Logo

Deuteronomio 1: Moisés recuerda a Israel las promesas de Jehová en Horeb

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

Deu 1:40 Pero vosotros volveos e id al desierto, camino del Mar Rojo.

Moisés volvió a contar la historia de la misión de los espías a la tierra prometida. Cuando los espías regresaron con informes de gigantes y ciudades amuralladas, el pueblo se acobardó y comenzó a quejarse de su situación. Pero el informe de la minoría formada por Josué y Caleb señalaba que la tierra era fértil, el enemigo era vulnerable y Dios estaba de su lado. Nos atemorizamos y no hacemos nada cuando nos concentramos en los aspectos negativos de una situación. Cuánto mejor es concentrarse en lo positivo: la dirección y las promesas de Dios. Cuando tenga que enfrentar una decisión importante y sepa lo que tiene que hacer, avance por fe. Concéntrese en lo positivo y confíe en Dios para derrotar lo negativo. Los problemas no tienen que privarlo de la victoria.

La derrota en Horma

Deu 1:41 Entonces respondisteis y me dijisteis: Hemos pecado contra Jehová; nosotros subiremos y pelearemos, conforme a todo lo que Jehová nuestro Dios nos ha mandado. Y os armasteis cada uno con sus armas de guerra, y os preparasteis para subir al monte.

Deu 1:42 Y Jehová me dijo: Diles: No subáis, ni peleéis, pues no estoy entre vosotros; para que no seáis derrotados por vuestros enemigos.

Deu 1:43 Y os hablé, y no disteis oído; antes fuisteis rebeldes al mandato de Jehová, y persistiendo con altivez subisteis al monte.

Deu 1:44 Pero salió a vuestro encuentro el amorreo, que habitaba en aquel monte, y os persiguieron como hacen las avispas, y os derrotaron en Seir, hasta Horma.

Sse dice que tanto los amalecitas como los cananeos participaron en esta contienda. Los dos términos se usan a veces indistintamente.

Deu 1:45 Y volvisteis y llorasteis delante de Jehová, pero Jehová no escuchó vuestra voz, ni os prestó oído.

Deu 1:46 Y estuvisteis en Cades por muchos días, los días que habéis estado allí.

Es característico del ser humano no apreciar el bien hasta que éste se pierde. A pesar de sus esfuerzos por corregir sus errores, los israelitas continuaron rebelándose contra Dios. En un vano intento de burlar el mandato de Dios, son desastrosamente derrotados y empujados a Horma , que quiere decir «destrucción». El pueblo de Dios debe actuar cuando él lo dispone.

El primer mensaje de Moisés

El carácter exhortatorio del libro de Deuteronomio se ve claramente en los tres sermones que Moisés predicó a Israel en la tierra de Moab. El primer sermón es un repaso de la historia de Israel y enfatiza la obra de Dios a favor de Israel. Moisés apela al pueblo a considerar y afirmar su lealtad a Jehová y al pacto hecho en el monte Sinaí. El sermón incluye una exhortación a la obediencia, una advertencia contra la idolatría y otra exhortación al pueblo a ser fiel a la ley.

Una reseña histórica

El pacto establecido por Dios en el monte Sinaí sigue el modelo de los tratados internacionales comunes entre las naciones del Antiguo Oriente del segundo milenio a. de J.C. El libro de Deuteronomio es similar a los tratados de soberanía usados en el Imperio Hitita, un pueblo que vivía en Anatolia. Entre los diversos elementos de los tratados internacionales de soberanía está la reseña histórica. Esta introducción histórica presenta algo similar a lo que el gran rey de los hititas había hecho por sus vasallos.

El primer sermón de Moisés contiene una reseña histórica que delinea la obra redentora de Jehová, el gran rey, a favor de Israel, su siervo, desde la salida del pueblo del monte Sinaí hasta el momento en que Israel se preparaba para entrar en la tierra prometida.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR