Ministerio basado en principios bíblicos para servir con espíritu de excelencia, integridad y compasión en nuestra comunidad, nuestra nación y nuestro mundo.

Logo

Salmo 106: Confesión de las rebeldías de Israel.jpg

Salmo 106:1  ¡Aleluya! Dad gracias al SEÑOR, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia.

El Salmo 106 continúa el relato del precedente de manera diferente: presenta en forma realista el pecado de Israel hasta su destrucción por Babilonia.

Mientras el Salmo 105 es un resumen de la fidelidad de Dios, el 106 es un resumen de la pecaminosidad del hombre a lo largo de la historia. El Salmo 105 abarca los sucesos hasta el éxodo de Egipto y el Salmo 106 abarca los hechos desde el éxodo hasta lo que parece ser el cautiverio babilónico

Salmo 106:2  ¿Quién puede relatar los poderosos hechos del SEÑOR, o expresar toda su alabanza?

Si alguna vez nos detenemos para hacer una lista de los milagros que hay en la Biblia, nos sorprenderemos. Incluyen cada aspecto de la vida. Mientras más pensamos en lo que Dios ha hecho, más apreciamos los milagros que ha realizado en nuestras vidas: nacimiento, desarrollo de la personalidad, amigos amorosos y familia, dirección específica, sanidad, salvación… la lista es interminable. Si cree que nunca ha visto un milagro, mire más de cerca y verá el poder de Dios y su intervención amorosa en su favor. ¡Dios sigue realizando grandes prodigios!

Salmo 106:3  Bienaventurados los que guardan el juicio, los que practican la justicia en todo tiempo.

Salmo 106:4  Acuérdate de mí, oh SEÑOR, en tu bondad hacia tu pueblo; visítame con tu salvación,

Salmo 106:5  para que yo vea la prosperidad de tus escogidos, para que me regocije en la alegría de tu nación, para que me gloríe con tu heredad.

Salmo 106:6  Nosotros hemos pecado como nuestros padres, hemos hecho iniquidad, nos hemos conducido impíamente.

Pecamos : Esta sección inicia el relato de las siete ocasiones en que Israel se rebeló contra Dios durante su peregrinación por el desierto.

Salmo 106:7  Nuestros padres en Egipto no entendieron tus maravillas; no se acordaron de tu infinito amor, sino que se rebelaron junto al mar, en el mar Rojo.

Salmo 106:8  No obstante, los salvó por amor de su nombre, para manifestar su poder.

Salmo 106:9  Reprendió, pues, al mar Rojo, y se secó; y los condujo por las profundidades, como por un desierto.

Salmo 106:10  Los salvó de mano del que los odiaba, y los redimió de mano del enemigo.

Salmo 106:11  Las aguas cubrieron a sus adversarios, ni uno de ellos escapó.

Salmo 106:12  Entonces creyeron en sus palabras, y cantaron su alabanza.

Salmo 106:13  Pero pronto se olvidaron de sus obras; no esperaron su consejo.

En el desierto, los israelitas estaban tan interesados en obtener la comida y el agua que ellos querían, que se cegaron con respecto a los deseos de Dios. Les preocupaba más la gratificación física inmediata que la satisfacción espiritual duradera. No querían lo mejor y se negaron a confiar en el cuidado y en la provisión de Dios. Si se queja lo suficiente, quizás Dios le dé lo que pide, aunque no sea lo mejor para usted. Si no obtiene lo que quiere, a lo mejor Dios sabe que no es lo mejor para sus intereses. Confíe en su cuidado y provisión.

Salmo 106:14  Tuvieron apetitos desenfrenados en el desierto, y tentaron a Dios en las soledades.

Salmo 106:15  El les concedió lo que pedían, pero envió una plaga mortal sobre ellos.

Salmo 106:16  Cuando en el campamento tuvieron envidia de Moisés, y de Aarón, el santo del SEÑOR,

Salmo 106:17  la tierra se abrió y tragó a Datán, y se cerró sobre el grupo de Abiram.

Salmo 106:18  Un fuego ardió contra su grupo, la llama consumió a los impíos.

Salmo 106:19  Hicieron un becerro en Horeb, y adoraron una imagen de fundición;

Salmo 106:20  cambiaron su gloria por la imagen de un buey que come hierba.

El punzante juicio de Pablo sobre las prácticas idólatras de la humanidad que cambiaba la gloria del Dios incorruptible, está contenido en este versículo

Salmo 106:21  Se olvidaron de Dios su Salvador, que había hecho grandes cosas en Egipto,

Salmo 106:22  maravillas en la tierra de Cam, y cosas asombrosas en el mar Rojo.

La tierra de Cam es Egipto.

Salmo 106:23  El dijo que los hubiera destruido, de no haberse puesto Moisés, su escogido, en la brecha delante de El, a fin de apartar su furor para que no los destruyera.

«De no haberse interpuesto Moisés» significa que Moisés oficiaba como intercesor del pueblo. Esto se refiere al tiempo cuando Dios quería destruir al pueblo por adorar el becerro de oro

Salmo 106:24  Aborrecieron la tierra deseable, no creyeron en su palabra,

Salmo 106:25  sino que murmuraron en sus tiendas, y no escucharon la voz del SEÑOR.

Salmo 106:26  Por tanto, les juró abatirlos en el desierto,

Salmo 106:27  y esparcir su simiente entre las naciones, y dispersarlos por las tierras.

Salmo 106:28  Se unieron también a Baal-peor, y comieron sacrificios ofrecidos a los muertos.

Baal es el título que se aplicaba a cualquiera de los dioses cananeos. Peor era probablemente uno de los santuarios donde se adoraba a Baal. Se unieron : Se refiere a la inmoralidad que cometió Israel con las prostitutas del culto de Baal

Salmo 106:29  Le provocaron, pues, a ira con sus actos, y la plaga se desató entre ellos.

Salmo 106:30  Entonces Finees se levantó e intervino, y cesó la plaga.

Salmo 106:31  Y le fue contado por justicia por todas las generaciones para siempre.

Salmo 106:32  También le hicieron enojarse en las aguas de Meriba, y le fue mal a Moisés por culpa de ellos,

Salmo 106:33  puesto que fueron rebeldes contra su Espíritu, y él habló precipitadamente con sus labios.

Salmo 106:34  No destruyeron a los pueblos, como el SEÑOR les había mandado,

Naciones : La desobediencia de Israel continuó en la tierra prometida, adoptando sus costumbres a las imperantes en las tribus paganas; la peor de las cuales era el sacrificio de niños.

Israel se apartó constantemente de Dios. Después de los grandes milagros que presenciaron, ¿cómo pudieron apartarse de Dios y adorar los ídolos de la tierra? Nosotros también hemos visto grandes milagros, pero a veces nos sentimos atraídos por los dioses del mundo: poder, conveniencia, fama, sexo y placer. Así como Israel se olvidó de Dios, también nosotros somos dados a olvidarlo y a corrompernos por un mundo de maldad. Recuerde todo lo que Dios ha hecho por usted para que así los placeres del mundo no lo separen de El.

Salmo 106:35  sino que se mezclaron con las naciones, aprendieron sus costumbres,

Salmo 106:36  y sirvieron a sus ídolos que se convirtieron en lazo para ellos.

Salmo 106:37  Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios,

La existencia de demonios es confirmada por Pablo

Salmo 106:38  y derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán, y la tierra fue contaminada con sangre.

Salmo 106:39  Así se contaminaron en sus costumbres, y fueron infieles en sus hechos.

Salmo 106:40  Entonces se encendió la ira del SEÑOR contra su pueblo, y El aborreció su heredad.

Dios permitió que llegaran los problemas a los israelitas para ayudarlos. Nuestros problemas pueden ser útiles porque:

(1) nos humillan,
(2) nos apartan de las tentaciones del mundo y nos dirigen de nuevo a Dios,
(3) vitalizan nuestras oraciones,
(4) permiten que experimentemos más la fidelidad de Dios,
(5) nos hacen más dependientes de Dios,
(6) nos alientan a someternos al propósito de Dios para nuestra vida, y
(7) nos hace más compasivos hacia los que tienen problemas.

Salmo 106:41  Los entregó en mano de las naciones, y los que los aborrecían se enseñorearon sobre ellos.

Salmo 106:42  Sus enemigos también los oprimieron, y fueron subyugados bajo su poder.

Salmo 106:43  Muchas veces los libró; ellos, sin embargo, fueron rebeldes a su consejo, y se hundieron en su iniquidad.

Muchas veces se refiere a la era de los jueces, cuando Dios levantó repetidamente a libertadores de Israel.

Salmo 106:44  Sin embargo, El vio su angustia al escuchar su clamor;

Salmo 106:45  y por amor a ellos se acordó de su pacto, y se arrepintió conforme a la grandeza de su misericordia.

Salmo 106:46  Les hizo también objeto de compasión en presencia de todos los que los tenían cautivos.

Salmo 106:47  Sálvanos, oh SEÑOR, Dios nuestro, y reúnenos de entre las naciones, para dar gracias a tu santo nombre, y para gloriarnos en tu alabanza.

Recógenos : El salmista escribe durante la era que siguió a la cautividad babilónica, cuando los judíos se dispersaron por todo el Medio Oriente. Naciones, goyim: Los gentiles, los paganos, las gentes o los pueblos. Esta es la forma plural de goy  que significa «nación» o «gentil». Generalmente goy designa un grupo definido de gente visto desde la perspectiva externa de otro grupo. Aunque goy ocasionalmente se refiere a Israel, por lo general Israel se opone enfáticamente a los goyim  Se profetizó que Israel no sería contada entre las naciones, sino que moraría sola

Salmo 106:48  Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel, desde la eternidad y hasta la eternidad. Y todo el pueblo diga: Amén. ¡Aleluya!

Bendito : Este versículo sirve como una doxología al «Libro cuarto», una de las colecciones de salmos antiguos.

Suplica comunitaria. Confesion de fracasos

Como el Salmo anterior, este Salmo da un repaso de la historia de Israel. El énfasis contrasta con el del Salmo 105, pues en éste, un salmo hímnico, se alaba a Dios por sus grandes victorias, mientras en el 106, un salmo penitencial, el pueblo falla constantemente. El Salmo destaca la paciencia y la misericordia de Dios. Conlleva un énfasis penitencial y didáctico. El salmista y el pueblo confiesan su pecado y procuran perdón. A la vez, al explicar la falla del pueblo en el pasado, el salmista quiere enseñarle cómo evitar tales fracasos en el futuro.

Alabanza a Dios

Correctamente el salmista empieza alabando a Dios. Dios siempre merece nuestra alabanza. Aunque casi todo el Salmo va a tener un tenor pesimista de fracaso, el salmista puede alabar a Dios sinceramente porque se ha resaltado la misericordia de Dios.

Los versículos 2 y 3 apuntan a las condiciones de la persona que puede alabar a Dios y hablar de sus proezas. Es la que practica justicia, la que quiere obedecer y agradar a Dios. Y ellos son bienaventurados. En los Salmos hay 26 bienaventuranzas

Clamor personal

El salmista expresa su sentir personal; busca el perdón de Dios. A la vez se solidariza también con todo el pueblo. El que enseña y el que intercede por todo el pueblo tiene que ser perdonado por Dios y vestido de su salvación. El propósito del salmista es alabar a Dios y que me alegre con la alegría de tu pueblo. La alegría del que ama a Dios está siempre ligada con el pueblo y la gloria de Dios.

De duda a fe

El salmista se identifica con el pecado del pueblo y con sus padres. Un avivamiento normalmente empieza con confesión de pecado.

El párrafo muestra cómo los israelitas dudaban de Dios cuando estaban en apuros junto al mar Rojo. A pesar de eso, Dios les salvó de los egipcios por medio de un gran milagro. Según el versículo 12, esto produjo fe en los israelitas. En su misericordia, Dios a menudo hace señales y prodigios que ayudan a aumentar la fe.

Aunque esta estrofa da cierta nota positiva, pues los israelitas cambiaron su actitud y creyeron, el salmista empieza a presentar una serie de fallas del pueblo de Israel. Tiene un propósito en esto; quiere enseñar al pueblo de ahora cómo evitar las mismas fallas. Aunque nos pareciera muy alejado de nosotros, cada una de las causas de los fracasos de Israel puede advertirnos contra causas semejantes que producen fracasos en la vida cristiana y en la iglesia.

Aquí no entendieron y no se acordaron de los prodigios que Dios hizo y había hecho. ¿Por qué eran culpables por no entender las maravillas que Dios hizo? Porque el entendimiento de cualquier persona está condicionado por la actitud de entrega a Dios y la apertura a él. Por esta falta de entrega y apertura a Dios, los israelitas no entendieron y se rebelaron. A menudo la falta de obediencia se debe sencillamente a la falta de fe; porque uno no cree que Dios hará algo especial en esta situación.

Descontento

Ahora el salmista empieza a confesar una larga lista de pecados que ha cometido el pueblo a través de los años. Lo hace en actitud de penitencia, identificándose con su pueblo. Pronto se olvidaron. Sólo tres días después de la gran liberación en el mar Rojo empezaron a quejarse por falta de agua; después de tan grande salvación (hacía solamente tres días) uno esperaría que podrían confiar en que Dios proveería agua.

Una razón por la cual se olvidaron tan pronto puede encontrarse en la siguiente frase: y no esperaron su consejo. Dios quiere que oremos, pero también quiere que le escuchemos. Cuando uno busca la dirección de Dios en oración no debe solamente hablar a él, debe aprender la importancia de escuchar en silencio y ser sensible a la voz de Dios, a lo que él quiere decirle.

Más adelante, el pueblo se puso descontento con la monotonía de su dieta. Seguramente podrían haber pedido carne, pero su error era amar más satisfacer sus propios apetitos que obedecer a Dios. El comentario del versículo 15 conlleva una gran advertencia para nosotros: Les dio… pero envió a sus almas debilidad. A Dios le complace dar lo que sus hijos piden; pero nosotros hemos de examinar nuestra motivación; ¿pedimos lo que nos conduce más al conocimiento de Dios?

Celos

Cuando Dios está obrando en su pueblo y está usando líderes consagrados, a menudo surgen celos hacia ellos. En este caso los celos de otros líderes contra Moisés afectaron a todo un sector del pueblo. Dios los tuvo que castigar duramente, pues insiste en que su pueblo respete a las personas que él designó como líderes.

Idolatría

Parece imposible que el pueblo pudiera volver tan pronto a los ídolos, pero debemos recordar su trasfondo. En su ambiente era normal que la gente usara algo para representar la presencia de su dios. Un toro podría simbolizar gran poder, pero jamás representaría la santidad de Dios. Ninguna representación terrenal puede hacer justicia a quien es Dios; así Dios prohíbe toda imagen en la adoración a él.

El becerro, similar a Apis, el dios egipcio

Aquí también se ve la obra intercesora de Moisés. Dios hubiera destruido a todo el pueblo si Moisés no hubiera intercedido por él. La Biblia hace claro que la intercesión de sus siervos cambia los hechos, cambia la historia.

Rebelión

Aquí el salmista habla del acontecimiento en Cadesbarnea cuando el pueblo escuchó a los diez espías incrédulos. La incredulidad es la causa de la rebelión contra Dios. La decisión de los diez espías y del pueblo en un momento determinó el rumbo de vida de toda una generación; tuvieron que peregrinar en el desierto hasta que esa generación murió. Dios hubiera destruido por completo el pueblo si no hubiera sido, de nuevo, por la intercesión de Moisés.

Apostasíasincretismo

La atracción de las costumbres religiosassensuales de los moabitas constituyeron otra trampa para los israelitas, y cayeron. En este caso la valentía de un hombre cambió la situación. Comieron de los sacrificios de los muertos se refiere a las fiestas de carne sacrificada a los ídolos que no son dioses vivos sino cosas muertas.

Provocación

En Meriba el pueblo provocó a Dios a enojo por sus quejas y su incredulidad. En este caso su actitud quejosa afectó a Moisés y causó que él también desobedeciera a Dios. La incredulidad del pueblo puede afectar al líder; el pueblo de Dios debe aprender a apoyar a sus líderes y fortalecerles en la fe.

Costumbres paganas

Los primeros dos capítulos de Jueces indican cómo el pueblo se contaminó con las costumbres paganas de los vecinos. Los cristianos hoy no tienen que expulsar de la comunidad a los que no creen en Cristo. Tenemos que aplicar las lecciones del AT dentro del marco del Nuevo Pacto. Lo que enseña el NT es que los creyentes tienen que echar de su propia vida las costumbres del viejo hombre. En 1 Corintios 10 Pablo usa algunos de estos mismo acontecimientos como lecciones para la vida cristiana.

Sacrificaron… a los demonios. Detrás de los ídolos hay poder o influencia de demonios. Cualquier compromiso con tales costumbres, aunque parezca inocente, conlleva peligros espirituales y físicos: No os engañéis; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechará.

Juicio y misericordia

Los versículos 40-43 repiten el ciclo vicioso de Jueces 2: el pueblo se desvió, Dios les castigó, clamaron a Dios, Dios les liberó, de nuevo dejaron de seguir a Dios. Los versículos 44-46 siguen el mismo patrón hasta el presente, que parece ser el tiempo del cautiverio en Babilonia. El salmista reconoce que el pueblo ha sido muy obstinado, pero Dios siempre es misericordioso, siempre está listo a perdonar y seguir dirigiendo a su pueblo. Por eso se anima a pedir que de nuevo Dios salve a su pueblo.

Clamor por misericordia

El clímax del Salmo es la doble petición: Sálvanos… Reúnenos. Después de la alabanza, la confesión y el arrepentimiento, el salmista puede clamar la intervención de Dios. La promesa de 2 de Crónicas 7:14 se repite a través de la Biblia: Si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, si oran y buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra.

La doxología del versículo 48 es la conclusión lógica a la fe del salmista, pues sabe que Dios escucha y contesta; por lo tanto le adora y quiere que todo el pueblo crea y adore. También esta doxología sirve como conclusión al Libro IV del Salterio.

Esta es una hermosa descripción del gran amor de Dios por su pueblo que solo merecía juicio. Afortunadamente, la fidelidad de Dios hacia nosotros no la limita nuestra fidelidad hacia El. Dios tuvo misericordia de nosotros cuando nos envió a su Hijo a morir por nuestro pecado. Si hizo esto cuando aún éramos pecadores, ¿cuánto más misericordioso será ahora que somos sus hijos?

Deja el primer comentario

Otras Publicaciones que te pueden interesar