicia de Israel. La tierra fue dada a Israel no porque ellos la merecían o porque tenían el derecho de recibirla. Los cananeos fueron expulsados de su tierra por causa de su impiedad y porque Jehová deseaba cumplir su promesa hecha a Abraham, a Isaac y a Jacob.

La palabra justicia significa “ser justo” o “inocente”. Israel no podía declararse un pueblo justo delante de Jehová. En el desierto habían sido un pueblo de dura cerviz, provocando a Jehová a la ira. Según Moisés, la rebeldía de Israel comenzó en el momento cuando Israel salió de Egipto y duró hasta la llegada de Israel en los campos de Moab. La justicia de Israel se contrasta con la impiedad de las naciones de Canaán. Justicia e impiedad son dos palabras generalmente usadas en un contexto legal. La persona que es justa es aquella declarada inocente en la corte; la persona que es impía es aquella que es declarada culpable.

La tierra de Canaán fue dada a Israel por causa de la impiedad de las naciones cananeas. Pero aun cuando las naciones de Canaán son declaradas culpables y merecedoras del castigo divino, Israel fue culpada por causa de sus muchas rebeliones contra Jehováx. Pero Israel no fue condenada así como los cananeos debido a la gracia de Jehová y la promesa que él había hecho a los patriarcas.

El becerro de oro

De los muchos ejemplos de la rebelión de Israel en el desierto, el autor seleccionó la adoración del becerro de oro para demostrar que Israel también era un pueblo culpable. Mientras Moisés recibía las dos tablas escritas con los Diez Mandamientos en el monte Horeb (o Sinaí), Israel estaba violando las demandas del pacto por causa de su adoración del becerro de oro. Los detalles de la fabricación del becerro de oro y los eventos relacionados con la apostasía de Israel están detallados en Exodo

La violación del pacto fue una infracción muy seria porque representaba un infringimiento del segundo mandamiento. Este mandamiento prohíbe hacer imágenes esculpidas para representar a Jehová. Presentan un resumen de los eventos relacionados con la construcción y adoración del becerro de oro.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR