Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Jueces 16: Sansón en Gaza

Jueces 16:1 Fue Sansón a Gaza[a] y vio allí a una prostituta y se llegó a ella.

Jueces 16:2 Y fue dicho a los de Gaza: Sansón ha venido acá. Y lo rodearon, y acecharon toda aquella noche a la puerta de la ciudad; y estuvieron callados toda aquella noche, diciendo: Hasta la luz de la mañana; entonces lo mataremos.

Jueces 16:3 Mas Sansón durmió hasta la medianoche; y a la medianoche se levantó, y tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echó al hombro, y se fue y las subió a la cumbre del monte que está delante de Hebrón.

El monte que está delante de Hebrón : Alude a una colina desconocida en dirección a Hebrón.

Sansón y Dalila

Jueces 16:4 Después de esto aconteció que se enamoró de una mujer en el valle de Sorec, la cual se llamaba Dalila.

El valle de Sorec : Comienza cerca de trece millas al oeste sudoeste de Jerusalén y continúa hacia el noroeste en dirección al Mediterráneo.

Jueces 16:5 Y vinieron a ella los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en qué consiste su gran fuerza, y cómo lo podríamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata.

Los príncipes de los filisteos : Véase la nota 3.3. Mil cien siclos de plata era una cantidad exorbitante de dinero, especialmente cuando se compara con la suma de dinero que Miqueas recibió como pago por sus deberes sacerdotales.

A los filisteos no los gobernaba un solo líder, sino cinco. Cada uno de ellos gobernaba desde una ciudad diferente: Asdod, Ascalón, Ecrón, Gat o Gaza. Cada una de estas ciudades era un centro de comercio e intercambio. Dado el carácter de Dalila, no sorprende que traicionara a Sansón cuando estos hombres ricos y poderosos le hicieron una visita personal.

Jueces 16:6 Y Dalila dijo a Sansón: Yo te ruego que me declares en qué consiste tu gran fuerza, y cómo podrás ser atado para ser dominado.

Jueces 16:7 Y le respondió Sansón: Si me ataren con siete mimbres verdes que aún no estén enjutos, entonces me debilitaré y seré como cualquiera de los hombres.

Siete mimbres verdes : Evidentemente, Sansón no está hablando aquí de varillas de la mimbrería, sino de cuerdas aún no endurecidas, hechas de las vísceras de los animales.

Jueces 16:8 Y los príncipes de los filisteos le trajeron siete mimbres verdes que aún no estaban enjutos, y ella le ató con ellos.

Jueces 16:9 Y ella tenía hombres en acecho en el aposento. Entonces ella le dijo: !!Sansón, los filisteos contra ti! Y él rompió los mimbres, como se rompe una cuerda de estopa cuando toca el fuego; y no se supo el secreto de su fuerza.

Jueces 16:10 Entonces Dalila dijo a Sansón: He aquí tú me has engañado, y me has dicho mentiras; descúbreme, pues, ahora, te ruego, cómo podrás ser atado.

Jueces 16:11 Y él le dijo: Si me ataren fuertemente con cuerdas nuevas que no se hayan usado, yo me debilitaré, y seré como cualquiera de los hombres.

Jueces 16:12 Y Dalila tomó cuerdas nuevas, y le ató con ellas, y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Y los espías estaban en el aposento. Mas él las rompió de sus brazos como un hilo.

Jueces 16:13 Y Dalila dijo a Sansón: Hasta ahora me engañas, y tratas conmigo con mentiras. Descúbreme, pues, ahora, cómo podrás ser atado. El entonces le dijo: Si tejieres siete guedejas de mi cabeza con la tela y las asegurares con la estaca.

Y las asegurares con la estaca : Dalila tejió el cabello de Sansón y lo aseguró en una estaca. Postrado, Sansón fue ahora atado a ella.

Jueces 16:14 Y ella las aseguró con la estaca, y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Mas despertando él de su sueño, arrancó la estaca del telar con la tela.

Jueces 16:15 Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza.

A Sansón lo traicionaron porque quería creer en las mentiras de Dalila. Aunque podía estrangular a un león, no pudo controlar su abrasadora lujuria y ver a Dalila como lo que era en verdad. ¿Cómo puede evitar que su deseo de amor y de placer sexual lo engañen?

(1) Antes de que llegue la pasión, debe decidir a qué clase de persona amará. Determine si el carácter y la fe de esa persona en Dios es tan deseable como su apariencia física.

(2) Ya que la mayor parte del tiempo que pasará con su cónyuge no incluirá el sexo, la personalidad del mismo, el temperamento y el compromiso para resolver problemas deberán ser tan gratificantes como sus besos.

(3) Sea paciente. El segundo vistazo a menudo revela lo que yace detrás de una apariencia agradable y un toque atento.

Jueces 16:16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

Jueces 16:17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres.

Porque soy nazareo : Finalmente, Sansón reveló el origen de su fuerza: Procedía del poder que venía del Espíritu del Señor y ello estaba también asociado con su consagración a Dios como nazareo, simbolizada por su larga cabellera.

Dalila siguió preguntándole a Sansón acerca del secreto de su fuerza hasta que finalmente él se cansó de escuchar sus quejas y se rindió. Esta era la segunda vez que Sansón se dejaba vencer por la persistencia. Qué excusa más lamentable para su desobediencia. No permita que nadie, sin importar cuán persuasivo o atractivo sea, lo convenza para hacer el mal.

Jueces 16:18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.

Jueces 16:19 Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzó a afligirlo, pues su fuerza se apartó de él.

Dalila era una mujer engañadora con miel en sus labios y veneno en su corazón. Fría y calculadora, jugó con Sansón pretendiendo amarlo mientras buscaba un beneficio personal. ¿Cómo pudo Sansón ser tan tonto? Cuatro veces Dalila se aprovechó de él. Si no se dio cuenta de lo que sucedía después de la primera o de la segunda experiencia, ¡sin duda debió comprender la situación en la cuarta vez! Pensamos que Sansón es un tonto; sin embargo, ¿cuántas veces permitimos que nos engañen con lisonjas y nos rendimos ante la tentación y las creencias erróneas? Evite caer presa del engaño al pedir a Dios que lo ayude a distinguir entre lo verdadero y lo falso.

Jueces 16:20 Y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él.

Jehová ya se había apartado de él : Sansón fue liberado de su posición como juez por esta última violación de su voto.

Jueces 16:21 Mas los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la cárcel.

Sansón, el poderoso guerrero, se convirtió en esclavo. En vez de matarlo, los filisteos prefirieron humillarlo sacándole los ojos y haciéndolo moler el grano. Sansón ahora tenía todo el tiempo para preguntarse si los encantos de Dalila justificaban pasar el resto de su vida en la humillación.

Aunque Dios no abandonó a Sansón por completo, permitió que prevaleciera la voluntad de Sansón, y las consecuencias de su decisión sobrevinieron naturalmente. Podemos optar por andar cerca de Dios o ir por nuestro propio camino, sin embargo, nuestra elección tendrá consecuencias. Sansón no eligió su captura, pero sí quedarse con Dalila y no pudo escapar de las consecuencias de su decisión.

Ciego y sin fuerzas, a Sansón lo llevaron a Gaza donde pasaría el resto de su corta vida. Gaza era una de las cinco ciudades capitales de los filisteos. Conocida por sus muchos pozos, era una parada importante a lo largo de la gran ruta de caravanas que conectaba con Egipto hacia el sur y con Siria hacia el norte. Tal vez los filisteos mostraron a Sansón como presa a todos los dignatarios que pasaban por allí.

Es irónico, pero en Gaza Sansón demostró anteriormente su gran fuerza al arrancar las puertas de la ciudad. Ahora era un ejemplo de debilidad.

Jueces 16:22 Y el cabello de su cabeza comenzó a crecer, después que fue rapado.

Este versículo muestra la misericordia de Dios, quien restaurará a Sansón a pesar de su pecado.

Muerte de Sansón

Jueces 16:23 Entonces los principales de los filisteos se juntaron para ofrecer sacrificio a Dagón su dios y para alegrarse; y dijeron: Nuestro dios entregó en nuestras manos a Sansón nuestro enemigo.

Dagón, un dios de la cosecha y la fertilidad, era la máxima deidad de los filisteos y se le rendía culto en los famosos templos localizados en Gaza y Asdod.

Jueces 16:24 Y viéndolo el pueblo, alabaron a su dios, diciendo: Nuestro dios entregó en nuestras manos a nuestro enemigo, y al destruidor de nuestra tierra, el cual había dado muerte a muchos de nosotros.

Dagón era el dios más importante de los filisteos, el dios del grano y de la cosecha. Habían muchos templos construidos en su honor y ahí la adoración incluía el sacrificio humano. Los templos eran además los centros locales de entretenimiento. Del mismo modo que la gente hoy en día acude a los teatros, los filisteos llenaban los templos locales. Se sentaban en el techo plano del templo y miraban hacia el patio que quedaba abajo. Lo que comúnmente presenciaban era la tortura y la humillación de los prisioneros.

Debido al control que los filisteos ejercían sobre los israelitas, pensaban que su dios era más fuerte. Pero cuando se colocó el arca de Dios ante Dagón en un templo similar, el ídolo cayó y se hizo pedazos. La fuerza de Dios va más allá de números o del poder físico.

Jueces 16:25 Y aconteció que cuando sintieron alegría en su corazón, dijeron: Llamad a Sansón, para que nos divierta. Y llamaron a Sansón de la cárcel, y sirvió de juguete delante de ellos; y lo pusieron entre las columnas.

Para que nos divierta , esto es, para que actúe ante nosotros.

Jueces 16:26 Entonces Sansón dijo al joven que le guiaba de la mano: Acércame, y hazme palpar las columnas sobre las que descansa la casa, para que me apoye sobre ellas.

Palpar las columnas : Los filisteos han realizado excavaciones en un templo filisteo similar al descrito en esta narración. Tenía una larga nave interior cubierta originalmente por un techo apoyado en dos columnas de madera.

Jueces 16:27 Y la casa estaba llena de hombres y mujeres, y todos los principales de los filisteos estaban allí; y en el piso alto había como tres mil hombres y mujeres, que estaban mirando el escarnio de Sansón.

Jueces 16:28 Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos.

Jueces 16:29 Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.

Jueces 16:30 Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida.

A pesar del pasado de Sansón, Dios escuchó y contestó su oración destruyendo el templo pagano y a sus adoradores. Dios todavía lo amaba. Estaba dispuesto a escuchar la oración de confesión y de arrepentimiento de Sansón y a utilizarlo en este momento final. Uno de los efectos del pecado en nuestra vida es quitarnos el deseo de orar. Pero un comportamiento moral perfecto no es un requisito para orar. No permita que los sentimientos de culpabilidad a causa del pecado lo aparten de su único medio de restauración. No importa cuánto tiempo haya estado lejos de Dios, El está listo para escucharlo y restaurar la relación. Todas las situaciones de la vida pueden salvarse si está dispuesto a volverse otra vez a El. Si Dios pudo seguir trabajando en la situación de Sansón, sin duda puede hacer algo valioso en la suya.

Jueces 16:31 Y descendieron sus hermanos y toda la casa de su padre, y le tomaron, y le llevaron, y le sepultaron entre Zora y Estaol, en el sepulcro de su padre Manoa. Y él juzgó a Israel veinte años.

Juzgó a Israel : Véase la nota a 15.20. El Espíritu del Señor le dio a Sansón una fuerza sobrenatural y habilidades que le permitieron realizar proezas heroicas en favor de Israel. Se le incluye, sin comentarios, en la relación de héroes de la fe.

Epílogo : Dos historias se añaden al libro de los Jueces en calidad de epílogo. El primer episodio condena la corrupción en el culto israelita. Cuenta la historia del establecimiento por Micaía de un sitio paganizado donde rendir culto y la adopción por parte de los danitas de esta forma de culto cuando emigraron al norte. El segundo episodio del epílogo ilustra la corrupción moral de Israel. Relata la infortunada historia de la degenerada conducta de los hombres de Gabaa hacia la concubina de un levita y el inicio de la guerra civil contra la tribu de Benjamín, que apoyó a quienes cometieron esa atrocidad

Dalila

El mayor logro de una persona bien puede ser ayudar a otros a realizar grandes cosas. Del mismo modo, el mayor fracaso puede ser evitar que otros alcancen su grandeza. Dalila jugó un pequeño papel en la vida de Sansón, pero su efecto fue devastador, ya que influyó para que él traicionara el llamado especial de Dios. Motivada por la ambición, Dalila usó su persistencia para acabar con Sansón. Su amor obsesivo por ella lo hizo un blanco vulnerable. Por toda su fuerza física, no hacía pareja con Dalila y pagó un precio muy alto al ceder ante ella. Nunca más se vuelve a mencionar a Dalila en la Biblia. Su deslealtad hacia Sansón arruinó la vida de este y la de su pueblo.

¿Ayuda a las personas que lo conozcan a usted? ¿Consideran que conocerlo los desafía a ser mejores? Más importante aún, ¿les es de ayuda en sus relaciones con Dios? ¿Qué les comunica en cuanto a su verdadero interés por ellos, al demandarles tiempo y atención? ¿Está dispuesto a ser un instrumento de Dios en las vidas de otros?

Dalila fue: Persistente ante los obstáculos pero tuvo sus debilidades y errores: Valoraba más el dinero que las relaciones; Traicionó al hombre que confió en ella;

De su vida aprendemos que: Necesitamos ser cuidadosos en confiar solo en gente confiable

La encontramos en el Valle de Sorec, contemporánea de Sansón

Luchas entre Sansón y los filisteos por causa de la ramera de Gaza.

La segunda sección sobre la liberación que Sansón inició comienza con una manifestación de la fuerza de Sansón durante la noche en Gaza, y termina con su última manifestación de fuerza, también en Gaza y en la noche permanente de su ceguera.

El episodio sucedería al final de los 20 años, poco antes de la relación con Dalila.

Al ir a Gaza, la más sureña de las cinco ciudades filisteas, y visitar a una prostituta, Sansón muestra arrogancia ante sus enemigos y ante Dios. Menosprecia la capacidad de aquéllos de hacerle daño, y desprecia de nuevo su nazareato.

Los filisteos esperan la claridad para matar a su enemigo formidable; ver exposición. Ponen una guardia en la puerta de la ciudad para evitar que su presa salga durante la noche.

En efecto, a medianoche Sansón se va. Las puertas de las ciudades tenían la altura de un edificio de dos pisos, y estaban llenas de clavos y cubiertas de bronce para evitar que se quemaran fácilmente. Podemos imaginarnos el asombro de los guardas, listos a arremeter contra Sansón, cuando lo ven agarrar la barra que servía de cerrojo y arrancar de sus cimientos las dos hojas con sus postes. ¿Quién atacaría a este superhombre mientras él sube las puertas a sus hombros y se marcha con ellas? Las lleva cerro arriba hasta la cumbre de un monte de donde se veía Hebrón, ciudad que estaba a unos 64 km. al oriente. Como Gaza estaba en la llanura costera y Hebrón en un valle a una elevación de casi 1.000 m., el monte estaría cerca de Hebrón. Ha de ser el monte hoy llamado elHalil, a 60 km. de Gaza.

Sin duda, esta fuerza provino de Jehová. El milagro simboliza el deseo de Jehová de entregar a su pueblo las puertas de sus enemigos.

Sin embargo, el pasaje no atribuye la hazaña a Dios. Hace veinte años Sansón tuvo que aprender a depender de Dios. Ahora vuelve a confiar en su propia fuerza y a hacer lo que le parece recto ante sus propios ojos.

La debilidad de Sansón

Sansón fue un hombre fuerte, con capacidades de ser líder. Dios estuvo con él en varias ocasiones. Pero tenía su debilidad, la cual le llevó al fracaso.

1. La sensualidad le llevó a tomar decisiones insensatas

2. La sensualidad le llevó a relaciones ilícitas

3. La sensualidad le llevó a ceder a la presión fatal

Luchas entre Sansón y los filisteos por causa de Dalila

Victoria de los filisteos sobre Sansón

La última mujer que atrae a Sansón es del valle de Sorec, la frontera entre Filistea y Dan; ver exposición. Sorec era el nombre de una especie de vid de alta calidad. Da un presentimiento que una mujer de ese lugar debe ser prohibida para el nazareo.

Dalila no es nombre filisteo, sino semítico, pero ella se comporta como filistea. Posiblemente fue hija de un matrimonio israelitafilisteo. Al enamorarse de ella, Sansón de nuevo muestra insensatez con las mujeres. Las diversas opiniones, todas especulativas, sobre el significado de “Dalila” incluyen “adoradora”, “coqueta”, “débil”, “prostituta sagrada”, “querida”, “rizo colgante” y “sumisa”.

Sobre los jefes, ver la exposición. Reconociendo que la fuerza de Sansón es sobrenatural, sobornan a Dalila para que averigüe su secreto. Sobre persuade, ver la exposición. Sansón debía estar prevenido por aquella experiencia, pero con las mujeres él es tan insensato como Israel lo es con los ídolos.

En Dalila se combinan las maldades de la mujer de Timnat y la prostituta de Gaza. Como ésta, da sus amores por ganancia económica; como aquélla, traiciona a Sansón.

Los 5.500 siclos eran muchísima plata. El terreno que Abraham compró en Macpela costó 400 siclos de plata; la era de Arauna y sus bueyes, 50 siclos; un esclavo, 30 siclos; y los servicios anuales del levita de Micaías, 10 siclos. La magnificencia del premio indica que Sansón ha seguido peleando con éxito contra los filisteos durante los veinte años de su gobierno.

Dalila hace el intento de que Sansón le revele el secreto de dónde obtiene él su fuerza, pero él le engaña.

La fidelidad a un voto Sansón pertenecía a los nazareos desde su nacimiento. Esta relación le daba poder espiritual, pero uno debía de obedecer las normas para los nazarenos durante el tiempo de continuar el voto. Sansón violó las normas.

1. El voto de nazareo.

1. No tomar bebidas alcohólicas.

2. No cortar el cabello.

3. No comer nada de la vid.

4. No tocar cadáver.

2. Fruto del voto.

1. Fuerza física.

2. Victoria sobre los enemigos.

3. Consecuencias de la violación del voto.

1. Pérdida de la fuerza.

2. Opresión del enemigo.

3. Ceguera y esclavitud.

Las cuerdas de arco se hacían de intestinos retorcidos o de tendones de animales. Naturalmente, tenían más resistencia antes de secarse, y además, siete cuerdas eran más fuertes que una. Sansón da a entender que las cuerdas tendrían un efecto mágico, pues si lo atan con siete cuerdas nuevas perderá su fuerza.

Aunque no revela su secreto, Sansón da una pista. Las siete cuerdas de intestinos retorcidos corresponden a sus siete trenzas (ver donde la palabra traducida mechones se refiere a cabello en trenzas). Confiado, Sansón comienza a jugarse la vida.

Entre la “revelación” y una próxima visita de Sansón, Dalila recibe las siete cuerdas. Evidentemente Sansón permite que Dalila lo ate, contaminándose así por el contacto con los intestinos frescos. Cuando ella le grita que los filisteos le atacan, él, sin más, rompe las cuerdas. El verbo traducido toca es lit. “huele”. El cordel hecho de fibras de estopa se quema tan fácilmente que es como si se disolviera al no más sentir el olor del fuego.

Varios filisteos esperaban en un cuarto para atacar a Sansón. Al ver su fuerza, se quedaron escondidos. Así que, Sansón no se dio cuenta de la traición de Dalila. Para él, fue solamente un juego entre enamorados.

Dalila, seguramente en forma cariñosa, hipócritamente reprocha la falta de sinceridad de Sansón, pero Sansón de nuevo contesta con engaño. La palabra traducida soga es la misma que se vierte por “cuerda”; de modo que Sansón ya ha demostrado que las sogas nuevas no le pueden retener. Sin embargo, Dalila no lo sabe. Posiblemente se consideraba que lo nuevo tenía alguna potencia sobrenatural. Sansón todavía no toma en serio la “diversión inocente” de Dalila.

Sansón se acerca un poquito más a la revelación de la verdad. Las sogas serían más parecidas a sus trenzas que las cuerdas de arco.

El tercer intento de Dalila también fracasa, pero le lleva todavía más cerca de la verdad. Sansón deja de hablar de cuerdas y sogas para señalar directamente su pelo. También sugiere más claro que nunca que no será dominado por un medio normal. Esta vez Dalila hace dormir a Sansón antes de hacer la prueba. La parte del que está entre corchetes fue omitida del Texto Masorético porque posiblemente la vista de algún copista saltó de aseguras en el a aseguró.

Dalila no se da por vencida. Manipula a Sansón de la misma manera que la novia de Timnat; comp. exposición. Su hipocresía es completa cuando reclama que el corazón de Sansón no está con ella, es decir, que no ha sido sincero con ella. Su amor al dinero le acicatea, y día tras día presiona a Sansón hasta que él no aguanta más. De nuevo, el invencible en batalla no puede resistir la insistencia de la mujer que ama. Siente que está en mortal angustia, pero ceder ante la presión de Dalila lo llevará lit. a su muerte.

La revelación a Dalila es también una revelación al lector. Hasta aquí la historia no ha dicho que la fuerza de Sansón tenga que ver con su pelo. El ha tenido en poco su nazareato, pero reconoce que si corta la más visible señal del voto, perderá su poder. Cuando confiesa que es nazareo de Dios, es la primera vez en la historia que ha hablado de Dios a otra persona. Aún ahora se limita al vocablo Dios, sin aclarar si habla de Jehová, o algún dios pagano.

Cuando los gobernantes filisteos llegaron con la plata, Dalila, traicionera hasta el fin, hace dormir a Sansón sobre sus rodillas. Según el heb., fue ella quien le cortó las trenzas (ver la nota). El hombre tuvo que traerle la navaja, porque Sansón dormía sobre sus rodillas.

La forma en que Dalila comenzó a afligir a Sansón fue gritar que los filisteos lo atacaban. Sansón descubrió que la fuerza se había apartado de él cuando quiso escapar.

El verbo traducido me escaparé es lit. “me sacudiré”. Está vertido por “desprenderse”. Sansón creía que se sacudiría, desprendiéndose de cualquier atadura o de los filisteos.

La fuerza de Sansón no era suya, ni se derivaba de su pelo, sino de Jehová, aun cuando Sansón vivía en pecado. Sin embargo, cuando pierde la señal visible de su consagración, Jehová le retira su poder. Así también Jehová quita su bendición cuando Israel no se identifica como su siervo.

Hay paralelos irónicos entre la historia de Sansón y Dalila y la de Sísara y Jael. ésta engañó y mató al líder militar de los enemigos de Israel; aquélla engaña al líder militar de Israel y lo entrega a sus enemigos, con quienes morirá.

Los filisteos cegaron a Sansón sacándole los ojos, lo encadenaron y lo pusieron a moler. Varios pueblos tenían la costumbre de cegar a cautivos importantes. Sin sus ojos Sansón no podía seguir “viendo” a las mujeres que tanto le tentaban.

Sansón no molía como sustituto del asno, pues el molino de asno no se inventó hasta el siglo V a. de J.C. Además, sin su pelo Sansón no tenía la fuerza de un asno. Más bien trabajaba con un molino de mano, haciendo en ese entonces labor de mujer. En el mundo antiguo este trabajo se asignaba a prisioneros de guerra, criminales y esclavos desobedientes. ¡Qué contraste entre la humillación de Sansón en Gaza y la gala que él había hecho de su fuerza en esa misma ciudad!

La pérdida del poder de Dios

“No sabía que Jehová ya se había apartado de él”.

1. Uno no puede tener el poder de Dios sin saberlo. Sansón actuó tres veces para defenderse de los filisteos, sabiendo que el poder de Dios estaba con él.

2. Uno puede perder el poder de Dios sin saberlo. Sansón pensaba que podría salvarse de los filisteos, como antes, pero no se dio cuenta que ya no tenía poder.

3. En un momento de debilidad moral o espiritual uno puede perder el poder de Dios. Sansón cedió a la presión de Dalila, y le costó su poder con Dios.

Cuántos ministros han perdido su poder con Dios porque cedieron a una tentación, pensando que quedaría en secreto su pecado. Pero salió a luz, y su caída fue completa.

Ultima venganza de Sansón

Parece que las proezas de Sansón han terminado. Sin embargo nos da esperanza todavía.

Los filisteos decidieron ofrecer una fiesta a Dagón. Antes se pensaba que Dagón era un dios pez, pero ahora, por medio de las inscripciones del Antiguo Oriente, se sabe que era el dios cananeo del grano (de hecho, su nombre significa “grano”), adoptado por los filisteos cuando se asentaron en la costa de Canaán.

En la fiesta tanto los cinco gobernantes como el pueblo alababan a Dagón por haberles entregado a Sansón. Esta alabanza en heb. tiene mucha rima por la repetición de nuestro. Esta repetición subraya el carácter nacionalista de la alabanza. En Jueces Débora y Barac cantan a Jehová por la victoria de Israel a través de la valentía de sus líderes y el engaño de Sísara por Jael; ahora los filisteos, hombres y mujeres, alaban a Dagón por la derrota de Israel por causa de la insensatez de su líder y el engaño que Dalila le hizo.

Las frases su dios y nuestro dios implican que para los filisteos la captura de Sansón demuestra que Dagón es más poderoso que Jehová. Tal vez este debate sea la razón por la cual a Jehová se le llama “Dios” ocho veces; normalmente en Jueces se le llama casi exclusivamente “Jehová”.

En plena fiesta, los filisteos pidieron traer a Sansón de la cárcel (lo cual implica que la fiesta se celebraba en Gaza) para burlarse de él. él parecía débil. En realidad pensaba «apoyarse» de una manera no sospechada por su guía. Este joven sería uno de los responsables de ponerlo en ridículo frente a la concurrencia. La palabra traducida edificio es lit. “casa”. Aquí se refiere a la casa de Dagón, o sea, su templo. El techo de los templos filisteos era sostenido por columnas de madera, las cuales descansaban sobre bases de piedra.

El autor interrumpe su narración para explicar que el templo estaba atestado de filisteos disfrutando la humillación de Sansón, incluyendo los cinco gobernantes; ver exposición. La interrupción aumenta el suspenso mientras el lector se pregunta si Sansón ha recuperado su fuerza. El espectáculo se llevaría a cabo en un patio central cerrado por tres lados, o tal vez hasta por los cuatro lados, a la vista de todos los que estaban debajo del techo y en la azotea. Probablemente los 3.000 en la azotea desestabilizaban el edificio. Habiendo entregado a Sansón a los filisteos, Jehová ha colocado a su instrumento en el templo de Dagón mismo, donde podrá hacer el daño máximo no solamente al enemigo opresor, sino también al dios falso.

En esta situación Sansón clama a Jehová por segunda vez. Todavía no piensa en el bien de Israel ni en la gloria de Dios, sino en lo mismo que lo ha motivado en todas las peleas: la venganza personal.

Sansón se dirige a Jehová como Señor y Dios. A Jehová le interesa demostrar que el verdadero Señor y Dios no es Dagón, sino él. Esto y su amor para Israel le motivan a conceder la petición de Sansón.

Sansón se agarró de las dos columnas centrales del templo, y reveló que su fuerza había regresado; movió las columnas, haciendo caer el templo (16:29, 30). El verbo traducido palpó parece significar “agarró torciendo”. Luego dice que se apoyó contra las columnas. El verbo traducido empujó significa “dobló” o “se dobló”. Estos verbos sugieren que Sansón se inclinó hacia adelante, empujando y torciendo las columnas con sus brazos.

En su muerte Sansón mató por lo menos 1.100 filisteos. Probablemente mató a casi todos los presentes, más de 3.000, incluyendo a los cinco gobernantes, ya que en aquel tiempo casi toda lesión seria conducía a la muerte. Esta catástrofe fue un paso más en el comienzo de la liberación israelita.

Posiblemente Sansón fue sepultado en el campamento de Dan. La expresión sus hermanos puede hacer referencia a los miembros de la familia extendida o hijos de otra esposa de Manoa, a menos que la madre de Sansón haya dejado de ser estéril después de su nacimiento.

El tiempo del verbo heb. no es el mismo en los dos pasajes. El tiempo implica que los 20 años comenzaron después de los eventos. Se usa el pluscuamperfecto, “había juzgado”, indicando que los 20 años terminaron con la muerte de Sansón.

Como Sansón solamente comenzó a librar a Israel, su historia no termina con la acostumbrada subyugación del opresor y reposo. Las historias de los otros libertadores son en cada caso el relato de una sola lucha que resulta en liberación. En contraste, la historia de Sansón consiste en varias luchas sin ninguna liberación decisiva. No obstante, los israelitas tomarían aliento de las proezas del “Zorro” israelita, a quien ni en la vida ni en la muerte lo pudieron vencer los opresores.

A través de estos episodios Jehová actúa de maneras no ortodoxas. Logra sus propósitos a través de un pícaro, de sus relaciones ilícitas con mujeres filisteas, de su espíritu vengativo y aun de su captura por los filisteos. No podemos limitar a Dios a nuestros esquemas humanos de cómo él debe actuar.

La historia de Sansón está enmarcada por el nombre “Zora”, y sus luchas contra los filisteos por la frase “entre Zora y Estaol”. La historia que comenzó en Zora con tanta esperanza terminó en el mismo lugar, pero con desilusión. Hijo de una mujer estéril, anunciado por el ángel de Jehová, apartado como nazareo en el vientre de su madre, llamado a su misión antes de su concepción, impulsado por el Espíritu de Jehová, Sansón prometió mucho. Como Otoniel, recibió el poder del Espíritu de Jehová. Su enigma y sus poemas indican que, como Ehud, era astuto. Como Samgar, mató a centenares de filisteos con una arma improvisada. Sin embargo, a raíz de su indisciplina y egoísmo, perdió el poder divino, resultó tan insensato como Eglón y Sísara, como Jefté trajo muerte por fuego a una mujer joven y pereció entre los filisteos.

Nos sorprende hallar a Sansón entre los héroes de fe . A pesar de sus debilidades, demostró en dos ocasiones críticas una fe en Dios que le permitió sacar fuerzas de la debilidad. Esta fe es todavía digna de imitarse.

El Dios de la segunda oportunidad

1. Sansón se arrepintió de sus errores mientras molía y crecía su cabello.

2. Sansón quería rescatar a los israelitas de la amenaza de los filisteos.

3. Sansón estaba dispuesto a sacrificar su vida por una causa que valoraba.

4. Sansón pidió fuerza para tumbar las columnas del palacio de los filisteos.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar