Logo

2 de Crónicas 32: Senaquerib invade a Judá

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

2 de Crónicas 32:31  Aun en el asunto de los enviados de los gobernantes de Babilonia, que mandaron a él para investigar la maravilla que había acontecido en la tierra,  Dios lo dejó solo para probarle, a fin de saber El todo lo que había en su corazón.

Una prueba puede revelar el verdadero carácter de la persona.  Dios probó a Ezequías para ver cómo era él en realidad y para mostrarle sus propios defectos y la actitud de su corazón.  Dios no abandonó totalmente a Ezequías, no lo tentó a pecar ni le tendió una trampa. La razón de la prueba era para fortalecer a Ezequías, desarrollar su carácter y prepararlo para las tareas que tenía por delante. En momentos de éxito, la mayoría de nosotros podemos vivir correctamente. Pero la presión, los problemas o el dolor retiran rápidamente nuestro recubrimiento de bondad a menos que nuestra fortaleza venga de  Dios. ¿Cómo es usted bajo presión o cuando todo va mal? ¿Se da por vencido o se vuelve a  Dios? Aquellos que poseen una relación constante con  Dios, no tienen que preocuparse de lo que la presión revele acerca de ellos.

Babilonia estaba creciendo lenta y silenciosamente para llegar a ser una potencia mundial. Al mismo tiempo, el Imperio Asirio estaba decayendo lentamente debido a rivalidades internas y a una sucesión de reyes débiles. Cuando Asiria fue finalmente aplastada en 612 a.C., Babilonia, bajo el gobierno de Nabucodonosor, se colocó en el sitio prominente que ocupara Siria.

¿Por qué dejó  Dios a Ezequías? Después de que Ezequías fue sanado de su enfermedad, aparentemente desarrolló una actitud soberbia. Cuando llegaron los embajadores para preguntar acerca de su curación milagrosa,  Dios dio un paso atrás para ver la forma en la que Ezequías respondería. Desafortunadamente, las acciones de Ezequías revelaron su soberbia. Señaló sus propias hazañas y no las de  Dios. El orgullo es una actitud que eleva nuestro esfuerzo o habilidades por encima de las de  Dios, o trata con desdén su obra en nosotros, nos provoca a felicitarnos a nosotros mismos por nuestro éxito y a menospreciar a otras personas.  Dios no se opone a la autoconfianza, a la autoestima saludable o a las satisfacciones por nuestros logros. Se opone a la actitud necia de acreditarnos lo que El ha hecho o por sentirnos superiores a otros.

Manases
Un simple resumen de la maldad del rey Manasés nos enferma. Nos preguntamos cómo pudo  Dios haberlo perdonado alguna vez. No sólo ofendió a  Dios intencionalmente al profanar su templo con ídolos, sino que además adoró  Dioses paganos y ¡hasta sacrificó a sus hijos a ellos! El sacrificio de niños es un acto vil de la idolatría pagana, un acto en contra de  Dios y de la gente. Tales pecados evidentes requieren una corrección severa.

Dios mostró su justicia a Manasés al advertirle y al castigarlo. Mostró misericordia cuando respondió al sincero arrepentimiento de Manasés, con perdón y restauración. Dada la naturaleza de la rebelión de Manasés, no nos sorprende el castigo de  Dios: derrota y exilio a manos de los asirios. Pero el arrepentimiento de Manasés y el perdón de  Dios son inesperados. La vida de Manasés cambió. Se le dio un nuevo comienzo.

¿Hasta dónde ha ido  Dios para lograr su atención? Alguna vez, como Manasés, ¿ha entrado en razón y ha implorado la ayuda de  Dios? Lo único que lo separa a usted de  Dios y su perdón total, es su arrepentimiento y una oración pidiéndole una nueva actitud.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR