Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Números 22: Balac manda llamar a Balaam

El episodio de Balaam

Este pasaje, quizá más que cualquier otro en el Pentateuco, demuestra la futilidad de intentar asignar diferentes fuentes literarias en base al uso de los nombres divinos usados. Los nombres de Dios y Jehová se usan en un pasaje poético como expresiones paralelas o como sinónimos.

Además, el comentarista Wenham argumenta que el pasaje como está revela una unidad literaria porque refleja un plan coherente que emplea una estructura triple. Primeramente Balaam tiene tres encuentros con Dios, los primeros dos en casa y el tercero en el camino. En el tercero, el ángel de Jehová aparece tres veces a la asna, que intenta evitarle tres veces y es azotada por Balaam tres veces. Al llegar al rey de Moab, Balaam ofrece sacrificios e intenta maldecir a Israel tres veces. En los primeros dos encuentros de cada ciclo, Balaam toma la iniciativa en buscar a Dios, pero en los últimos encuentros de cada ciclo, es Dios el que toma la iniciativa en buscar a Balaam. Hay otra correspondencia entre la última escena de cada ciclo en que son más largas que las escenas anteriores. Finalmente, hay varias alusiones en cada escena a lo que pasó en las otras escenas. Todo esto parece apoyar la unidad del pasaje.

La historia de Balaam y Balac. Balaam era un adivino, aparentemente de renombre, de Siria o de PadánAram, cerca del río Eufrates. Cómo llegó a conocer a Jehová no lo sabemos, pero el relato lo presenta varias veces como uno que por lo menos conoce a Jehová. La historia está llena de ironía, que a menudo le da una nota cómica, aunque los temas tratados son muy serios. Aunque Balaam tiene el nombre de ser un gran vidente, resulta que su asna (un animal notado por su terquedad y estupidez) demuestra más perspicacia espiritual que él. Y aunque Balaam persiste obstinadamente en su intento de maldecir a Israel, Jehová lo utiliza como su instrumento para bendecir al pueblo y para anunciar promesas del futuro glorioso de Israel. Aun pronuncia una profecía que los judíos interpretaron como una profecía mesiánica.

¿Qué podemos concluir en cuanto al carácter de Balaam? En Números 22-24, parece que todo lo que se dice acerca de él es positivo. Es un profeta de Jehová que fielmente anuncia la palabra de Jehová, a pesar de los grandes incentivos ofrecidos por los enemigos del pueblo de Dios de hacer otra cosa. Pero otros pasajes, lo condenan rotundamente. El pasaje clave dice que las hijas de Madián involucraron a los israelitas en la idolatría, que trajo como consecuencia la ira divina sobre Israel, por el consejo de Balaam. La diferencia parece tan grande que varios eruditos creen que había dos tradiciones contradictorias acerca de Balaam.

Hay algunos indicios aun en los capítulos 22-24 de que el carácter de Balaam no es del todo bueno. La afirmación de Balaam en 22:18 de que ni una casa llena de plata y oro puede desviarle de declarar la palabra de Jehová da la impresión de que Balaam no tiene ningún interés en la ganancia material. Pero en el antiguo Medio Oriente, uno podía fingir una actitud de indiferencia en cuanto al dinero como una táctica astuta para obtener un precio más alto. El énfasis continuo de Balaam en que no puede hacer nada más que anunciar la palabra de Jehová puede ser una manera de enfatizar la autoridad divina de sus pronuncios para obtener un precio más alto en vez de una indicación de la santidad de Balaam. Parece que Balaam generalmente aceptaba los honorarios del adivino aunque no se dice explícitamente que los aceptó en este caso. También usaba encantamientos. Los adivinos y encantadores son una abominación a Jehová. Entonces hay indicaciones de que Balaam no era el santo que algunos intérpretes han pensado.

Balaam fue el instrumento que Dios usó para anunciar profecías impresionantes en cuanto al futuro de su pueblo y aun de la venida del Mesías. Con todo, no debemos dejar que esto nos engañe en cuanto al carácter de Balaam. Si Dios puede hablar a través de una asna, seguramente lo puede hacer a través de un hombre, aun uno que va en contra de los propósitos divinos. El énfasis en el relato cae sobre el poder de Dios, no sobre la santidad ni la aptitud del instrumento usado. Varias veces en la Biblia encontramos que profetas falsos y hombres no piadosos pueden predecir acontecimientos. Ni profecías ni otras señales pueden garantizar el carácter ni la santidad del que las hace.

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar