Logo

Proverbios 6: Amonestación contra la pereza y la falsedad

Una Publicación escrita por uno de esos ángeles que se encuentran por doquier que nos prestan sus alas cuando se nos olvida cómo volar. Conviértete en uno de ellos y compártela. Será de Bendición para ti y para el que la reciba.

La flojera, una causa del hambre Esta sección es el segundo proverbio extendido sobre el campo económico. Se une a la sección anterior por la palabra vé, la misma palabra que fue traducida anda en el versículo 3. Asimismo, se puede decir ahora: “Anda a la hormiga”, no vé (en el sentido de mirar) a la hormiga como popularmente se escucha.

Hay dos novedades del pasaje. Primeramente se encuentra el primero de los dichos utilizando la naturaleza, específicamente el reino animal, para enseñar a los jóvenes algunas lecciones de la vida. Sin embargo, no son muchos aquellos pasajes en Proverbios. 1 Reyes 4:33 recuerda la forma en que Salomón disertó acerca de las plantas… Asimismo disertó sobre los cuadrúpedos, las aves, los reptiles y los peces. Ahora bien, hay pocos pasajes que exponen sobre las virtudes de los animales, pero, es cierto a la vez, que hay muchas metáforas utilizando características animales para subrayar alguna virtud o peligro. Por ejemplo, se ha comparado la esposa a una cierva, el león rugiente al rey indignado, etc. Así la presencia de los dichos incorporando al reino animal es más grande que lo pensado a primera vista.

En segundo lugar, es el primer pasaje para tratar el tema de la negligencia en el trabajo por causa de la flojera. La preocupación del maestro se puede ver en el libro. Los versículos 10, 11 se encuentran en 24:33, 34, obviamente un dicho muy ampliamente conocido. Por lo tanto, hay dos versículos repetidos en su totalidad en otros versículos. Parece ser que había una imagen fija sostenida ya por estos proverbios acerca del perezoso.

La hormiga es un maestro muy humilde que hace su trabajo y nunca va a jactarse de su sabiduría. La hormiga es una criatura muy vieja en la tierra, ya que hay fósiles que se fechan unos cien millones de años en que aparecen unas hormigas. Se estima, basado en la información disponible, que existen unas 5.000 especies de hormigas, y por ende un millón de hormigas por cada cinco personas. Así que no hay una falta de hormigas en el planeta. Buscar una hormiga para observarla no es difícil. Es uno de los insectos más flexibles en la historia del mundo. La palabra hebrea para la hormiga es nemalah, que viene de un sonido muy suave, casi silencioso que emite el insecto. Se sabe que es la hormiga cosechadora que habita con más frecuencia en los lugares áridos de la Palestina, viviendo como indica el nombre a través de una intensa labor recolectando semillas.

El imperativo se dirige al perezoso, para que vaya a la hormiga para observarla. Es la primera vez que se ha dirigido la palabra a alguien que no sea el hijo mío o los hijos. Seguramente, la palabra está dirigida en una forma retórica y no se encuentra ante el maestro algún perezoso; al menos los jóvenes todavía no son flojos aunque siempre existe el potencial. La palabra hebrea para el perezoso es ‘atsel, que viene de la raíz que significa el movimiento lento y con una conciencia de ser despertado muy reducida, como a paso de tortuga. La palabra es exclusiva de Proverbios. A través de la información se puede conocer muy de cerca la naturaleza del haragán. Es tan flojo que no está dispuesto a levantar la mano del plato para comer. Está autoengañado pensando que es más sabio que siete hombres hábiles. Por lo general no trabaja, pero si fuera necesario, él siempre tiene una excusa para no trabajar, aunque sea absurda. Tiene un campo pero está muy descuidado, con los cardos y las ortigas creciendo. Siempre se olvida de la estación del año pues no está interesado en esforzarse para producir. Sorprendentemente, el perezoso tiene un deseo para lograr algo, pero no se cumple porque no hay un esfuerzo para hacerlo. Por fin, se observa el campo, la viña y el cerco de piedras del haragán (24:30–34), todo descuidado y abandonado. Ya las ortigas y los cardos están tomando la propiedad. El flojo no hace una contribución a la sociedad, y deja su familia necesitada.

Las palabras observa, caminos y sabio son todas muy frecuentes en Proverbios. De todas las formas de la raíz ra’ah, hay más de 1.300 veces que aparecen en el AT y significa “ver” o “mirar”. En el mismo sentido la palabra “camino”, de la palabra hebrea común derek, se encuentra más de 700 veces en el AT y unas 75 veces en Proverbios. El sentido literal de la palabra es un camino que traza una senda en el desierto o en las montañas o cerca de la costa. Pero aquí en 6:6 y en la mayoría de los pasajes de Proverbios el sentido metafórico es del comportamiento, la conducta y el estilo de vida del individuo.

Deja una respuesta

Pastor Lionel

Evangelista. Autor de Vida de Jesús un Evangelio Armonizado; Sancocho Cristiano Vols.: I-IV y Bendiciones Cristianas Vols.: I y II. Libre entre los hombres, esclavo y siervo de Nuestro Señor Jesucristo

Comparte en tus Redes Favoritas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sermones

Ilustraciones

Estudia La Biblia

Pide información sobre Nuestra Alianza

Al enviar esta solicitud aceptas los Términos y Condiciones de ACPI PR