Logo

2 de Crónicas 32: Senaquerib invade a Judá

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

2 de Crónicas 32:18  Y proclamaron esto a gran voz en la lengua de Judá al pueblo de Jerusalén que estaba sobre la muralla, para espantarlos y aterrorizarlos, para así poder tomar la ciudad.

2 de Crónicas 32:19  Y hablaron del  Dios de Jerusalén como de los  Dioses de los pueblos de la tierra, obra de manos de hombres.

2 de Crónicas 32:20  Pero el rey Ezequías y el profeta Isaías, hijo de Amoz, oraron sobre esto, y clamaron al cielo.

2 de Crónicas 32:21  Y el Señor envió un ángel que destruyó a todo guerrero valiente, comandante y jefe en el campamento del rey de Asiria. Así regresó avergonzado a su propia tierra. Y cuando había entrado al templo de su  Dios, algunos de sus propios hijos lo mataron allí a espada.

ángel, mal<ach;: Mensajero, embajador; alguien enviado a desempeñar una tarea o comunicar un mensaje. Específicamente, aquí se refiere a un «ángel» o mensajero celestial del Señor. Mal<ach se halla más de 200 veces, y generalmente se traduce como «ángel» (aunque a menudo también como «mensajero» o «enviado», cuando se refiere a mensajeros humanos;). Los ángeles, que se mencionan muy a menudo en las Escrituras hebreas, fueron enviados para asistir o informar a los patriarcas, Balaam, David, el profeta Zacarías y otros. No todos los ángeles son del tipo «angelical»; véanse Proverbios 16:14 (donde se traduce como «mensajero de muerte»). El Salmo 104:4 describe las cualidades sobrenaturales (fuego y espíritu) de los mensajeros del Señor.

2 de Crónicas 32:22  Así salvó el Señor a Ezequías y a los habitantes de Jerusalén de mano de Senaquerib, rey de Asiria, y de mano de todos los demás, y los guió por todas partes.

2 de Crónicas 32:23  Y muchos traían presentes al Señor en Jerusalén y presentes valiosos a Ezequías, rey de Judá, de modo que después de esto fue engrandecido delante de todas las naciones.

2 de Crónicas 32:24  En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte; y oró al Señor, y El le habló y le dio una señal.

2 de Crónicas 32:25  Mas Ezequías no correspondió al bien que había recibido, porque su corazón era orgulloso; por tanto, la ira vino sobre él, sobre Judá y sobre Jerusalén.

2 de Crónicas 32:26  Pero después Ezequías humilló el orgullo de su corazón, tanto él como los habitantes de Jerusalén, de modo que no vino sobre ellos la ira del Señor en los días de Ezequías.

2 de Crónicas 32:27  Y tenía Ezequías inmensas riquezas y honores. Hizo para sí depósitos para plata, oro, piedras preciosas, especias, escudos y toda clase de objetos de valor.

2 de Crónicas 32:28  Hizo también almacenes para el producto de granos, vino y aceite, corrales para toda clase de ganado y apriscos para los rebaños.

2 de Crónicas 32:29  Se edificó ciudades y adquirió rebaños y ganados en abundancia, porque  Dios le había dado muchísimas riquezas.

2 de Crónicas 32:30  Ezequías fue el que cegó la salida superior de las aguas de Gihón y las condujo al lado occidental de la ciudad de David. Ezequías prosperó en todo lo que hizo.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR