Logo

Deuteronomio 1: Moisés recuerda a Israel las promesas de Jehová en Horeb

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Deu 1:1 Estas son las palabras que habló Moisés a todo Israel a este lado del Jordán en el desierto, en el Arabá frente al Mar Rojo, entre Parán, Tofel, Labán, Hazerot y Dizahab.

Habló Moisés a todo Israel : Deuteronomio está dirigido fundamentalmente a los laicos, de la misma manera que Levítico era un manual para uso de los sacerdotes y levitas esencialmente. El Arabá es el valle que se extiende al norte y al sur del Mar Muerto.

Davar: Una palabra, un discurso; una cosa o un asunto; un mandamiento, un reporte, un mensaje. Este multifacético sustantivo podría ser traducido por docenas de palabras en español. En el Antiguo Testamento frecuentemente se usa la frase «la palabra [davar] de Jehová», particularmente en Jeremías y Ezequiel. El primer versículo de Deuteronomio explicita el contenido del libro: «Estas son las palabras que habló Moisés a todo Israel…» El título hebreo de este libro, devarim o palabras, proviene de la primera oración. Nótese el parecido entre el hebreo davar y el griego logos. Jesús es la davar del Antiguo Testamento y el logos del Nuevo Testamento. El Señor es el mensaje de toda la Biblia.

Deu 1:2 Once jornadas hay desde Horeb, camino del monte de Seir, hasta Cades-barnea.

Once jornadas : A Israel le tomó 38 años hacer este recorrido y toda una generación de israelitas ya había muerto. Horeb designa en todo el libro de Deuteronomio excepto en 33.2 al Sinaí. El nombre aparece 12 veces en el Pentateuco, 9 de ellas en Deuteronomio.

Los israelitas pasaron cuarenta años en un viaje que debió haber durado once días. No fue la distancia lo que se interpuso entre ellos y la tierra prometida. Fue la condición de sus corazones. El propósito de Dios era más profundo que simplemente trasladar a un gran grupo de personas a una nueva tierra. El los estaba preparando para que vivieran en obediencia a El una vez que llegaran. ¿Qué de bueno tendría la tierra prometida si los israelitas eran tan malos como las naciones que ya vivían ahí? El viaje fue una parte dolorosa pero necesaria en su preparación. Por medio de él Dios enseñó a los israelitas quién era El: el Dios viviente, el Líder de la nación. También les enseñó quiénes eran ellos: una raza caída, pecadora, pronta para la rebelión y la duda. Dio a su pueblo rebelde la Ley para ayudarlos a comprender cómo relacionarse con Dios y con otros pueblos. Quizá su peregrinaje espiritual sea largo y quizás tenga que enfrentar dolor, desaliento y dificultades. Pero recuerde que Dios no está simplemente tratando de mantenerlo vivo. Quiere prepararlo para que viva una vida de servicio y devoción a El.

Deu 1:3 Y aconteció que a los cuarenta años, en el mes undécimo, el primero del mes, Moisés habló a los hijos de Israel conforme a todas las cosas que Jehová le había mandado acerca de ellos,

Deu 1:4 después que derrotó a Sehón rey de los amorreos,(A) el cual habitaba en Hesbón, y a Og rey de Basán(B) que habitaba en Astarot en Edrei.

Deu 1:5 De este lado del Jordán, en tierra de Moab, resolvió Moisés declarar esta ley, diciendo:

Resolvió Moisés declarar esta ley : Indica que Deuteronomio es una exposición de la Ley, no una repetición literal de las palabras de Dios.

El peregrinaje de cuarenta años en el desierto llega a su fin en este libro. Los sucesos en Deuteronomio cubren sólo una semana o dos del decimoprimer mes del año cuadragésimo. El decimosegundo y último mes fue dedicado al luto por la muerte de Moisés. Los israelitas entonces entraron a la tierra prometida el primer mes del año cuadragesimoprimero después del éxodo.

Deu 1:6 Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este monte.

Jehová nuestro Dios : «Jehová» es el nombre del Dios de Israel. «Nuestro Dios» es una frase que alude una estrecha relación entre Dios e Israel.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR