Logo

Salmo 68: Un cántico de victoria en el éxodo

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Naciones reconocen el poder de Dios

El párrafo nos hace pensar en Isaías 60 donde las naciones vendrán a Jehová. Se puede ver el cumplimiento en la conversión de los gentiles. Al pensar en las naciones que adoran a Dios, el salmista recuerda que el Dios de la victoria juzga a los rebeldes. La fiera se refiere a Egipto y los toros y becerros a gentes hostiles (Egipto incluido). Nótese que las causas del juicio son que persiguen la plata y se complacen en las batallas. Todavía en los reinos del mundo la gran mayoría de los asuntos políticos y las preocupaciones de la gente giran en torno a la plata y la guerra.

Las marchas triunfales de Dios

Exuberante alabanza al Dios del triunfo

En el primer cántico del Salmo era Israel el que alababa a Dios; en este último cántico son todas las naciones juntas con Israel. Este repetido interés en todos los pueblos reafirma la visión misionera que se ve en muchos salmos. Uno de los motivos para las misiones es el deseo de que todos los pueblos adoren al Dios verdadero.

No es Baal, ni los poderes malignos, sino Jehová quien es Señor sobre todo (v. 33). El reconocer este gran poderío de Dios y su manifestación en su pueblo produce alabanza y humildad. El pueblo celebra con exultación la magnificencia y el poder de Dios. Ha de servir, cantar y adorar en el poder y el vigor que él da.

Bendiciones incontables

¡Bendito el Señor!

F. E. Marsh ha enumerado algunas de estas bendiciones.

1. Una aceptación que nunca puede ser cuestionada
2. Una herencia que jamás puede ser perdida
3. Una liberación que nunca puede ser perdida
4. Una gracia que nunca puede ser limitada
5. Una esperanza que nunca puede ser frustrada
6. Una abundancia que nunca puede ser retirada
7. Un gozo que nunca puede ser disminuido
8. Una proximidad a Dios que nunca puede ser deshecha
9. Una paz que nunca puee ser perturbada
10. Una salvación que nunca puede ser anulada

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR